Redes sociales y su beneficio para la salud: documento de la OPS

Los organismos internacionales de la salud como la OMS y la OPS (Organización Panamericana de Salud) son conscientes de que la información de la salud es un derecho de cualquier ciudadano. Los medios tecnológicos actuales facilitan esta labor, especialmente las redes sociales y las llamadas herramientas web 2.0.

El Área de Gestión del Conocimiento y Comunicación DD/KMC ha impulsado un documento colaborativo sobre el uso de las redes sociales en lesta Organización, borrador que está disponible en formato pdf en la red, con el siguiente índice:

1. Introducción
1.1. Concepto: Web 2.0
1.2. Internet y Redes sociales en las Américas
1.3. Redes sociales en el ámbito sanitario

2. Redes sociales en la organización Panamericana de la Salud OPS/OMS
2.1. Antecedentes
2.2. Visión
2.3. Audiencia
2.4. Aplicabilidad
2.5. Metodología de trabajo.
2.6. Resultados esperados

3. Bibliografía

En la introducción de este documento podemos leer:

“Garantizar información veraz y rigurosa y facilitar una transmisión de conocimiento a la ciudadanía sobre temas de salud en Internet plantea uno de los desafíos más importantes para todos los agentes involucrados: autoridades sanitarias, profesionales sanitarios, industria farmacéutica, asociaciones y sociedades científicas profesionales y, por supuesto, asociaciones de pacientes y la ciudadanía”

Se trata de un documento corto (quince páginas), sintético y muy claro, que puede ser de gran utilidad.

Herramientas Web del National Health Service

La red está cambiando muchas cosas y los servicios de salud no iban a ser menos. Estados Unidos lleva años lanzando iniciativas muy intersantes tanto para los profesionales como para los pacientes. Ahora Inglaterra quiere ponerse al día. Al menos eso dicen en NHS Web Tools.

La iniciativa ha surgido de la colaboración de varias organizaciones del National Health Service (NHS) y Health2works, constituido por un grupo pequeño y creativo de desarrolladores de software web que trabaja en exclusiva para el NHS.

El objetivo de este sitio se centra en la introducción rápida de soluciones creativas y de bajo coste para la utilización de la Web para el beneficio de los pacientes, de los profesionales sanitarios y de los gestores del NHS.

En su sitio Web han incluido un listado de herramientas de productividad, como Blogger, Campfire, Dropbox, Doodle, Fengoffice, GoTo, Prezi, Ning, Skype, Slideshare, etc. De cada una de ellas se proporciona una breve descripción y el visitante puede opinar sobre la misma, hacer una reseña o valorarla. Se pueden ordenar por la valoración recibida o por el número de opiniones que han merecido. En el lado derecho de la pantalla se muestran las herramientas más destacados y  valoradas. En estos momentos figuran Survey Monkey (aplicación gratuita para elaborar formularios y encuestas), Dropbox (espacio gratuito para los documentos en la nube), Ideascale (para recoger y valorar ideas), Prezi (para crear presentaciones dinámicas), Remember the milk (listado de tareas para realizar), y Skipe (para realizar llamadas de voz y vídeo). Siempre encontramos un enlace que lleva a la página de la herramienta en cuestión.

También incluyen, en otro apartado, las herramientas que llaman Salud 2.0. El funcionamiento es el mismo que el del apartado anterior. En este caso, en número de opiniones y en excelente valoración se encuentra Mappiness, una aplicación gratuita para el Iphone que recoge información sobre el bienestar de las personas en su medio ambiente (vamos, la vieja idea hipocrática con nuevas tecnologías). Forma parte de un proyecto de investigación de la London Economics School. La siguiente es The Carrot, aplicación que puede ser una aliada para bajar de peso, ponerse en forma, dejar de fumar, etc. Ayuda a identificar problemas y a promover cambios positivos para solucionarlos. En tercer lugar figura Patient Opinion, que ya reseñamos en otro post. Básicamente consiste en que cada paciente o sus familiares o cuidadores pueden emitir sus opiniones y quejas sobre los hospitales locales, centros de cuidados paliativos y servicios de salud mental. Pueden contar sus historias como enfermos y también formular propuestas para mejorar los servicios.

En fin, me ha parecido un sitio sencillo y de gran utilidad. Uno no se imagina la cantidad de propuestas en forma de aplicaciones sencillas que desconoce. En esto consiste sencillamente la Red actualmente: colaboración y participación. Puede ser un ejemplo a imitar.

Enlace a NHS Web Tools

Publicación de Rebiun de ‘Ciencia 2.0’

El pasado mes de noviembre un grupo de trabajo de REBIUN (Red de Bibliotecas Universitarias) coordinado por José A. Merlo, ha publicado el informe Ciencia 2.0: aplicación de la Web social a la investigación. Básicamente aborda las posibilidades que ofrecen las herramientas 2.0 a las biblioteca universitarias y a los investigadores. Ofrece y valora muchos recursos útiles. Aunque se esté al tanto del tema, no está de más echar un vistazo. Su contenido es el siguiente:

Introducción

La ciencia compartida

1. Compartir la investigación: 1.1. Redes sociales científicas. 1.2. Bases de datos de científicos. 1.3. Plataformas para la investigación. 1.4. Servicios instrumentales participativos.

2. Compartir los recursos. 2.1. Gestores de referencias bibliográficas. 2.2. Favoritos sociales. 2.3. Índices de citas.

3. Compartir los resultados. 3.1. Blogs. 3.2. Servicios de noticias científicas. 3.3. Acceso abierto.

Bibliografía

Servicios 2.0 seleccionados

Publicación en pdf

Medicina y recursos Web 2.0

Como en otras ocasiones, recomendamos una serie de recursos web 2.0 que recopila el blog ScienceRoll (A doctor’s journey in genetics PhD and medicine through web 2.0). Ahí van:

Cáncer y Web 2.0

Células madre y Web 2.0

Colección sueca de recursos de Medicina social Web 2.0

Microbiología y Web 2.0

Transplantes y Web 2.0

La Web 2.0 entre los científicos

La Web ha sufrido varios cambios desde que se creó en los años noventa. Uno de los más importantes es la que se conoce como Web 2.0. Entre sus aportaciones más destacadas está la de haber acercado la red a cualquier ciudadano. Cualquiera puede aportar información, compartirla, crear grupos y redes sociales con mayor o menor influencia sin necesidad de conocer complicados lenguajes y aplicaciones informáticas. Han surgido multitud de servicios gratuitos o muy baratos que la gente utiliza con toda naturalidad.

¿Qué influencia han tenido en el mundo académico y en el de la investigación? Parace que poca. Precisamente en ese grupo escasea la naturalidad. El científico, inmerso en un mundo de recompensas y méritos, no está acostumbrado a compartir libremente información si no es a cambio de algo. Esto no significa que no haya grupos que investiguen y utilicen para sus propósitos las herramientas de la Web 2.0.

Algunos trabajos demuestran lo dicho de forma científica. De todas formas en el ambiente académico esta situación es muy evidente y tampoco es necesario invertir tiempo y dinero en demostrar lo obvio. Sin embargo, quiero destacar el informe If you build it, will they come? How researches perceive and use web 2.0. Tiene sesenta páginas y es el resultado de un proyecto que RIN (Research Information Network) encargó a un equipo del eResearch Manchester Centre, de la Universidad de Manchester, y del Instituto para el Estudio de la Ciencia, Tecnología e Innovación, de la Universidad de Edimburgo. Su finalidad era analizar las tendencias y actitudes en la adopción de la Web 2.0 por parte de los científicos. Se utilizó una encuesta de captación en línea, a la que siguió una entrevista semiestructurada a una muestra estratificada, y cinco estudios de caso, entre los que podemos mencionar PloS, los de Nature Publishing Group y SlideShare.

Llama la atención que el uso de servicios Web 2.0 no aparece sólo en el grupo de los jóvenes, sino que se extiende a todos los grupos de edad. Esto contradice el tópico de los ‘nativos digitales’, al menos en este mundo. Se observan igualmente diferencias entre las disciplinas. Máximo uso entre matemáticos e informáticos y escaso entre los médicos. Respecto al género, las mujeres se involucran menos que los hombres, aunque esto habría que matizarlo por el tema de la presencia de la mujer según disciplinas cientificas.

El trabajo demuestra un uso ocasional, de poca intensidad, de servicios web 2.0 para comunicarse, mantenimiento de redes temáticas, establecimiento de colaboraciones e informarse de lo que hacen otros colegas. El uso intensivo es poco frecuente y ‘algunos investigadores consideran los blogs, wikis, y otras formas novedosas de comunicación, como una manera de perder el tiempo, e incluso como algo peligroso’.

Los que usan servicios web 2.0 les otorgan una utilidad que de ninguna manera sustituye a los canales habituales de publicación, por ejemplo. Reconocen que sí pueden ser útiles para diferentes etapas de la investigación. El uso frecuente de una herramienta no significa el uso de las demás. Sin embargo, hay grupos dispersos que sí utilizan estas herramientas de forma intensiva e innovadora.

Los autores del informe señalan que el futuro no está claro. Frente a los grupos de científicos que hacen un uso intensivo, la mayoría son escépticos y no muestran ningún entusiasmo por cambiar. No hay indicios de que la Web 2.0 modifique a corto y medio plazo las conductas de los científicos y académicos.

De todas formas, para comprender bien los resultados de este trabajo es necesario conocer otros aspectos sociales, económicos y culturales del mundo de los científicos, así como todas las reformas que se están produciendo en las últimas décadas. Pensemos por un momento en los suculentos negocios que se esconden detrás de la publicación científica.

Para más información, véase la página del proyecto: Use and Relevance of Web 2.0 Resources for Researchers

Mejoras en Google Docs para tener en cuenta

Desde la última vez que hablé de Google Docs se han implementado muchas novedades. En alguna ocasión éstas han sido más significativas. Se trata de una aplicación web 2.0 que utilizo con frecuencia. Para documentos en los que hay que tienen que trabajar varias personas a la vez resulta casi imprescindible; por ejemplo para evaluar a un mismo grupo de estudiantes varios profesores, para redactar proyectos, etc. También suelo recomendar esta aplicación a los estudiantes que tienen que hacer trabajos en grupo.

Estos últimos días Google docs está sufriendo una remodelación importante. Se introducen cambios tanto en la hoja de cálculo como en el editor de documentos. Se ha mejorado la conservación del formato tanto en la importación como en la exportación, así como el manejo de imágenes dentro de un documento. La herramienta Drawings Editor o de edición de gráficos (sólo en navegadores HTML5) es muy útil para hacer mapas mentales, flujos, esquemas, diagramas, etc. Ofrece muchas posibilidades, como la de poder incrustarse en otro tipo de documentos (texto, presentaciones, hojas de cálculo). También se ha reducido el tiempo de sincronización.

Sin embargo, lo que más se potencia es el aspecto de colaboración. El número de personas que pueden generar un documento asciende a 50. Si lo hacen en el momento, aparece una banderita de color que indica quién está añadiendo o cambiando algo. En la parte derecha aparecen las herramientas colaborativas que incluyen un chat, con un sistema de notas para opinar sobre las modificaciones, etc.

Los cambios serán perceptibles en las distintas cuentas en los próximos días. Veamos un videoclip en el que se explican parte de estas mejoras:

Nuevas recopilaciones de enlaces Web 2.0

En otras ocasiones hemos recomendado las selecciones de enlaces sobre Web 2.0 y medicina que hace Webcina.  En esta ocasión queremos llamar la atención en los siguientes:
Pediatría y Web 2.0
Psiquiatría y Web 2.0
Nutrición y Web 2.0
Genética y Web 2.0

Webicina fue fundada por el Dr. Bertalan Mesko, autor de uno de los blogs de tipo médico más premiado (Scienceroll.com) que ha ayudado a los profesionales de la medicina y a los pacientes a entrar en la era de la Web social.