Joseph Bienaimé Caventou (1795-1877)

Si hace unos días incorporábamos la biografía de Pierre Joseph Pelletier (1788-1842) en la sección de epónimos y biografías de historiadelamedicina.org, hoy lo hemos hecho con la de Joseph Bienaimé Caventou (1795-1877). Una de las razones es que una buena parte de sus vidas compartieron trabajo y lograron estudiar muchas sustancias naturales y aislar varios principios activos.

Pelletier_Caventou

Monumento dedicado a Pelletier y Caventou que se inauguró en París en 1900. Se destruyó para fundirlo entre 1942-44 durante el gobierno de Vichy. En 1948 se aprobó un decreto para reponerlo. Finalmente se inauguró el 2 de marzo de 1951. En esta ocasión, sin embargo, se sustituyó a las dos figuras por una alegoría de la curación de la fiebre. [De la colección del autor]

Ya dijimos que tanto los químicos, como los farmacéuticos y los médicos colaboraron en la tarea de aislar principios activos de los productos naturales, especialmente vegetales, y de estudiar sus efectos sobre el organismo. Esto sucedió así en Francia.

Caventou fue un farmacéutico que nació en 1795 en Saint Omer (Francia). Asistió a las clases de la Facultad de Ciencias y de la Escuela de Farmacia. Estuvo después con las tropas de Napoleón. Dirigió el servicio farmacéutico de Zuyderzée, nombre de un departamento del Primer Imperio Francés en los actuales Países Bajos. El 18 de junio de 1815 tuvo lugar la batalla de Waterloo, actual ciudad de Bélgica, situada a pocos kilómetros de Bruselas, entre las tropas del emperador Napoleón Bonaparte y las tropas británicas, holandesas y alemanas. El imperio sucumbe y Caventou acaba enfermo en Waarden, Holanda. Allí ayudó a potabilizar el agua y a fabricar jabón. Después regresó a París para reanudar sus estudios

Se presentó al internado y fue destinado al Hospital Saint-Antoine, a la farmacia del servicio de Jean-Baptiste Kapeler (1780-1852). Aparte de trabajar con Pelletier, llegó a impartir el primer curso de química orgánica en la Escuela de Farmacia de París. Después se le creó una cátedra de toxicología que ocupó hasta su jubilación en 1860. Falleció en 1877. Tras sufrir una hemorragia cerebral severa en 1874, todavía vivió tres años más hasta que finalmente falleció el 5 de mayo de 1877 en París.

 

Pierre-Joseph Pelletier (1788-1842)

Se ha incluido una nueva biografía en la sección de “Epónimos y biografías” de historiadelamedicina.org. Se trata del farmacéutico francés Pierre-Joseph Pelletier.

Pelletier

La historia del aislamiento de los principios activos de los productos naturales fue una de las primeras fases de la conversión de la materia médica en farmacología experimental. Entre los muchos científicos que participaron destaca el nombre de Pierre Joseph Pelletier que, por lo general, va unido al de Joseph Bienaimé Caventou (1795-1877), que dejaremos de lado de momento. Pelletier pertenecía a una familia de larga tradición farmacéutica. En el siglo XVII Charles Pelletier, uno de sus antepasados, se estableció como boticario en Bayona.

Pierre nació en París en 1788 y estudió en la Escuela Superior de Farmacia. Se diplomó en 1810 cuando tenía 23 años. Trabajó en la farmacia de su padre, se doctoró y llegó a ser profesor de la École de Pharmacie. Tenía una gran formación en química. Su nombre se relaciona con el aislamiento de la emetina, la estricnina, la brucina, la cafeína, la veratrina y, sobre todo, de la quinina. Colaboró también con Fraçois Magendie y con químicos como Dumas. En 1925 fue nombrado profesor numerario de la Escuela de Farmacia de la que fue director adjunto en alguna ocasión.

Publicó gran cantidad de trabajos y regentó la famosa farmacia de la rue Jacob, que contaba con un extraordinario laboratorio.

Homenaje de los estudiantes de medicina de Valencia a Jaime Ferrán (1918)

Hemos abierto un nuevo videoblog en Youtube, “Medicina, historia y sociedad“, que pretende ser un complemento de éste blog. Esto implica bastante trabajo: guión, grabación, postproducción, etc., máxime cuando solo una persona se encarga de ello, como sucede con los canales de mayor éxito de Youtube. Se pretende realizar un nuevo vídeo cada dos o tres semanas si recibe un mínimo apoyo “moral” de los visitantes.

El vídeo inaugural pretende contar el homenaje que los estudiantes de medicina de Valencia dedicaron a Jaime Ferrán en el marco de la Primera Asamblea Médica Regional Valenciana. El motivo: agradecer a Ferrán haber aplicado por primera vez en el mundo su vacuna contra el el cólera morbo asiático en la epidemia que sufrió Valencia en 1885.

El acto se celebró el día 16 sobre las 12,30 h. En la prensa de entonces se puede leer:

«Abrían la marcha la guardia municipal de caballería en traje de gala, las banderas de todos los centros docentes acompañadas de los respectivos alumnos; seguían los municipios de Alcira y Valencia en corporación, llevando el síndico de la primera de las citadas poblaciones la bandera de la ciudad.

La presidencia la formaban…..

El homenaje consistía, como es sabido, en descubrir una lápida dedicada al ilustre bacteriólogo, en el año 1885 y su estudio sobre el remedio de la terrible enfermedad del cólera, que tantos estragos causaba.

La comitiva se detuvo frente a la casa número 25 de la calle de Pascual y Genís, donde por primera vez se hicieron inoculaciones del suero anticolérico. Allí se había  construido un tablado, al que subieron las autoridades y comisiones oficiales.

Don Ramón Such, alumno de quinto curso de la facultad de medicina, leyó unas cuartillas haciendo una acertadísimo bosquejo de la personalidad científica de Ferrán, y el secretario del Ayuntamiento señor Jiménez Valdivieso, dio lectura al siguiente siguiente telefonema: 

“Imposible estar en Valencia en estos momentos; estoy de Valencia enamorado y agradecido; ruégole, como representante pueblo valenciano, ensalce nombres inolvidables a Amalio Gimeno, Ángel Pulido, Manuel Candela como representantes clase médica época 85. Sin la generosidad y la conjunción de ese pueblo admirable no hubieran sido posibles demostración vacuna anti colérica. Ruégole en mi nombre un vibrante ¡viva valencia! – Jaime Ferrán….»

Casa_Candela
Casa de la calle de Pascual y Genís donde se colocó la lápida

Leyó después el profesor Manuel Candela una carta que le había remitido Ferrán. Intervino a continuación el alcalde de Alzira recordando la actitud de sus habitantes que depositaron toda su fe y confianza en Ferrán para experimentar su vacuna. Fue el alcalde de Valencia quien cerró el acto excitando a la juventud de Valencia a seguir los pasos marcados por Jaime Ferrán. A los acordes de himno de la Exposición (hoy el himno regional) se descubrió la lápida conmemorativa que todavía se puede ver en la actualidad.

En Las Provincias del día 19 se recoge el agradecimiento de los estudiantes a las autoridades e instituciones que participaron en el acto: el alcalde de Valencia, el gobernador civil, el capitán general, el presidente de la Asamblea médica Peset Aleixandre (“amable y pródigo maestro a quien tanto debemos”), al rector Rafael Pastor, a los directores de los diferentes centros docentes, al alcalde de Alzira y a todos los estudiantes que se sumaron al homenaje. Firmaban la carta en representación de los estudiantes, M. Such y M. Gómez.

No olvidemos que se celebró en 1918. Quizás se habían presentado los primeros casos de la terrible epidemia de gripe que afectó a todo el mundo. Unos meses más tarde, en octubre, Ferrán vino a Valencia para trabajar en el Laboratorio Bacteriológico Provincial con Peset, Rincón de Arellano (del Laboratorio militar) y Pablo Colvée (del Laboratorio Municipal).

Placa_Ferran
Placa conmemorativa dedicada a Jaime Ferrán que se colocó en la calle de Pascual y Genís. Fue una iniciativa de los estudiantes de medicina de Valencia.

Bibliografía
–En honor del Dr. Ferrán. Las Provincias, 17 de marzo de 1918, p. 1.
–En honor del ilustre Dr. Ferrán. El Pueblo, 17 de marzo de 1918, p. 1
–El homenaje a Ferrán. Las Provincias, 19 de marzo de 1918, p. 4
–El Dr. Ferrán en Valencia. Las Provincias, 29 de octubre de 1918, p. 1
–Guijarro, F.G. Descubrimiento de la lápida dedicada al Dr. Jaime Ferrán. Oro de ley, nº 82, 24 de marzo de 1918, p. 160

Proyecto sobre el uso de antimicrobianos

Cidrapcaptura

Se lee con frecuencia en la prensa diaria y en las redes sociales sobre el problema de la resistencia a los antimicrobianos. Su descubrimiento y desarrollo supuso para la medicina un extraordinario avance. Sin embargo, con el tiempo han surgido las resistencias a estas sustancias y la aparición de las llamadas “superbacterias”. Se ha llegado ya a una situación crítica de salud pública mundial.

El Center for Infectious Disease Research an Policy (CIDRAP), de la Universidad de Minnesota, dispone de un sitio web que proporciona información científica actualizada y completa sobre el tema a la vez que trata de formar una comunidad en red para abordar los principales problemas. Proporciona recursos educativos de calidad sobre prácticas, investigación y políticas de uso de antimicrobianos. Todo ello se dirige a un público amplio que incluye profesionales, educadores, políticos y ciudadanos en general.

El menú superior permite enlazar con noticias sobre el tema, con diversos apartados sobre enfermedades infecciosas (directorio por orden alfabético), sobre la administración de antimicrobianos, a los programas o proyectos en curso y futoros y finalmente, a información sobre CIDRAP.

Desde la página principal se llama la atención sobre diversos temas que suponemos que van cambiando. En estos momentos se puede enlazar directamente a información sobre el ébola, el sarampión, influenza, etc., que son “trending topics”, varias noticias de actualidad, así como a las últimas publicaciones científicas relacionadas, entre otras muchas cosas más.

Si hojeamos el sitio web surgen asuntos que pueden ser relevantes para los que planifican políticas de sanidad, para los profesionales o para educadores. Por ejemplo, este mes se abordan los conocimientos que tiene la gente sobre la resistencia a los antimicrobianos con una encuesta realizada por Kaiser Family Foundation.

Sin lugar a dudas un sitio web muy recomendable que proporciona información de calidad y garantizada científicamente.

Gaspard Laurent Bayle (1774-1816)

Bayle

Se ha añadido a la sección de “Epónimos y biografías médicas” de historiadelamedicina.org la de Gaspard Laurent Bayle (1774-1816). Para Ackerknecht Bayle fue el miembro más antiguo del grupo de médicos conocidos como “Escuela anatomopatológica de París” en la que se incluyen también a Chomel, Rostan, y Piorry entre otros.

Bayle nació el 18 de agosto de 1774 en Vernet, Haute-Provence. Realizó estudios de medicina en la Universidad de Montpellier. Siguió cursos oficiales y privados en la Escuela de salud de París. Por oposición ingresó en 1799 en la Escuela Práctica de Anatomía, adjunta a la de Medicina, y después ganó una plaza de ayudante de G. Dupuytren.

En 1802 obtuvo el doctorado con la tesis Considérations sur la nosologie, la médecine d’observation et la médecine pratique, suivis de l’histoire d’une maladie gangréneuse non décrite jusqu’à ce jour. La discusión que mantuvo con los miembros del tribunal (Philippe Petit-Radel (1749-1815), Alphonse Leroy (1742-1816), Pierre François Percy (1745-1825) y Philippe Pinel (1745-1826) y que se conserva gracias a las notas taquigráficas que tomó Laennec, les dejó impresionados, especialmente a Pinel, que se considera como la figura central de la etapa preliminar anterior a la formulación explícita del programa anatomoclínico formulado por Bichat. En estas notas ya se vislumbró su postura como antisistemático y empírico. Según él, había que observar a la naturaleza y no adivinarla. Más valía reconocer la ignorancia cuando era necesario, que edificar “bellas teorías” muy atractivas, pero falsas.

Poco después de su doctorado Bayle ganó la plaza de interno en La Chaité que lo llevó a estar al servicio de Corvisart. En 1807 lo sustituyó en su puesto en el que permaneció hasta su muerte. Publicó sus primeros trabajos en el Journal de médecine, chirurgie, pharmacie.. y también redactó varias voces del Dictionnaire des sciences médicales. Entre éstas destaca la que escribió con Laennec, “Anatomía patológica”. Su parte lleva como título “Consíderations générales sur les secours que l’anatomie pathologique peut fournir à la médecine”.

Otra interesante publicación fue Idée générale de la Thérapeutique (1805), así como Recherches sur la phthisie pulmonaire (1810), que es la más alabada por sus estudiosos.  Su Traité des maladies cancéreuses (1833) fue publicada a título póstumo por su sobrino, el conocido Antoine Laurent Bayle (1799-1858).

Gaspard L. Bayle murió de tuberculosis en París en 1816.

Jean Baptiste Bouillaud (1796-1881)

Se ha insertado en la sección de Epónimos y biografías médicas de historiadelamedicina.org la de Jean Baptiste Bouillaud (1796-1881).

bouillaud

Se puede considerar a Jean B. Bouillaud dentro del grupo de los llamados médicos eclécticos franceses. Como Broussais fue de ideas políticas liberales y republicano. En su obra Essai sur la philosophie médicale et sur les généralités de la clinique médicale: précédé d’un résumé philosophique des principaux progrès de la médecine (1836) puso de manifiesto que el razonamiento médico debía venir marcado no solamente por la observación sino que había que tener en cuenta además la experimentación de laboratorio.

La obra de Bouillaud abarcó muchos temas, desde el estudio de trastornos cardíacos hasta el reumatismo, pasando por las enfermedades del sistema nervioso (lesiones cerebrales, encefalitis), la fiebre, el cólera e incluso el hermafroditismo.

Nació el 16 de septiembre de 1796 en Bragette, un pueblo de la comuna de Garat, cerca de Angulema. En 1814 marchó a París para ingresar en la Facultad de medicina. Aprendió y estuvo influido por su tío J. Bouillaud, que era cirujano de los ejércitos. Siguió con entusiasmo los cursos de Dupuytren y los de Cuvier en el Jardin des plantes.

En 1818 fue interno en Saint-Louis y después en Cochin. En 1823 obtuvo el grado de doctor con su tesis Essai sur le diagnostic des anévrysmes de l’aorte et spécialement sur l’étude que fournit l’auscultation dans cette maladie. Desde 1832 profesor de clínica médica, segunda cátedra, en la Charité.

Autor muy prolífico hoy se le reconocen méritos por su obra Traité clinique et physiologique de l’encéphalite, ou inflammation du cerveau (1825) y la serie de artículos y memorias que publicó sobre el tema, así como por su Traité des maladies du cœur et des gros vaisseaux (1835). Este último incluye la formulación del concepto de endocarditis y la descripción del reumatismo cardiovascular. El anterior estudia las lesiones del lóbulo frontal y su relación con las alteraciones del lenguaje.

Fue académico de la Academia de medicina así como de la de ciencias. Murió en París el 29 de octubre de 1881.

Léon Louis Rostan (1790-1866)

Leon_Rostan

Se ha insertado en la sección de epónimos y biografías médicas de historiadelamedicina.org la de Léon Louis Rostan (1790-1866). Nació en Saint-Maximin, departamento del Var, región de la Provenza-Alpes-Costa azul, el 16 de marzo de 1790. Hijo de burgueses adinerados comenzó sus estudios en Marsella que continuó en París donde se licenció en Medicina. Nombrado inspector en el Servicio de Santé en La Salpêtriére, realizó un gran servicio durante la epidemia de tifus exantemático en 1814.

En 1818 fue nombrado médico adjunto en La Salpêtrière. Allí, sus clases de medicina clínica alcanzaron gran fama. Investigó sobre el resblandecimiento cerebral, hipertrofia miocárdica y el asma entre otros temas, que publicó en el Nouveau journal de médecine, chirurgie, pharmacie. En 1823 aparecieron sus Recherches sur le ramollissement du cerveau, cuyas descripciones clínicas son, según Béhier, de una exactitud escrupulosa. En 1822 publicó un Cours élémentaire d’hygiène, uno de los más completos de su época.

En 1826 publicó su Traité élémentaire de diagnostic, de pronostic, d’indications thérapeutiques, ou cours de médecine clinique, donde quiere fundamentar la medicina sobre la anatomía patológica y la fisiopatología, planteamiento que desecha las llamadas propiedades vitales por quiméricas. En 1833 fue nombrado profesor de clínica médica en el Hôtel-Dieu. Allí estuvo durante veinte años a excepción de un tiempo en el hospital clínico que comprendía entonces tres servicios, quirúrgico, médico y de partos.

Rostan fue un representante típico de la llamada escuela anatomicoclínica de París. En su obra científica Rostan persiguió el mismo objetivo, explicar los síntomas clínicos mediante lesiones orgánicas específicas.

Rostan murió en su domicilio de París de la calle Saints-Pères, tras una larga enfermedad, el 4 de octubre de 1866.