La Sociedad de la Información en España, 2013

En este Blog se hizo referencia el otro día a una publicación de la Fundación Telefónica. Hoy se llama la atención sobre el informe La Sociedad de la Información en España, 2013. Publicada en enero de este año por Fundación Telefónica y Editorial Ariel. Es el informe número 14.

“Durante la última década, los servicios TIC han ido pasando por diversas fases: en un principio se veían como una gran novedad, más tarde como una opción más, ahora, tal y como se muestra en el informe, los tenemos tan interiorizados que muchas veces nos pasan desapercibidos”.

“Este año ha sido especialmente dinámico en el desarrollo de infraestructuras. Así, durante 2013 se ha dado un gran paso en el despliegue de redes de nueva generación, tanto fijas (con el avance de la fibra óptica hasta el hogar), como móviles (con el lanzamiento de las redes de última generación LTE). Se establecen los cimientos para una etapa en la que la calidad, el ancho de banda y la movilidad de los servicios son los ejes centrales”

“Nuevamente, el acceso en movilidad, gracias al smartphone, es el gran motor del cambio que está ayudando a acercar las tecnologías a todos los segmentos de edad. Su impacto es tan alto que modifica incluso la forma en la que realizamos nuestras actividades, situación que hemos denominado en este informe “movilización del comportamiento” y que se acentuará los próximos años”.

En este vídeo se resume el informe de forma amena. Para quien lo desee leer, está disponible en formato pdf y epub. Se puede descargar de la página de la Fundación Telefónica.

Anuncios

Malas cifras de Cáritas Europa para España

Cinco años de crisis y el crecimiento sigue siendo ridículo, el desempleo en aumento y el número de pobres también. Se necesitan soluciones, cambios reales que mejoren la vida de las personas y garanticen la dignidad de los más vulnerables.

A principios de 2013 Cáritas Europa publicó su primer informe de seguimiento de la crisis – El Impacto de la Crisis Europea: un estudio del impacto de la crisis y la austeridad sobre las personas, especialmente enfocado a Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España.  El informe recoge los estudios y estadísticas de toda Europa y los realizados por los miembros de Caritas y organizaciones afiliadas, repartidas en los cinco países en cuestión, que trabajan con las personas pobres y vulnerables.  Ha aparecido ahora The European crisis and its costs. A call for fair alternativos and solutions.
El seguimiento arroja ahora el dato de que sólo Rumanía posee una tasa de pobreza infantil mayor a la de España, que en estos momentos supera en esa lista a Bulgaria y Grecia. Se cifra la pobreza infantil en España en un 29,9 por cien frente al 21 por cien de la Unión Europea, en el 2012 según los datos de Eurostat de 2013. La pobreza infantil en España creció de forma considerable entre 2009 y 2010. Sin embargo, la tercera edad registra un riesgo de pobreza parecido o similar al de la media comunitaria (14,8 frente al 14,3 por cien).

Se habla asimismo de un 12 por cien de trabajadores pobres, es decir, personas con empleo y con salario, pero con unos ingresos tan bajos que no pueden llegar a fin de mes. En este dato España es la tercera de Europa detrás sólo de Grecia y Rumanía.

En cuanto al paro España es el país comunitario que más empleos ha visto destruir entre 2008 y 2013. Sólo le precede Letonia.

Sobran, pues, los comentarios optimistas de muchos políticos.

Pobreza infantil

Atlas de mortalidad en municipios y unidades censales de España (1984-2004)

La Fundación BBVA ha publicado el Atlas de mortalidad en municipios y unidades censales de España (1984-2004) (ISBN: 978-84-92937-07-3). Sus editores son Joan Benach de Rovira y José Miguel Martínez Martínez. Dirigido por los mismos aparte de Juan Carlos Martín Sánchez, María Buxó Pujolrà, Montse Vergara Duarte, Yutaka Yasui, Ramón Cleries Soler, Carme Borrell Thió, Esther Español Peña y el grupo MEDEA. El libro está disponible en red en formato pdf y se puede adquirir por un precio módico en papel en las principales librerías y en Marcial Pons.

Como se lee en el prefacio, el libro “no dejará indiferente a nadie que lo pueda examinar, pues en sus páginas encontrará los reflejos de las construcciones sociales que condicionan las oportunidades de salud y bienestar de las personas mostrando que el espacio para las políticas de reducción de desigualdades sociales en salud es amplio. Las desigualdades en mortalidad mostradas sorprenderán a algunos y ese es parte de su objetivo. Los profesionales en salud pública comienzan a conocer las desigualdades de salud y este atlas añade aspectos esenciales, no sólo la exhaustividad del análisis y el detalle sino un aspecto esencial cual es la descripción de las tendencias”. En este sentido, quizás el próximo atlas, que abarcará los años de la crisis, será mucho más interesante porque nos permitirá comparar y analizar las consecuencias de la reducción de las prestaciones sociales en el contexto de la incipiente liquidación del estado del bienestar. La propia Ley General de Salud Pública, sin embargo, especifica entre sus objetivos el de la equidad, que establece que todas las políticas y planes incluirán objetivos de reducción de desigualdades sociales en salud.

El presente Atlas comprende un periodo de 21 años (1984-2004) en las tasas de mortalidad. Los datos tienen una mayor estabilidad al tratarse de un periodo largo. En él se hacen visibles tendencias temporales muy ilustrativas que ponen de relieve la situación existente en el interior de las mayores ciudades: Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla, Valencia y Zaragoza. Muestra, además, la existencia de grandes diferencias en la mortalidad prematura y en salud en toda España. La peor salud, por ejemplo, se sitúa en el sur.

El conjunto de mapas del Atlas nos muestran cómo “las vidas se depositan en capas revelándonos la reciente historia humana. Son un testimonio de lo que yace por debajo de nuestras sociedades”. Los factores relacionados son la geografía de la pobreza y la riqueza, el legado histórico de la industria, la agricultura, la geografía del tabaquismo, la del agua, y la inmigración, entre otros.

Interesante, pues, disponer de estas herramientas; útil tanto para los políticos, los profesionales implicados, como para los estudiantes.

Portada del Atlas de mortalidad en municipios y unidades censales de España (1984-2004)

Fundación BBVA, Ficha del libro

Un libro necesario: “La contrarreforma sanitaria”

Hace poco tiempo que ha visto la luz el libro La contrarreforma sanitaria, coordinado por Mariano Sánchez Bayle, publicado por los Libros de la Catarata, con ISBN: 978-84-8319-822-3. El subtítulo es “Análisis y alternativas a la privatización de la Sanidad pública”. El número de autores es de quince y se especifican más abajo. Se ha editado con la colaboración de la Asociación para la Defensa de la Sanidad pública de Madrid.

No es necesario justificar la importancia del tema, por sus consecuencias y su actualidad. Útil para el ciudadano, para los profesionales y para los estudiantes de ciencias de la salud. Esperemos que pronto se sumen otros.

Para el curso académico que ha terminado, este era uno de los temas de análisis que mis estudiantes de primer curso de “Universidad, salud y sociedad “, nombre confuso para la clásica “Introducción a la medicina” podían elegir. Los otros eran “Salud y pobreza”, “Inmigración y salud”, y “La información sanitaria en Internet”. La mayoría eligió el primero como era de suponer. El trabajo se realizaba de forma colaborativa y trataba de desarrollar habilidades de búsqueda y selección de información, de análisis y de síntesis, a la vez que trataba de fomentar el trabajo colaborativo de forma semipresencial y el uso de herramientas de la red. Por supuesto, otro de los objetivos era el tema en sí, el de la privatización de la sanidad. A los grupos se les proporcionaba una serie de recursos mínimos para poder situarse y empezar. La experiencia, igual que sucede con otros temas, ha sido muy positiva y ha revelado una capacidad más que notable de los estudiantes para enfrentarse con el asunto. Sin lugar a dudas, el libro al que nos referimos en esta entrada, contribuirá a mejorar la realización de este trabajo para nuevos grupos de estudiantes que pretendemos siga vigente por el momento.

Los estudiantes pronto se encontraban con abundante información al respecto, repleta de opiniones interesadas, de mentiras y medias verdades. El contenido de la asignatura sitúa el tema en la perspectiva histórica de la colectivización de la asistencia sanitaria en el mundo y en el de la globalización y sus consecuencias, especialmente lo que hace referencia a política y economía. De esto último se ha publicado mucho en los últimos cuatro años, desde que comenzó la “crisis”.

La contrarreforma sanitaria es una excelente síntesis que permite al lector situarse en la actual coyuntura política y social. Se traza una breve historia y se aborda el contenido del Decreto Ley 16/2012. Después se ofrece un repaso a las experiencias desarrolladas en los territorios autonómicos: Cataluña, Valencia, Madrid, Galicia, Aragón y Murcia. Este conjunto es muy interesante porque el proceso se desarrolla de forma distinta en cada zona y en alguna ocasión con resultados que no se suelen divulgar de forma clara a través de los media. Ya quisiéramos tener similar información de fácil acceso para el caso de Inglaterra, Holanda, Estados Unidos, etc. Quizás haría falta otro libro que se refiriera a experiencias similares fuera de nuestras fronteras. Sigue después un capítulo de enunciado muy claro: quiénes son los que ganan y quiénes los que pierden con la privatización del sistema nacional de salud. A continuación se proporciona información sobre las alternativas. Finalmente un capítulo dedicado a lo que más ha sido noticia en el último año: las movilizaciones ciudadanas, de pacientes y de grupos profesionales sanitarios en contra de la privatización.

Estos son los capítulos del libro con sus autores:

Presentación: Marciano Sánchez Bayle
CAP. 1. Breve historia de la privatización sanitaria en España: Marciano Sánchez Bayle
CAP. 2. La contarreforma sanitaria en España: El RD Ley 16/2012: Sergio Fernández Ruíz y Marciano Sánchez Bayle
CAP. 3. Experiencias privatizadoras de la sanidad en Catalunya: Vanessa Puig-Barrachina, Josep Martí Valls y Montse Vergara Duarte
CAP. 4. Privatizaciones en el País Valenciano: Mª José Mendoza García
CAP. 5. La situación sanitaria en Madrid. Un modelo privatizador de largo recorrido: Marciano Sánchez Bayle
CAP. 6. La privatización sanitaria de Galicia: Manuel Martín García
CAP. 7. Experiencias privatizadoras de la Sanidad en Aragón: Carmen Sánchez Bellido y Marcos Andrés Sánchez
CAP. 8. Experiencias de privatización en el sistema sanitario público de la Región de Murcia: Pedro Marset Campos, José Luis Merino Castillo y Juan Antonio Sánchez Sánchez
CAP. 9. Quiénes ganan y quiénes pierden con la privatización sanitaria: Manuel Martín García
CAP. 10. Alternativas a la opresión de la privatización sobre el sistema nacional de salud: Luisa Lores Agüin
CAP. 11. Las movilizaciones contra la privatización sanitaria: Sergio Fernández Ruiz, Araceli Ortiz Arteaga, Marisa Fernández Ruiz y Marciano Sánchez Bayle

Todos los capítulos se suelen acompañar de aparato crítico y de bibliografía.

Se trata, pues, de un libro que hay que tener a mano a la espera de que surjan otros de similares características que amplíen el tema y que profundicen en sus aspectos más importantes. Por otro lado, es recomendable que el lector contextualice lo que sucede con la Sanidad pública en un marco político, social, económico y cultural más amplio. En el siglo que ya empieza a conocerse como “el de las mentiras”, es imprescindible que el ciudadano maneje abundante información más allá de la que los medios habituales, muchos de ellos con intereses, nos hacen llegar. Por suerte, como antes hemos dicho, hay una plétora de publicaciones al respecto y, por otro lado, Internet sigue siendo uno de nuestros aliados mientras por él siga circulando la información libremente.

Portada del libro

Informe anual de los Contenidos Digitales en España 2011

Desde 2008 Red.es realiza un informe anual sobre la actividad relacionada con los contenidos digitales en España a través del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información.

Ha salido el correspondiente a 2011. Aunque tiene interés para el mundo empresarial y para los gestores políticos, también puede aportar datos valiosos a los que nos dedicamos a otras cosas. El informe tiene la siguiente estructura:

-Marco conceptual

-Tendencias y prospectivas

-La industria de los contenidos digitales

-Los videojuegos

-La música

-El cine y el vídeo

-El audiovisual

-Las publicaciones digitales

-La publicidad digital

-Impulso de los contenidos digitales en España

Tiene 117 páginas con abundantes gráficas y un glosario de términos.

Me ha llamado la atención el siguiente párrafo:

“Cada vez existen más  contenidos creados por los usuarios. Este contenido público a través de Internet refleja un cierto grado de esfuerzo creativo y se crea de manera separada de los protocolos y prácticas profesionales. Además, estos contenidos están destinados a plataformas de contenidos creadas también por los usuarios, entre las que cabe destacar las más usadas como: blogs, wikis (otros formatos colaborativos basados en texto), sitios para compartir fotos, podcasting, redes sociales, mundos virtuales y video. Inicialmente estos contenidos no se  crearon con expectativas de obtener un beneficio o una remuneración económica, sino que estaban movidos por conectar con otras personas, por notoriedad, auto-expresión o prestigio.

Hoy día estos sitios están aumentando el interés de inversores dada la repercusión social que desencadenan. Estas inversiones proceden principalmente de la industria de la publicidad, los operadores de motores de búsqueda y las empresas de medios de comunicación. “

En España, en los tres primeros meses de lo que llevamos de año, el 45,6% de la población que ha utilizado Internet sube contenidos propios en una página web para ser compartidos. El 12,2% crea páginas web o blogs, frente al 16% de la OCDE a lo largo de 2011.

Cualquiera que navegue por la Red a diario sabe la importancia de lo dicho. Sin embargo, en los ambientes académicos -en los que me muevo-  esto no es así. Choca bastante porque muchos piensan que la Universidad va un paso por delante del resto de la sociedad. Un vistazo a los sitios web de las distintas universidades demuestran la escasez de contenidos que éstas aportan a la sociedad cuando tienen mucho que ofrecer. Es una percepción y me gustaría poseer datos. Respecto a la investigación pasa algo semejante, aunque aquí es comprensible porque las pautas de conducta de los científicos se alejan de todo lo que no aporta recompensas y se aleja del “circo evaluatorio” que está llegando al absurdo. Veremos cuanto tiempo resiste porque la Red ofrece muchas ventajas; de eso no hay duda.

Informe anual de los Contenidos Digitales en España 2011 (formato pdf)

Contenidosdigitales

Los ciudadanos ante la e-Sanidad, Informe 2012

Se acaba de publicar el informe Los ciudadanos ante la e-Sanidad, en el que se recogen las opiniones, actitudes y usos de los ciudadanos en relación a la aplicación de las TIC en el ámbito de la salud. Se pretende dar a conocer también los patrones de percepción y uso actual de la ciudadanía española.

Entre los objetivos específicos se destacan los siguientes:

– Caracterizar a los ciudadanos en relación a un conjunto de variables relacionadas con los ámbitos tecnológicos y sanitarios.

– Conocer las fuentes a las que recurren los ciudadanos cuando quieren obtener información sobre salud.

– Analizar el uso de Internet como fuente informativa y de comunicación sobre temas de salud.

– Identificar el grado de penetración que tienen en la sociedad un conjunto de herramientas y aplicaciones TI para el cuidado de la salud.

– Identificar y analizar el uso de las TI por parte de los profesionales sanitarios españoles y la valoración que los ciudadanos tienen al respecto en la ejecución de su trabajo y en los cambios que se advierten en la relación médico paciente.

El estudio se ha llevado a cabo en el Observatorio nacional de las Telecomunicaciones y de la SI. El ámbito fue el conjunto de Comunidades y ciudades autónomas. Las personas entrevistadas vía telefónica tenían 16 años o más. Se utilizó el muestreo estratificado por Comunidad Autónoma con cuotas por sexo, edad y tamaño de hábitat. En el análisis se han utilizado 5.500 encuestas válidas que se realizaron en julio de 2011.

Comentamos algunos resultados. De la población de 16 años o más que utiliza Internet, la mayoría lo hace para buscar información (83,7%) y para el correo electrónico (66,3%). Los mayores usuarios son los grupos de edad más jóvenes (16-24 años) y los de mayor nivel de formación.

Respecto a las fuentes de información sobre salud y la confianza en la fuente:

-los Médicos (88,1%) y nivel de confianza de 8,4 sobre 10

– los Farmacéuticos: (62,3 %) y nivel de confianza de 7,4 sobre 10

– Publicaciones (54,2 %) y nivel de confianza de 4,9 sobre 10

– la Familia (48,9 %) y nivel de confianza de 4,6 sobre 10

– Internet (29,9 %) y 3,9 de nivel de confianza sobre 10

Respecto al perfil de los internautas que buscan información sobre salud en la red, son sobre todo mujeres del grupo de edad entre 25 y 49 años.

En lo que se refiere al uso de Internet para obtener información sobre salud por comunidades autónomas, en primer lugar se sitúa Asturias (41,5%), seguida en orden descendente de Melilla, Murcia, Aragón, Andalucía, Castilla y León, Cantabria, Cataluña, Madrid, Castilla la Mancha, Canarias, Ceuta, Extremadura, Galicia, Comunidad Valenciana, Baleares, Navarra, Rioja, País Vasco (19,2 %).

En lo relativo a las barreras como fuente de información sobre salud, en primer lugar se sitúa no saber si es fiable la información que se expone (54,4 %); siguen después los riesgos de errores al interpretar la información (28,7 %); ninguna (16,6 %); la necesidad de conocimientos sobre cómo usar Internet (6,8 %); las dificultades de acceso (por no tener acceso desde casa u otros lugar) (2,3 %); Otros (1,1 %); y finalmente, no sabe no contesta (8,8 %).

En cuanto a qué es lo que se busca, en primer lugar está la información sobre enfermedades (40 %); sobre nutrición, alimentación y estilos de vida saludables (16,8 %); sobre medicamentos (16 %); sobre prevención de enfermedades y promoción de la salud (3,8 %); sobre medicinas alternativas (3,7 %); y sobre centros, instituciones y servicios de salud (3 %).

El 59% de las consultas en Internet se dirigen hacia sitios web privados (programas de TV, empresas de alimentación, productos de deporte, campañas publicitarias…), aunque las que mayor confianza generan entre la población son las webs de instituciones públicas (41,4 %) y las webs de publicaciones médicas (38,1 %). Las webs de asociaciones de pacientes suponen un 16,7 %, y las redes sociales un 12,8 %.

El 95,4 % de los ciudadanos confirma que su médico utiliza el ordenador durante la consulta. Llama la atención que en el 80,6 % de los casos, los ciudadanos piensan que el uso del ordenador contribuye a aportar mayor seguridad y control. Asimismo, un 73 % considera que ayuda a acelerar los trámites.

Un 29,7 % de los entrevistados, buscan en Internet antes de la consulta médica. Es mayor la cifra de los que lo hacen después (54,6 %). Respecto a si la consulta interfiere la comunicación con el médico el 75,9 % dice que no; un 16,1 % señala que la mejora; un 5 %, que la empeora; no sabe no contesta (3,1 %).

El estudio también revela que existe una opinión generalizada positiva hacia el uso de los nuevos canales de comunicación (webs, blogs, correo electrónico, etc.) por parte de los profesionales de la medicina.

El informe tiene 122 páginas y está disponible en pdf en la red. Éste es el índice:

1. Introducción

2. Métodología de trabajo

3. Principales resultados de la investigación (perfil de los ciudadanos, consulta de información de salud a través de Internet, uso de las tecnologías de la información y la comunicación para el cuidado de la salud, uso de las tecnologías de la información en la salud: nuevas formas de comunicación, sistemas de salud personales, análisis de la relación médico-paciente.

4. Resumen y conclusiones

5. Anexo 1: trabajo de campo

6. Anexo II: Cuestionario

7. Anexo III: Explotación estadística

8. Listado de tablas y gráficos

El tema es interesante porque nos proporciona información extensiva, aunque quizás sean necesarios en el futuro estudios de tipo cualitativo que nos permitan profundizar en algunos aspectos. La información médica en la red es una de las posibilidades que tienen mis estudiantes de ‘Universidad, salud y sociedad’ (absurdo nombre para designar una ‘Introducción a la medicina’ de realizar un trabajo colaborativo a partir de información de tipo secundario. En la asignatura optativa que imparto en segundo curso, ‘Salud, enfermedad y cultura’, he incluido en el temario estos temas desde la perspectiva del paciente. Sin lugar a dudas el informe al que hace referencia este post nos será de gran utilidad.

Informe en pdf

Nuevos servicios de la Real Academia Nacional de Medicina

La Real Academia Nacional de Medicina no deja de apuntarse tantos, que tienen más valor en el contexto angustioso y de desmotivación que estamos viviendo. En los ochenta, cuando tuve que estar largas temporadas en Madrid, su Biblioteca fue para mí un refugio mientras preparaba mi tesis de doctorado. En la actualidad sigo recurriendo a sus magníficos fondos y he de decir que el trato y el servicio que recibo son siempre insuperables.

Para un historiador de la medicina la Biblioteca de la Real Academia es imprescindible. Conservan en excelentes condiciones materiales que son difíciles de hallar en otras Bibliotecas, como folletos, discursos, monografías, reglamentos, etc.

La catalogación electrónica de sus fondos fue una buena noticia porque permite localizar lo que se busca desde cualquier lugar y ganar mucho tiempo para los que no residimos en Madrid. Haber iniciado el proyecto de un Museo históricomedico es una apuesta arriesgada, pero necesaria. Espero que llegue a buen puerto y que los profesionales médicos no dejen que personas ajenas a la profesión frivolicen con las fuentes materiales de la historia de la medicina. Al fin y al cabo los instrumentos son expresión de conocimientos y técnicas, de medios para el diagnóstico, la terapéutica y la prevención de la enfermedad, así como recursos para la enseñanza y la investigación. Fueron construidos con fines determinados que no son precisamente los estéticos. Es lamentable ver por el mundo exposiciones en las que los objetos médicos se muestran fuera de contexto y desde la total ignorancia.

La puesta en marcha ahora de un Archivo iconográfico o Banco de imágenes de la Medicina española es otro acierto. La iconografía es uno de los aspectos más descuidados, los fondos suelen estar dispersos, son inaccesibles y, en ocasiones, las instituciones los han perdido. Todos sabemos lo difícil que es a veces ponerle cara a una persona porque es imposible saber dónde encontrar alguna imagen de la misma. El hecho de que no se hayan puesto trabas para su uso (quizás se hubiera podido recurrir a licencias Creative Commons, como lo ha hecho la Wellcome con su Archivo de Imágenes), es muy importante tanto para la docencia como para la investigación. Este Banco podría absorber gran cantidad de imágenes en manos de particulares que, sin deshacerse de ellas, pueden contribuir con copias digitales de las mismas.

Otro de los logros recientes de la Academia es el Diccionario de Términos Médicos que sabemos ha recibido buenas críticas y ha sido bienvenido en la comunidad de médicos, estudiosos del lenguaje, historiadores, etc.

Por último, parece que está al llegar el Archivo digital. No es menester resaltar la importancia que tienen las fuentes de archivo para la historia.

Otro aspecto que cabe destacar es el intento de la Academia de utilizar las nuevas tecnologías y las redes sociales para llegar a un público más amplio. La Biblioteca Nacional lo está haciendo con gran éxito y acierto, aunque hay que tener en cuenta las diferencias entre las dos instituciones desde todos los puntos de vista, desde el de los recursos humanos y económicos, al tipo de destinatarios. De todas formas es un modelo a seguir. Como hacen las universidades más prestigiosas del mundo, para simplificar y abaratar costes, pueden utilizarse los recursos gratuitos de la red: un canal de Youtube; cursos, conferencias y podcasts en Itunes U; conferencias en streaming, etc. que llegan a millones de personas de todo el mundo.

En definitiva, creo que la Real Academia Nacional de Medicina está en la línea correcta. Hay “ir con los tiempos” y ahora es posible dar servicio no sólo a los profesionales sino a toda persona que quiera acercarse a la medicina española y a la labor que desempeña la propia Academia. Un ejemplo a imitar por otras instituciones similares.