Imágenes de la ciencia en la Biblioteca pública de Nueva York

imagen_nyplUna de las imágenes que se muestran en la Colección de la NYPL

La Biblioteca pública de Nueva York ofrece una colección digital de imágenes e ilustraciones científicas entre las que se encuentran algunas de tipo médico.

Esta colección tiene su origen en los materiales seleccionados para la exposición Seeing is Believing (Ver es creer) que tuvo lugar en la propia biblioteca entre el 23 de octubre de 1999 y el 19 de febrero de 2000.

Según se puede leer en el sitio web, la exposición mostraba tres categorías de imágenes científicas. En primer lugar la que permite a los espectadores “ver” o comprender información que desafía la observación directa mediante el uso de diferentes métodos . En segundo lugar, la que se basa en la observación selectiva de la realidad, como las láminas de la Fabrica de Vesalio. El tercer tipo, la imagen que actúa como un registro de observación directa y comunicación, como los pasos para realizar un experimento, o simplemente el equipo necesario para llevarlo a cabo.

La exposición y esta presentación digital comparten la misma condición. “Aunque no proporcionan una historia completa de la ilustración científica y médica, estas imágenes abren una ventana al cambio radical en la cosmología de la Europa moderna que comenzó alrededor de 1543 con la publicación de las obras fundamentales de Copérnico y de Vesalio, y continuó con el trabajo de Newton, Harvey, Darwin, Curie y otros “.

Los visitante pueden navegar por las 238 imágenes por tema, por autor, colección, lugar, género (impresos, mapas, esquemas, xilografías y cartas celestes). Asimismo pueden hacerlo por el editor, tipo y palabras clave.

El visitante quizás eche en falta imágenes de historia natural. Están aparte: Naturaleza ilustrada: Flores, plantas y árboles (1550-1900) e Ilustraciones zoológicas clásicas y de trabajos relacionados (1550-1900).

 

 

Anuncios

Historietas, cómic… y Medicina

medgrafCaptura parcial de la página principal del sitio web

No es menester señalar la importancia de las imágenes para la medicina en todas sus vertientes, enseñanza, investigación, divulgación, educación, etc. El uso de historietas, viñetas y cómics está muy presente en temas sobre salud, enfermedad y atención sanitaria.

En el año 2007 se lanzó GraphicMedicine, dirigido por el médico e ilustrador Ian Williams, la autora de varios libros de cómics M.K. Czerwiec, y el autor del blog This Week in Graphic Medicine Matthew Noe, formado en filosofía y especializado en “humanidades médicas”, comunicación y educación para la salud.

En 2016 la médica y artista Mónica Lalanda creó el sitio hermano en español Medicina Gráfica, que lleva como subtítulo “El papel de los cómics, las novelas gráficas y las ilustraciones en el mundo de la Medicina”.

Si entramos en el sitio web, encontramos un menú con los siguientes enlaces: “Qué es la medicina gráfica”, “Cómo utilizar esta página”, “Quiénes somos”, “Noticias y novedades”, “Portadas de novelas gráficas de salud y enfermedad, “Cómics sobre enfermedades (en red)”, y “Recursos para profesionales”.

En “Quiénes somos” se dice: “Nuestro objetivo es compartir nuestro entusiasmo sobre la manera en que la Medicina Gráfica puede ser de inmensa utilidad en el mundo de la salud y la sanidad. Somos hispanohablantes aunque felizmente no solo españoles y verás en las biografías la variedad de visiones que podemos aportar. La mayoría nos hemos conocido a través de redes sociales y todos creemos firmemente en que una mejor comunicación es posible y en la fuerza del dibujo como herramienta para lograrlo; creemos en la ilustración como potente vehículo de información pero lo más importante, no dejamos que los prejuicios de que la medicina es “algo muy serio”, nos paren.

En la misma sección encontramos los perfiles biográficos del equipo: Mónica Lalanda, Tono Villalonga, Mónica López, Juan Carlos Claro, Alejandro Martínez, José Luis de la Fuente, Rafa Marrón, Daniel Sender, y Eugenia García Amor. También el de colaboradores ocasionales como Augusto Saldaña y Gaspar Naranjo.

La lectura de la sección “Qué es la medicina gráfica” nos puede aclarar algunos términos y sus usos, como el de “Patografía gráfica”, qué tiene el cómic que no tengan otros medios y qué aporta a la esfera sanitaria, además de familiarizarnos con este mundo y su historia.

El visitante puede acercarse a este tema del cómic de forma inmediata a través de la sección “Cómics sobre enfermedades” que están disponibles de forma gratuita en red. Allí encontramos un amplio abanico de posibilidades. Asimismo, el profesional encontrará recursos de gran utilidad especialmente en el campo de la enseñanza.

De gran interés es la sección “Cómo utilizar esta página: fichas”. Sin ningún criterio de clasificación porque sus creadores señalan la dificultad que ello supone, presentan unas útiles fichas que recogen imagen de la portada, las áreas de interés y los temas que abarca el recurso correspondiente. En este momento hay disponibles 38 fichas. En esta misma página web, a la derecha, hay enlaces que llevan a la revisión extensa o reseña de las obras  más recientes y a los tweets y retweets de su twitter correspondiente. Sorprende la cantidad de obras de este tipo en castellano, algunas muy conocidas y otras que no sabíamos ni que existían y que merecen nuestro interés.

Por último, la sección de “Portadas” encontramos reproducidas las de unas sesenta obras que pueden enmarcarse dentro del área de la “Medicina gráfica”.

El sitio web originario en inglés tiene una estructura parecida: “Reseñas”, “Podcast“, “Blog“, “Encuentros y reuniones”, “Enlaces”, “Colecciones” “Acerca de…” y “Contacto”. Aquí se añaden el podcast y también el blog como elementos distintivos.

En la sección de “Reseñas” los materiales están estructurados de forma ecléctica en varias categorías: cómic, novela gráfica, educación, manga, websites de cómic, libros de imágenes, etc. Ésta es, sin duda, la parte más importante y útil para encontrar referencias que sean de nuestro interés.

La sección dedicada a “Enlaces” recoge sitios web de autores de cómics, artículos en línea, humanidades médicas y blogs. A través de “Encuentros” o reuniones anuales se puede acceder a los sitios web que recogen todo lo relacionado con cada una de las reuniones que han tenido lugar sobre el tema en los Estados Unidos mayoritariamente:  Seattle, Riverside, Baltimore… etc, y también Toronto y Londres. La correspondiente a 2018 se celebrará en Vermont del 16 al 18 de agosto. En “Series” se proporciona información sobre la serie de libros de medicina gráfica de la Penn University Press, forma de comprarlos, dejar comentarios, etc.

Buena página de recursos sobre cómic e ilustración relacionados con las ciencias sociosanitarias. Por lo menos sirve para conocer la gran cantidad de materiales existente.

Atlas de las proteínas del cuerpo humano

Este sitio web (The human protein Atlas) forma parte de un proyecto sueco que se inició en 2003 con el objetivo de “mapear” o localizar y representar todas las proteínas humanas de células, tejidos y órganos mediante la integración de varias tecnologías “ómicas”, incluidas las imágenes procedentes del estudio de anticuerpos, proteómica basada en la espectrometría de masas, transcriptómica y biología de sistemas. Está financiado por la organización sin fines de lucro Fundación Knut y Alice Wallenberg (KAW). El centro del proyecto está en el Royal Institute of Technology (KTH), en la Escuela de Biotecnología (Estocolmo, Suecia). El director del programa es el profesor Mathias Uhlén.

Este recurso abierto está destinado a los investigadores y docentes así como a la industria. En la actualidad el proyecto consta de tres partes cada una centrada en un aspecto particular del análisis genómico de las proteínas humanas: el atlas de tejidos, el atlas de la célula y el atlas de patología. El primero muestra la distribución de las proteínas en todos los tejidos y órganos del cuerpo humano. El segundo, la localización subcelular de proteínas (proporciona información de alta resolución sobre la distribución espacial de proteínas dentro de las células). Finalmente el tercero, el impacto de los niveles de proteína para la supervivencia de pacientes con cáncer (se basa en el análisis de los 17 principales tipos de cáncer utilizando datos de 8,000 pacientes).

Según se lee en el sitio web, el programa Human Protein Atlas ya ha contribuido a miles de publicaciones en el campo de la biología humana y las enfermedades y está seleccionado por la organización ELIXIR (www.elixir-europe.org) como un recurso fundamental europeo por su importancia para la amplia comunidad que se ocupa de las ciencias de la vida.

Los usuarios pueden explorar cada atlas llevando a cabo una búsqueda de texto libre desde la página principal mientras utilizan varios campos de vocabulario controlado. Desde el mismo lugar, también pueden ir directamente a cada uno de estos tres atlas.

La página principal ofrece un menú que enlaza con las siguientes secciones: “El proteoma humano”, “Noticias”, “Aprender”, “El proyecto”, “Datos técnicos”.  Cada una de estas se divide, a su vez, en otras subsecciones. “El proteoma humano” en “Los tejidos humanos”, “la célula humana”, “Patología humana”, “Clases de proteínas” y “Evidencia”. “Noticias” en “Noticias sobre artículos”, “Acontecimientos” y “Sala de prensa”. “Aprender” en un “Diccionario”, “Métodos” y “Líneas celulares”. “El proyecto” en una “Introducción”, “Organización”, “Publicaciones”, “Datos”, “Envío de anticuerpos”, “Disponibilidad de anticuerpos”, “Enlaces” y “Contacto”. Finalmente, “Datos técnicos”, Validación de anticuerpos”, “Ensayos y anotaciones”, “Advertencias” (Todos los anticuerpos generados por el proyecto Human Protein Atlas están purificados por afinidad y han sido aprobados para unirse selectivamente a su antígeno en ensayos de matriz de proteínas. A pesar de este control de calidad, no se puede excluir que algunos anticuerpos en ciertas aplicaciones no se unan al objetivo deseado.), “Datos copiables o grabables”, “Ayudas y preguntas más frecuentes”, “Licencias y citación”, “Declaración de privacidad”, e “Histórico de versiones”. Junto al menú, el usuario puede ir directamente a “Ayuda” y “Noticias”.

Captura

 

Barbie oftalmóloga

Una de las series más conocidas de Barbie es la dedicada a distintas profesiones y, por lo que vemos, en la actualidad a especialidades dentro de estas profesiones. Este sería el caso que hoy traemos aquí. En navidades pasadas hemos visto barbies doctoras de distintos modelos, barbies pediatras e incluso la odontóloga. La fecha de la nuestra es la de 2015, fabricada en China y distribuida en este caso por Mattel de México S.A.

Según leo en Wikipedia, Mattel permitió fabricar a la española Congost varios juguetes entre 1975 y 1990; entre ellos la muñeca Barbie. Se utilizaron moldes originales pero los acabados eran distintos (pelo, color de la piel, maquillaje, etc.). Algunos modelos sólo se fabricaron en nuestro país como el caso de la Barbie Top model (1878) o la Barbie décimo aniversario en España, vestida por Pertegaz. Hoy son objetos muy buscados por coleccionistas.

Barbie_oftalmologa1

Según se lee en la página web de Barbie “El conjunto de juego Barbie Oftalmóloga incluye una silla especial y una tabla para medir la agudeza visual… la paciente puede sentarse en la cómoda silla rosa, que presenta el estilo inconfundible de Barbie …. Barbie puede sujetar una herramienta con la mano para examinar la vista de su paciente y luego mostrarle la tabla con letras, que también es un expositor de gafas. Si Barbie comprueba que a la niña le hacen falta unas gafas, esta puede elegir entre cuatro modelos. Para verlo todo más claro, Barbie también tiene sus propias gafas a juego con su conjunto…”

Barbie_oftalmologa2

Hace dos años se presentó un cambio físico en la muñeca para adaptarse al siglo XXI: Hay tres modelos, la clásica, otra más delgada y una tercera con curvas y más “peso”. También se ofrecen cabellos de distintas texturas y colores, tonos de piel diferentes y rasgos faciales distintos. Esta decisión, largamente pensada, provocó que la revista Time le dedicara a la muñeca una portada con estas palabras “Y ahora, ¿podemos dejar de hablar de mi cuerpo?”.

 

Historia del botiquín

Se trata de una caja que imita a un libro. En unas paginas se cuenta en clave de humor la historia del botiquín; la siguiente pagina da acceso a una caja de 35 centímetros de larga, por 25 de ancha, que contiene diversos utensilios de plástico y cartón, que suelen formar parte de un botiquín: batea, jeringuilla, gafas, fonendoscopio, frascos, vendas, etc. Data de los años 70 y lo fabricó “Editorial Magda”, quizás de Juguetes Magda.

Historia_Botiquin_1

Historia_botiquin_2

Este ejemeplar tiene la tapa o portada decolorada por haber estado, quizás, mucho tiempo en algún escaparate. Los componentes del botiquín, sin embargo, están en muy buen estado.

Historia_botiquin_3

“Der Kleine medicus”, el pequeño médico

En 2005 apareció en Alemania el libro Der kleine Medicus cuyo autor es el profesor Dietrich Grönemeyer, médico radiólogo. Estaba dirigido a niños entre los 6 y los 14 años que están estudiando educación primaria o secundaria en su primera etapa. Contiene saberes médicos que busca transmitir a sus lectores. Les enseña conocimientos sobre sus cuerpos, sobre su funcionamiento, sus problemas, sobre la prevención de enfermedades, sobre hábitos de vida saludables, etc., a través de historias y de ilusrraciones llamativas. Una combinación de realidad y fantasía. Es más, las referencias no sólo se relacionan con la medicina occidental sino que también lo hacen a la oriental.

Kleine_medicus4

Fue traducido al castellano en 2007 con el título El pequeño médico: un viaje por el cuerpo humnano (S.A. Ediciones B y Vergara Ed., ISBN 9788466629386). En el mismo leemos: “Nano es un niño de 12 años que vive con su hermana Marie, con su madre y con su abuelo, un hombre bastante gruñón, en una casa adosada de una ciudad alemana. A Nano le gusta mucho el fútbol y los deportes en general, pero además está muy interesado en la medicina y en el cuerpo humano. Un día conoce al Doctor X, quien al ver su interés por la medicina, le invita a visitar su clínica. En ella se construyen una especie de minisubmarinos para la exploración del cuerpo humano, empleando para ello un aparato capaz de empequeñecer los objetos. Desgraciadamente, Nano, en un momento de descuido, enciende la máquina y de golpe, convertido ya en un chico minúsculo, ¡se encuentra sentado en el minisubmarino… y en el interior de un cuerpo humano!”.

Su éxito ha traido consigo otros libros así como películas, cederons, ebooks, etc. También el juego que presentamos aquí. A partir de la pregunta ¿donde se esconde el mini robot malvado Gobbot? comienza una emocionante caza a través del cuerpo humano. Los jugadores obtienen pistas sobre su paradero que descifran juntos. Al hacerlo, el conocimiento sobre el cuerpo y el tema de la salud se transmite de manera lúdica.

El juego contiene un gran tablero de juego, un libro de códigos, 54 objetivos y 16 tarjetas de escuchas, un marcador, 4 mini submarinos, 1 figura de gobbo, 5 soportes, 16 fichas, y las instrucciones. Fabricado por Kosmos, “made in Germany”.

Kleine_medicus1.jpg

Mi pequeño hospital

Un equipo para aprender y jugar. Forma parte de ¡Colecciona el pueblo entero!, donde se encuentran otros conjuntos, la granja, trenes, coches, el zoo, parque de bomberos, mi casa, aviones, construcción, etc., es decir, todos aquellos elementos que caracterizan una ciudad. Este se llama “Mi pequeño hospital”.

Contiene:

–un libro de 64 páginas a todo color que explica lo que sucede en un hospital y cómo mantener tu cuerpo sano y activo,
–una caja de cartón que se transforma en un pequeño hospital,
–dos juguetes de madera: una ambulancia y un helicóptero,
–un rompecabezas de 16 piezas robustas para crear una ciudad alrededor de un hospital,
–diversos elementos de cartón,

Cuerpo_humano3

El juego está diseñado y desarrollado en Dinamarca, y fabricado en China. Es propiedad de Globe Publishing, 2017. ISBN: 978-87-7884-142-1.

Cuerpo_humano2

Todos los equipos de juego (granja, trenes, coches, el zoo… etc.) y “Mi pequeño hospital” tienen calles que encajan entre sí. Los rompecabezas, las casas y los juguetes de madera permiten crear una ciudad entera.

mi_pq_hospital