Choh Hao Li (1913-1987), estudioso de las hormonas adenohipofisarias

Tal día como hoy, 28 de noviembre, pero de 1987, falleció Choh Hao Li, conocido por sus trabajos sobre el aislamiento y síntesis de hormonas adenohipofisarias.

Hijo de un industrial de éxito, nació en Guangzhou o Cantón, China, el 21 de abril de 1913. Estudió el bachillerato en el Instituto Pui Jing de su ciudad. Lo hizo después en la Universidad de Nanjing, donde recibió el grado en ciencias químicas en 1933. Durante dos años estuvo enseñando química y realizando sus primeros trabajos de investigación. De camino a Michigan, donde había sido aceptado para cursar el postgrado, pasó por Berkeley a visitar a su hermano que se encontraba haciendo el doctorado en economía. Insistió éste para que se entrevistara con el profesor Lewis, decano entonces de la Facultad de Químicas. Llevó una copia de uno de sus artículos en el que había participado Herbert M. Evans, de la Northwestern University, como investigador ‘senior’. Lewis decidió aceptarle como estudiante de posgrado a prueba durante un año. En 1938 recibió finalmente el grado de doctor. Comenzó así una relación con esta universidad que se prolongaría a lo largo de más de medio siglo, hasta su fallecimiento.

Pronto se incorporó como investigador asociado al Instituto de Biología Experimental, reclutado por Herbert McLean Evans (1882-1971) para unirse a un grupo cuyo proyecto era el aislamiento, purificación, identificación química y estudio biológico de las hormonas de la hipófisis anterior.

En 1940 aisló la hormona luteinizante o luteoestimulante, después la folículo-estimulante y también la prolactina o luteotropa. Contribuyó asimismo al estudio de la corticotropina o ACTH. Durante treinta y dos años trabajó con la hormona del crecimiento. Su identificación, purificación y síntesis posterior, y la identificación de la beta-endorfina, fueron sus principales contribuciones.

Realizó estudios minuciosos de la secuencia de aminoácidos de algunas de estas hormonas, demostrando que muchas porciones de sus estructuras eran homólogas, lo que explicaba que algunas de sus funciones biológicas se solaparan. También fue pionero en la idea de que las hormonas se componen de fragmentos biológicamente activos y de regiones reguladoras. Sintetizó fragmentos constituidos por péptidos en los años cincuenta. Por ejemplo, determinó con sus colaboradores la secuencia de la prolactina ovina, que consta de 199 aminoácidos. Se asemeja, además, a la hormona del crecimiento desde el punto de vista estructural. En los años sesenta continuó con fragmentos más largos hasta que pudo sintetizar la molécula de corticotropina. Se trata de un polipéptido constituido por 39 aminoácidos en secuencia lineal, con pequeñas diferencias de especie entre los que ocupan los lugares que van del 25 al 33.

Choh Hao Li, fue director del Laboratorio de Investigación de Hormonas en Berkeley, entre 1950 y 1967, hasta que se jubiló en 1983. Le sucedió en el puesto William Rutter. Tras su retiro, como emérito dirigió el Laboratorio de Endocrinología Molecular, hasta la fecha de su fallecimiento.

La obra de Li es extensísima, calculándose que publicó más de un millar de trabajos con tres centenares de colaboradores. Fue editor de la serie Hormonal Proteins and Peptides y de los Archives of Biochemistry and Biophysics. Llegó a ser editor jefe del International Journal of Peptide and Protein Research. Muchos endocrinólogos  se formaron o se doctoraron con él. Su laboratorio atrajo igualmente a muchos científicos de todas partes.

Li fue generoso; se apreció mucho su decisión de enviar su colección de hormonas pituitarias en cantidades de microgramos a otros investigadores.

A  lo largo de su vida recibió el reconocimiento de la comunidad científica. La Universidad católica de Chile, la Universidad de Hong Kong, la Universidad de San Francisco, la Universidad de Colorado y la Universidad de Long Island, entre otras, le concedieron títulos honoríficos. Le fueron otorgados el premio Albert Lasker de investigación médica básica, el premio Lewis de la Sociedad Filosófica Americana, el premio Amory de la Academia Americana de las Artes y de las Ciencias, así como otros otorgados por la Asociación Médica Americana, la Sociedad Americana contra el Cáncer, La Sociedad Americana de Endocrinología, etc. Fue nominado en dos ocasiones para el premio Nobel.

En 1931 conoció a una estudiante de la Escuela de Agricultura de la Universidad de Nanking, Shen-hwai Lu. Contrajeron matrimonio en 1938 cuando ella fue a Berkeley a estudiar el postgrado. Tuvieron tres hijos, Wei Li-i, que llegó a ser cirujano cardíaco; Li Ann-Si, veterinario; y Li Eva, arquitecta.

Choh Hao Li (1913-1987). Imagen procedente de Wikipedia

Más información:

Choh Hao Li, En Wikipedia. Consultado el 25/11/2011.

—Cole, R D (1996), “Choh Hao Li: April 21, 1913 – November 28, 1987”, Biographical memoirs. National Academy of Sciences (U.S.) 70: 221–39
—Choh Hao Li Papers – University of California, San Francisco Library, Archives and Special Collections

El Instituto Médico Valenciano en 1913 (II)

Las noticias y reseñas sobre el Instituto Médico Valenciano en el diario Las Provincias durante 1913 fueron escasas, acorde con la situación comentada en el post anterior.

-Círculos y sociedades. Instituto Médico Valenciano [Inauguración del curso]
12 de enero de 1913, p. 1

-Inauguración del curso. En el Instituto Médico Valenciano.
13 de enero de 1913, p. 1.  Transcripción de la reseña:

“Inauguración de curso en el Instituto Médico Valenciano

Con numerosa asistencia de socios, autoridades de Valencia y representantes de varias corporaciones científicas, se celebró ayer en esta docta corporación la inauguración del curso actual, presidiendo el acto el presidente de la misma, Dr. D. Manuel Candela, que tenía a su izquierda al Sr. Banquell, alcalde accidental.

Después de la lectura de los artículos reglsmentarios, el Dr. D. Américo Montoro, vicesecretrio general, leyó una interesante Memoria acerca de los valiosos trabajos de la corporación, que fue aplaudida.

A continuación, el Inspector de Veterinaria de esta capital Dr. D. Ramón Gómez Pérez, leyó su discurso, llevando la voz de la corporación en este acto. Dividió su oración en dos partes: en la primera, hizo la apología de las ciencias naturales, que son las que actualmente informan a la Medicina y a la Veterinaria, por lo que la clase no debe ser y no es considerada ante los nombres de ciencia con el mezquino concepto que antiguamente se tenía de ella, figurando en su elenco nombres tan prestigiosos como los de Chauveau, Devaim, Fousini, Vallemin, Arloing y otros muy conocidos en los anales de la ciencia moderna.

Entró de lleno en la parte científica de su discurso, en el que se ocupó de la “Toxicidad de las carnes”, tema que desarrolló con la competencia que le es característica, haciendo un acabado análisis: 1º, de las carnes tóxicas por infección externa; 2º de las carnes tóxicas por infección interna; 3º de la toxicidad de las carnes de conserva; 4º, de los efectos de las intoxicaciones de las carnes en el hombre; 5º, de algunas observaciones de la toxicidad de algunas carnes en el hombre, sirviéndole para esta parte de su discurso la exposición de los trabajos del autor llevados a cabo en mayo último, para descubrir la intoxicación alimenticia ocurrida en dicho mes en la calle de Sagunto, de esta capital, número 100, haciendo gala de sus notables conocimientos y trabajos de Anatomía patológica y Bacteriología.

Un nutrido aplauso general fue la demostración con que el público, que llenaba el salón, premió la meritísima labor del Dr. Gómez Ferrer.

El Secretario de correspondencias de la corporación, Dr. D. Pablo Colvée, leyó el programa de premios para el certamen del presente curso.

Últimamente se levantó el Dr. Candela para felicitar, en nombre de la corporación, al Dr. Gómez, por lo acertado que estuvo en el desempeño de su cometido, por lo que merecía la más afectuosa consideración y agradecimiento del Instituto Médico Valenciano, para dar las gracias más cumplidas a las dignas autoridades y representaciones de las Sociedades que habían honrado y enaltecido aquel acto, y para dirigir algunas palabras a sus compañeros.

Recordó que hace dos años, al tomar posesión de la presidencia, acertó a sintetizar el programa de reformas ansiadas en esta coporación, que debía tener una finalidad científica, otra social y otra ética: que prescindiendo de la ética, que es labor de tiempo y circunstancias, su programa había quedado, en la parte principal, incumplido.

La finalidad científica fue admirablemente realizada. Oleadas intensas de ciencia resonaron varias veces bajo las bóvedas de este recinto -decía el orador-, cuyos ecos eran transmitidos y repercutían en los últimos villorrios de la región, por medio de los Anales que fundásteis.

Dijo que las sociedades que no cumplen sus más importantes finalidades, por fuerza han de languidecer. Que Sociedades como el Instituto Médico, representación de toda la gama de la clase médica, moviéndose dentro del ambiente y de los moldes de la moderna Medicina, no tienen más remedio, si quieren cumplir con su deber, que ser protectores de los intereses higiénicos y sanitarios de los pueblos, hasta ponerse al habla con los Poderes públicos, en defensa de los derechos populares de la salud, tan descuidada por los municipios.

LLamó la atención el alcalde accidental, Sr. Banquells, que éste tomara nota de la nueva fase en que pensaba desarrollarse, en adelante, el Instituto Médico, como representante genuino de estos altos intereses, cuya conducta implicará doblemente el complemento de una misión sacratísima y de la vitalidad exuberante de la Corporación.

El público escuchó con suma complacencia el discurso del orador, que fue muy felicitado”.

-Círculos y Sociedades. [Instituto Médico Valenciano. Junta ordinaria]
15 de mayo de 1913, p. 2

-Círculos y sociedades. [Instituto Médico Valenciano. Junta general ordinaria]
5 de junio de 1913, p. 2

-Sociedades. Instituto Médico valenciano [Sesión ordinaria]
10 de noviembre de 1913, p. 2

-Sociedades. Instituto Médico Valenciano [Junta general ordinaria]
17 de diciembre de 1913

El Instituto Médico Valenciano en 1913 (I)

Como se anunció en el post anterior sobre el Instituto Médico Valenciano en 1912, la crisis estalló en 1913. Hubo problemas desde el principio sin que se pueda detectar con claridad la causa. Se habla de médicos jóvenes que querían un nuevo modelo de Instituto. Candela, que aceptó otra vez la Presidencia, se lamentaba de que a estos les faltaba constancia. La Comisión encargada de cambiar el Reglamento continuó sin llegar a un acuerdo. Las dimisiones se sucedían, los encargos no se cumplían, las comisiones se demoraban en la emisión de sus dictámenes, las bajas de socios creció… La situación se deterioró mes a mes. Hubo intentos de cambiar de nuevo de local, de mejorar la biblioteca, pero todo fracasó. Los Anales dejaron de publicarse y la sesión apologética no llegó a realizarse. Antes de que se celebraran nuevas elecciones la Junta directiva había dimitido en pleno, pero se vieron obligados a continuar hasta que se llevaran a cabo en la forma habitual. Finalmente se renovaron todos los cargos y no la mitad. Como presidente se eligió a Manuel Martí Sanchis.

 

2 de enero de 1913, Junta directiva
Tomaron posesión los cargos elegidos en las Juntas de diciembre.
Se aprobó el pago de varias facturas

2 de enero de 1913, Junta general
“El Sr. Presidente da cuenta de haber tomado posesión la Junta directiva para el presente curso. En elocuentes frases trata de la historia del Instituto y alude al elemento joven que hace dos años formó la mayoría de la Junta Directiva, manifestándose muy animosos, que efectivamente hicieron labor beneficiosa; reapareció la publicación del Boletín bajo el título de ‘Anales’, pero faltándoles constancia y a consecuencia de serles adversa una votación, se han desalentado, y lejos de cumplir la palabra empeñada, por varios de estos señores en reunión habida en el domicilio del que habla dan golpes de piqueta contra esta Sociedad con el fin de derribarlas o acaso dirigen sus tiros contra la presidencia que lejos de molestar a nadie desea la unión de todos en beneficio de los intereses de la Corporación que como esa es la mira de la presidencia si el estado es éste muy pronto se resuelve el conflicto. Termina requiriendo a los presentes para que interpongan toda su influencia y levanten el ánimo decaído del que se halle tibio a fin de evitar que el desfile de socios iniciado no continúe.
El Sr. Vila Barberá, dice que habiendo sido aludidos por la Presidencia, al mencionar a los jóvenes animosos que constituyeron la Junta en 1911 y en nombre propio y de los ausentes, hace constar que ninguno de ellos ha fallado a su compromiso que en cuantos proyectos de progreso quisieron realizar hallaron un bloque y tienen la seguridad que los que les suceden sabrán levantar la bandera del Instituto y elevarla más.
Contesta la presidencia que no se puede provocar ningún debate y que sus palabras sólo han tenido el alcance de tratar de aunar voluntades en aras de la concordia”.

El Dr. Carsí felicitó a la Presidencia por la unanimidad de su elección y dijo que no podía seguir trabajando para los Anales, por lo que debía dimitir. Señaló, además, que podían encargarse los señores que lo lanzaron que, sin duda, lo harían mejor.
El Sr. Chabás también felicitó al Presidente y dijo que hacía cuatro años presentó un plan de reforma del Instituto que no se llevó a la práctica y que tenía el convencimiento de que toda reforma encontraría enemigos.
El Dr. Perales dijo que la atonía desaparecería si se proporcionaba mejor local, medios de estudio y las mejoras compatibles con la economía disponible. Señaló que era necesario crear una comisión de ‘Empréstito’. Se aprobó crear dicha comisión, que estaría compuesta por los Sres Francisco Torrens Roig, Vicente Carsí Martínez, Julio Perales García, Pedro Chiarri Torrente, Manuel Portaceli Ortells y Alfredo Brunenque.
Se recordó que la Comisión de reforma del Reglamento debía reunirse todos los días hasta cumplir su cometido.
También se nombró una comisión para ocuparse de la redacción de los Anales, un ‘Comité de redacción’ formado por los Sres. Ciriaco Giner y Giner, Antonio Salvat Navarro, Vicente Guillem Marco y José Rodrigo Pertegás. El Sr. Carsí seguiría dirigiendo la publicación.
Se nombró asimismo otra comisión para llevar a cabo la reforma, traslado de local y el presupuesto  necesario para ello, formada por José Chabás, Antonio Oliete, Joaquín Aguilar, Mariano Pérez Feliu y Ricardo Muñoz Carbonero.
Para constituir la Comisión de Medicina se acordó nombrar a Julio Perales García, Luis Lafora Almudéver, Francisco Reig Pastor, Antonio Villanova y Ciriaco Giner y Giner.
Para la de Farmacia: Alfredo Moscardó Valero, Luis Vidal Martínez, Enrique Gay Méndez, Rafael Morant Giralt y Pedro Aranda Alcaraz.
El Sr. Calatayud informó de la gestión realizada sobre la búsqueda de una imprenta que ofreciera mejor precio para la edición del Boletín.
Se recordó que no se permitía facilitar papel ni libros a los que no fueran socios. Asimismo, que no podía sacarse ningún libro de la Biblioteca.

8 de enero de 1913, Junta directiva
Se acordó celebrar la Sesión inaugural el próximo domingo.
Se acordó que el papel para imprimir los Anales fuera como el utilizado por la Revista del Instiuto Pasteur.
El Dr. Rizo indicó que en diciembre terminaba el compromiso de los anunciantes.
El Sr. Perales recordó que era menester mejorar los fondos de la Biblioteca y que, habiendo dinero suficiente en Caja, se destinara parte a la compra para tal fin.
El Tesorero respondió que su misión era defender la Caja y que tenía que haber dinero para afrontar cualquier contingencia que pudiera producirse.
El Sr. Perales señaló que sería útil disponer de una Biblioteca circulante para el servicio de los socios corresponsales. Se les podían prestar libros por un tiempo prudencial.
Se felicitó al Dr. Perales por sus iniciativas sobre la Biblioteca y que, de haber superávit, que se llevara a cabo lo solicitado.
El Presidente invitó a los presentes a que propusieran el plan a desarrollar por las Secciones. Indicó, por ejemplo, que el Dr. Bartrina acababa de publicar un notable folleto sobre higiene escolar —asunto de interés—, y que se le podía invitar a dar una conferencia sobre el tema.
El Sr. Carsí señaló que podían organizarse charlas sobre el muy deficiente alcantarillado de Valencia, la mejora de la distribución de agua potable, etc. que podrían redundar en una mejor higiene de la ciudad, y que se podían proponer soluciones al Ayuntamiento.
El Sr. Portaceli indicó que para desarrollar lo dicho por Carsí, podían invitar a arquitectos.
Se acordó ponerse en contacto con el Dr. Constantino Gómez Reig y Jesús Bartrina.

Sesión inaugural del curso 1912-1913
El Sr. Vicesecretario leyó la Memoria de actividades realizadas a lo largo del curso anterior.
El discurso corrió a cargo de Ramón Gómez Pérez, inspector de Veterinaria de Valencia, que habló sobre ‘La toxicidad de las carnes’.
El Secretario de Actas, Sr. Colvée dio lectura al programa de premios para 1913.
Terminó el acto un discurso del Prof. Candela en el que felicitó a Gómez Pérez, trazó la historia del Instituto y señaló que una de sus funciones era la de estudiar todo lo que a higiene se refería y llevar la iniciativa en todas las mejoras que debían llevarse a cabo. Dijo que se pondría en contacto con las autoridades y poderes públicos responsables de este tipo de problemas.

16 de enero de 1913, Junta directiva
El Presidente informó de haber visitado un entresuelo vacío en la calle Peris y Valero (actual calle de la Paz) que reunía mejores condiciones que el local actual, aunque quizás no todas las condiciones. Rogó al propietario que se suspendiera durante ocho días el alquiler para que los miembros de la Junta lo pudieran ver. Las condiciones eran las siguientes: 500 pesetas pagadas por trimestres anticipados, no alterar la distribución del local y que un socio respondiera personalmente con obligación solidaria.
Se acordó que la Junta directiva visitara al día siguiente el local y que se invitara a hacerlo a los miembros de la Comisión de traslado.

17 de febrero de 1913, Junta directiva
Presidencia de Celedonio Calatayud
Se leyó una lista de recibos pendientes de pago de socios residentes y otra de socios corresponsales.
Se acordó darlos como fallidos y dar de baja a los socios a los que pertenecían.
Se acordó contestar a un oficio de D. Jaime Mur renunciando a escribir el discurso apologético de 1913. Se acordó rogarle que desistiera de su propósito ya que no había tiempo de encargárselo a otro socio.
Se propuso no aceptar la renuncia de Mariano Pérez Feliu de renunciar como vocal de la Comisión encargada de reformar el Reglamento y de que explicara los motivos.
Se acordó modificar los aparatos de alumbrado del Salón de actos.
El Sr. Perales preguntó si se desistía de la publicación de los Anales o si se iba a hacer el esfuerzo de sacarlos adelante. Se acordó convocar a los Sres. encargados de la tarea, Ciriaco Giner, José Rodrigo Pertegás y Antonio Salvat.
El Dr. Perales informó de que ya tenía casi listo el Reglamento de la Biblioteca. Lo leyó.
Se acordó que el Dr. Perales redactara la circular sobre las reformas de la Biblioteca y que se imprimiera.
El Dr. Perales señaló que sería interesante insertar en los periódicos médicos más importantes de Inglaterra, Francia, Italia y Alemania un anuncio dirigido a los editores de obras de Medicina, fabricantes de instrumentos de Cirugía y de Laboratorio, administradores de Casas de baños, Manicomios, etc. para que remitieran al Instituto sus catálogos, muestras, especímenes, etc. con el fin de crear un Centro de información al respecto. Los precios por revista rondaba los 54 francos. Así se acordó y se propuso sacar el dinero del capítulo de imprevistos.
Se acordó requerir a la Presidencia del Ateneo Escolar que abonara las cuotas que debía.
Se dio la Junta por enterada de que el entresuelo de la calle de la Paz (Peris y Valero) no reunía las condiciones para ser sede del Instituto. Se habló de que en el antiguo barrio de Pescadores había un edificio en construcción cuyo dueño estaba dispuesto a distribuir el entresuelo según las necesidades de la Institución. Se acordó recabar más datos al respecto (precio, condiciones del contrato, etc.).
Se acordó convocar a la Junta general para el próximo jueves y a la Sección de Medicina para el próximo sábado ya que tendría lugar la primera conversación científica (tema libre).
Quedó enterada la Junta de la baja como anunciantes de los Sres. Moscardó y Morant.
Se acordó el pago de varias facturas.

20 de febrero de 1913, Junta general
Presidencia de Francisco Torrens.
Se acordó proponer como socios a los Sres. Gregorio Orduña (?) Torralva, José López Serrano, Servando Conejero Soto y Antonio Valero Tormo.
Se dio de baja por no abonar los recibos a los Sres. Julio Oltra, Adolfo Costas, José Casanova, Francisco Mora, Diego Sarrió, Vicente Moreno, Ramón Villafañe, Manuel Bort, Arturo de Badaeta, Juan Izquierdo, Galileo Montoro, Arturo Torregrosa, Adolfo Güell, Manuel Pallás, Ramón Roig, Rafael Ferrer Navarro y León Solis. Entre todos adeudaban 300 pesetas.
Se acordó que se archivaran los recibos de los Sres. que ya se dieron de baja: Bartolomé Ribera, Vicente Capuz y Francisco Selma.
Se acordó que se archivaran los recibos de los socios que habían fallecido: Luis Estopiñá, Salvador Campos y José Grifol.
Se acordó archivar los recibos pendientes de Tomás Blanco, por ser socio de mérito y estar exento de pago.
Se acordó dar de baja por no abonar los recibos a los socios corresponsales siguientes: Francisco de Fez, Andrés Montés, Emilio Tudela, Juan Pastor, Basilio Moncayo, Edmundo Ramos, Enrique Castells, Miguel Boronat, Emilio Gil Pérez, José M. Melis, Antonio Baeza, José Llorca Candela, Francisco Calatayud, Miguel Azorín, Vicente Escrig, Vicente Company, Rafael Genovés, José Tomás López Trigo, Manuel Ibáñez Algarra, León J. Juan Soler, Camilo Aleixandre, Agustín García Buglada, Blas Tello y Pedro Llorca Benimeli. En su conjunto suponían 120  pesetas.
Se acordó dar de baja a los siguientes socios a petición propia: Lorenzo Torremocha (Sevilla), M.G. Estasio (Villena) y Blas Martín Peinado (Utiel).
El Secretario informó del fallecimiento del Sr. D. Vicente Guillem Marco. Se acordó que figurara en Acta el sentimiento de la Corporación. Varios socios dedicaron comentarios laudatorios a la figura del fallecido y propusieron se organizara algún acto en su homenaje.
Se acordó nombrar a los Sres. Vicente Peset Cervera, Agustín Trigo Mezquita, Faustino Barberá y José Rodrigo Pertegás para que formaran una comisión que se encargara del asunto.
Se presentaron los presupuestos de 1913

Corporación:
Existencia a 1 de enero de 1913: 2.505,02 pesetas
Ingresos de 1913: 6.401,65 pesetas
Total Importe total del cargo a 31 de diciembre: 8.906,67 pesetas
Id de los gastos: 6.063,65
Superávit: 2.843,02 pesetas

Libreta de la Caja de Ahorros: 1.667,88 pesetas
Existente en Tesorería: 1.175,14 pesetas
Total: 2.843,02 pesetas

Fundación Röel:
Balance de 1912
Existente en 1 de enero de 1912: 11.371,97 pesetas
Ingresos durante el año: 2.761,20 pesetas
Total: 14.133,17 pesetas
Gastos: 333,30 pesetas
Superávit: 13.799,87 pesetas depositadas en Libreta Caja de Ahorros (5.000 pesetas), 2 láminas de la serie C números 368 y 369 (6.000 pesetas), en efectivo en Caja (2.799,87 pesetas).
Se nombró para integrar la Comisión de estudio de los presupuestos a Pedro Aranda, Antonio Villanova y Alfredo Moscardó.
Se nombró para redactar el discurso inaugural del próximo año a Joaquín Aguilar Jordán.
Se nombró a los siguientes Sres. para formar la Comisión que estudiara el Reglamento de la Biblioteca redactado por el Sr. Perales: Vicente Peset Cervera, José Rodrigo Pertegás y Eduardo Pérez López.
El Dr. Perales presentó un croquis de la construcción del antiguo barrio de pescadores. Se acordó que se aportaran más datos tal como se dijo en la Junta directiva.

3 de marzo de 1913, Junta directiva
Presidencia de Celedonio Calatayud.
Comentó Calatayud que el principal tema que debía analizarse era la conferencia que intentó dar José Estellés en el Salón de Actos, socio del Ateneo Escolar, cuyo tema era ‘Estado actual de la Juventud valenciana’. En el momento de comenzar se produjo un griterío que no logró a acallarse hasta que fueron desalojados sin problemas. Ese día estaba el Presidente del Ateneo enfermo y ausente el vicepresidente, por lo que tuvo que presidir un vocal. Se acordó celebrar dicho acto comunicándolo previamente al Gobernador, como era obligación.
[En las Actas se detalla con detalle lo que sucedió.]
Se acordó oficiar al Ateneo Escolar manifestándole “que la Junta directiva ha visto con verdadero dolor, lo ocurrido y que a fin de que no se repita, siempre que haya de darse alguna conferencia o realizarse algún acto de carácter público, deberá hacerse saber al Sr. Presidente del Instituto Médico, el asunto que han de tratar, y con cuarenta y ocho horas de antelación, siendo facultad del Presidente prohibir su celebración si lo cree conveniente en cualquier momento”.
Como en esos momentos se encontraba en las dependencias el Vicepresidente del Ateneo se le llamó para informarle del acuerdo. Al poco se personaron el resto de los miembros de la Junta directiva del Ateneo y se discutieron las condiciones. Finalmente aceptaron.
Este acuerdo, sin embargo, no invalidaba el anterior: “Se faculta al Ateneo Escolar para utilizar diariamente la segunda dependiencia de la izquierda del piso que ocupa este Instituto en la calle del Mar nº 55 y usar el Salón de actos para sus sesiones de Juntas los días que el Instituto Médico u otra de las sociedades domiciliadas en el mismo, que por ser más antiguas hay que reconocerles mejor derecho, no necesiten usar dicho salón”.
El Dr. Calatayud habló después de la necesidad de cambiar de local o de permanecer en el actual. Mientras no se le dotara de las condiciones de los ‘centros recreativos y científicos’, la vida de la Corporación no cambiaría.
El Dr. Torrens dijo que el proyecto del Dr. Calatayud era muy interesante pero preguntó de dónde se sacaría el dinero para abonar las 4.000 pesetas de alquiler. Calatayud le contestó que él estaba dispuesto a contribuir con 1.000 pesetas. El Dr. Perales dijo que él ofrecía 250 pesetas. Torrens señaló que un cambio de local obligaría a aumentar la cuota de los socios, lo que provocaría la baja de muchos. El Sr. Pérez López propuso enviar una circular a los socios solicitándoles su opinión. Torrens recordó que eso se había hecho en el último traslado; primero no pusieron ningún inconveniente, pero después se dieron de baja.
El Sr. Pérez Feliu dijo que las circunstancias actuales no eran las mejores para aumentar los gastos.
El Sr. Perales propuso que se intentara que bajasen el alquiler a 3.000 pesetas.
Se acordó desistir de hacer el cambio por el momento.

10 de marzo de 1913, Junta directiva
El Sr. Candela informó que antes de marcharse a Madrid convocó a miembros de la Junta directiva a su domicilio para hablarles de la conveniencia de activar los asuntos pendientes y muy especialmente de que las distintas comisiones dieran señales de vida celebrando algunas conferencias.
Continuó diciendo que durante su ausencia no se había celebrado acto alguno y que la vida del Instituto resultaba cada día más débil. Señaló que si la situación no cambiaba abandonaría la Presidencia y pedía a los miembros de la Junta que hicieran un esfuerzo supremo y que si no, que abandonaran sus cargos para ver si otros tenían más fortuna.
El Dr. Desfilis dio cuenta de que se convocó una sesión de la Sección de Medicina y sólo acudieron cuatro señores, a pesar de haber aparecido la convocatoria en prensa.
El Sr. Villanueva manifestó que sus múltiples ocupaciones, especialmente las inherentes al cargo de subinspector de Sanidad municipal, le impedían continuar desempeñando la presidencia de la Comisión de Higiene.
El Sr. Pérez López manifestó que si se anunciaba una conferencia sobre cultura general, no tendría inconveniente en intervenir.
El Dr. Calatayud, requerido por el Presidente, se comprometió a dar una conferencia pasadas las Pascuas.
El Sr. Perales presentó la circular y cuestionarios que debían remitirse a los socios tratando de la creación de una Biblioteca circulante. Se aprobó su gestión y enviar las cartas a los médicos.
Se aprobó el pago de facturas pendientes.

2 de abril de 1913, Junta directiva
Se acordó celebrar la Sesión apologética el día 15 a las 19 horas.
Quedó enterada la Junta de que el Sr. Aguilar Jordán había renunciado a redactar el discurso inaugural.
Se acordó convocar Junta para nombrar a otra persona para preparar el discurso inaugural, y después, que se impartiera una conferencia.
Se acordó el pago de facturas.

5 de abril de 1913, Junta general
Se aprobó el ingreso de los socios propuestos en la anterior Junta y pasar a socio residente a Manuel Ibáñez Algarra.
Se propuso como socio corresponsal a José Durán Mártínez, médico de Meliana.
Se dio de baja a Vicente Guillem Marco por fallecimiento y a petición propia a Lorenzo Martínez Barraquet, Rafael Morant Giral, Vicente Almenar Soler, Manuel Peris Forés, Dámaso  Rodrigo Pérez, José Llisterri Ferrer, Manuel Sapiña Barberá, y José García Royo. También dar de baja al socio corresponsal Eusebio Esteve Patuel.
Se informó de que el Sr. Aguilar Jordán había renunciado a dar el discurso inaugural y que debía nombrarse a otra persona para que lo llevase a cabo.
Se dio lectura al oficio de la Comisión de homenaje a Vicente Guillem. Se acordó todo lo propuesto y se rogó a la Comisión que continuara con la organización del acto hasta que se celebrase.
Se leyó un oficio del Ateneo Escolar en el que se invitaba al Instituto a sumarse al Acto en homenaje a Benavente que tendría lugar en el Teatro Principal.
Se informó de un comunicado del Colegio de Médicos en el que decía que reducía su contribución económica al Instituto a la cantidad de 100 pesetas anuales.
Se informó de que la Fundación Röel devolvía 73,15 pesetas porque el impuesto sobre las personas jurídicas se había reducido del 0,15% al 0,10%.
El Sr. Chabás informó de que le constaba que no se cumplía el acuerdo de no sacar papeles del Instituto y que determinado Sr. se llevaba revistas a su casa para leerlas. Solicitó que se corrigiera el abuso.
A petición del Dr. Vila Belda, se acordó constara en Acta la indignación por el atentado que había sufrido el médico de Almazora D. Manuel Santos Vivanco y que el Instituto se interesara por su salud.
El Sr. Chabás preguntó qué papel jugaría el Instituto en el próximo Congreso de Obstetricia, Ginecología y Pediatría.
El Sr. Candela le contestó que hasta la fecha no se había recibido ningún comunicado del Comité provincial organizador.
El Sr. Chabás dijo que eso no era obstáculo para ponerse en contacto con las celebridades médicas españoles que visitarían la ciudad con tal motivo.
El Dr. Candela declaró que, por su parte, no había ningún inconveniente.
Se acordó crear una comisión formada por los Sres. Trigo, Chiarri, Montoro, y Vila Belda para que emitiera un dictamen sobre el asunto.
Se interrumpió la Sesión durante quince minutos.
Se propuso que el Presidente se dirigiera al Comité exponiéndole los deseos del Instituto de rendir homenaje a los congresistas forasteros y suplicarle se designara a uno de ellos para que impartiese una conferencia a los socios de la Corporación. Se celebraría en el Jardín Botánico, previo permiso del rector. Después el Instituto ofrecería ‘un champagne’ a los congresistas asistentes. Se solicitó que el Presidente convocara Junta en cuanto tuviese la respuesta.

12 de abril de 1913, Junta directiva
Se informó de la contestación del Comité del Congreso, quién había remitido a su vez al Comité regional la petición ya que era el que organizaba el programa.

14 de abril de 1913, Junta general
Se admitió como socio correspondiente al Sr. Durán.
Ante la contestación del Comité Central del 3er. Congreso de Obstetricia al ofrecimiento del Instituto, se acordó facultar a Manuel Portaceli para que, como miembro del Comité provincial del Congreso referido, llevara la representación del Instituto y resolviera de acuerdo con dicho Comité la forma y día de rendir dicho homenaje.

9 de abril de 1913, Junta directiva
Presidencia de Celedonio Calatayud
Se informó de que el Comité del Congreso de Obstetricia había contestado que no había posibilidad de incluir el acto propuesto por el Instituto. Se acordó contestar lamentando no poder llevar a cabo el acto que se había propuesto.

15 de mayo de 1913, Junta directiva
Se discutió si se seguían pasando recibos a los socios corresponsales ya que no se publicaban los Anales. Se acordó que se extendieran los recibos y redactar un impreso para remitirlo junto con un ejemplar del Discurso inaugural en el que se rogara remitieran el importe de la cuota.
El Presidente dijo que había hablado con el Sr. José Moltó para que se encargase del discurso inaugural. Se acordó oficiarle para hacerle saber su designación para el mismo.

15 de mayo de 1913, Junta general
Se acordó no publicar los trabajos del homenaje a Vicente Guillem y que se facilitaran a las Revistas científicas. [Efectivamente así se hizo. Se encargó de ello la Revista Valenciana de Ciencias Médicas]
Se acordó no suscribirse a la revista ‘Los Progresos de las Ciencias”.
El Dr. Perales informó de que se habían enviado 200 circulares sobre la Biblioteca a Castellón y 400 a Valencia.
El Sr. Chabás se lamentó de la falta de labor científica y aludió a la Presidencia que señaló que si no variaba la situación renunciaría al cargo.
El Sr. Candela contestó señalando que el problema era la apatía de los socios. Que se habían convocado conferencias y que sólo habían acudido un reducido número de personas. Dijo que, efectivamente, había prometido que abandonaría la presidencia, pero que no lo había hecho por la Corporación. Siguió diciendo que una persona nueva se encontraría pronto con el mismo problema.
Los Sres. Perales y Chiarri presentaron en el acto la dimisión de sus cargos.
El Sr. Torrens señaló que había sido tesorero muchos años con el beneplácito de la derecha y de la izquierda y que no tenía apego al cargo, pero que era inoportuno dimitir porque el número de socios todavía disminuiría más. Dijo que había que fomentar la unión en beneficio del Instituto y que, resueltos los problemas, era el momento de dejar las riendas a otros.
El Sr. Chabás preguntó en qué condición se encontraba la publicación de los Anales.
El Presidente le contestó que no había nadie que se encargara de su publicación.
El Sr. Chabás dijo que con su primera intervención no había querido ofender ni criticar a nadie, que comprendía los esfuerzos de la Junta, pero que cuando se reeligió al Dr. Candela todos prometieron trabajar por cambiar la vida científica del Instituto.

2 de junio de 1913, Junta directiva
Se acordó nombrar comisiones para juzgar los trabajos presentados al certamen de premios.

-Para ‘Supremacía de la construcción química en las modernas orientaciones de la Terapéutica’, los Sres. Trigo, Torrens y Pérez López.
-Para la ‘Topografía médica de Meliana’ a José Rodrigo Pertgás, Vicente Carsí y José Izquierdo Sánchez.
-Para la titulada ‘Inmunidad y anafilaxia’ a los Dres. Bartual, Campos Fillos, Cervera y Salvat.

5 de junio de 1913, Junta general
La Secretaría dio cuenta de que se habían presentado cuatro memorias para los premios:
-’Supremacía de la contribución química en las modernas orientaciones de la Terapéutica’
-’Inmunología y anafilaxia’
-’Topografía médica de Meliana’
-Otra titulada ‘Lasciate ogui speranza’
Se declararon desiertos los premios de la Corporación de los temas I, II y III por no haberse presentado nadie.
Se nombraron las comisiones que debían juzgar las memorias presentadas:
-Comisión del Premio ordinario sobre asunto libre: Agustín Trigo Mezquita, FRancisco Torrens Roig, Eduardo Pérez López, Ramón Gómez Pérez y Tomás Peset Aleixandre.
-Comisión Primer tema Premio Röel: José Rodrigo Pertegás, Carsí y Martínez, y José Izquierdo Sánchez.
-Comisión Segundo tema Premio Röel: Manuel Candela Pla, Vicente Peset Cervera, Juan Bartual Moret, Antonio Salvat Navarro y Augusto Cervera Moltó.

También se nombró comisión para preparar el programa de premios de 1914: Francisco Torrens, José Chabás, Pedro Chiarri

Se acordó nombrar a José Izquierdo Sánchez para que se encargara del próximo discurso de apologético.

Se aprobó el pergamino que debía entregarse al Dr. Maestre y pagar los gastos que había ocasionado.
El Dr. Perales propuso organizar una expedición al próximo XVII Congreso internacional de Medicina que se celebraría en Londres del 6 al 12 de agosto. Se acordó que el propio Perales, junto con Chabás y Jorge Perrón, formularan un dictamen sobre el tema.
Se dio cuenta de que el Marqués de Ezenarro había regalado a la Corporación con destino a la Biblioteca una colección de los Anales del Instituto (¿Boletín?) desde 1870 a 1895.
Asimismo, que el Dr. Rodrigo Pertegás había regalado doce tomos de la revista ‘Medicina y Cirugía Prácticas’.
Se acordó oficiar a ambos señores agradeciendo sus donaciones.

30 de junio de 1913, Junta general
Se informó de que el Agustín Trigo había dimitido de vocal de una de las comisiones que debía dictaminar sobre una memoria presentada a los premios. Se nombró para sustituirle a Claudio Martí Franco.
Se acordó que la Presidencia designaría a alguien para que se encargara de redactar el discurso apologético por dimisión del Dr. Izquierdo.
Se acordó aplazar para después del verano la sesión necrológica en homenaje al Dr. Vicente Guillem.
Se aprobó el dictamen de la Comisión para el programa de premios de 1914.

2 de octubre de 1913, Junta directiva
El Dr. Olmos indicó que era urgente que las comisiones censoras de las memorias que optaban a los premios emitieran dictamen. El Dr. Candela dijo que había apremiado a los presidentes para que cumplieran su cometido.
Se aprobó el pago de varias facturas.

4 de noviembre de 1913, Junta directiva
Se dieron por presentados los presupuestos para 1914.

10 de noviembre de 1913, Sesión
Junta directiva
El Sr. Perales informó de un incidente que se produjo con motivo de la reunión que mantenían los farmacéuticos en el local para hablar de la clasificación de las contribuciones. Apercibido el Sr. López Pérez de que en la Biblioteca se encontraba un individuo (farmacéutico intruso) acompañado de un notario, se presentó en la Biblioteca para preguntarle qué hacía allí. El Sr. Pérez López lo expulsó con ayuda de otros señores que se encontraban en la sede. Al salir a la calle el Sr. Pérez López fue atacado por el mismo individuo y un acompañante hasta que salieron de la sede otros para socorrer al Sr. López. Quedó este con contusiones. Se informó de todo ello al Gobernador civil.
La Junta lamentó lo ocurrido y no hizo más porque el Sr. Pérez López dio el asunto por zanjado.

10 de noviembre de 1913, Junta general
Se propuso como socio residente a José Tomás López Trigo.
Se dieron de baja los siguientes señores: Manuel Espinosa, Salvador Valero, Cándido Antolín, José Beneyto y Luis Vidal, que debían 25 recibos entre todos.
El Presidente informó de que no se había podido celebrar la sesión inaugural porque las comisiones no habían dictaminado sobre los premios.
El Sr. Perales señaló que, estando cercana la fecha de elecciones, se prepararan las listas de los señores socios que podían votar, excluyendo a los que debían recibos. El Sr. Olmos le contestó de que no se podía privar del derecho a voto aunque debieran recibos, según Reglamento.
El Sr. Portaceli se lamentó de que hacía años que se había nombrado un Comisión para la reforma del Reglamento, que no se había hecho nada, que cada asunto que se trataba siempre se encontraban con el mismo muro y que achacaba el fracaso a la Junta actual a excepción de los Sres. Tesorero y Bibliotecario. Por ese motivo presentó en ese momento su dimisión como contador.
El Dr. Iborra opinó que debía cambiarse el Reglamento en su totalidad y que debían concederse más facultades a la Directiva.
El Dr. Vila dijo que no estaba de acuerdo con el Sr. Portaceli. La culpa la tenían los socios que no participaban en nada y, por tanto, hacían fracasar a la Junta directiva en sus intentos de que funcionara bien el Instituto.
El Sr. Chiarri informó de que había convocado varias veces a la Sección que presidía y que había sido imposible. Propuso convocar a los médicos a una Asamblea para persuadirles de la necesidad de levantar el prestigio del Instituto. Él, por su parte, presentó la dimisión en ese momento.
El Sr. Perales también unió su dimisión a la de los demás.
El Sr. Portaceli propuso que la Junta se declarara fracasada en su conjunto, pero que permanecerían en sus cargos hasta el nombramiento de una nueva.
El Dr. Candela dijo que había aceptado la presidencia con el ánimo de lograr la unión entre los miembros del Instituto, pero como ese momento no llegaba y no creía que fuese a llegar, dimitía también de su cargo.
El Sr. Vila Belda manifestó que las dimisiones no eran pertinentes y que debía hacerse lo posible por conseguir que el Instituto se conviertiera en reunión de todos los que cultivaban la medicina en Valencia. Pidió que no se aceptaran las dimisiones.
El Sr. Campos Igual hizo manifestaciones para justificar la no cooperación de algunos señores y lamentó que tan brillante Corporación en otros tiempos se encontrara próxima a morir por falta de apoyo.
Se acordó reunirse todos los días para estudiar la forma de llevar a cabo el programa que debería discutirse en la asamblea.

11 de noviembre de 1913
El Sr. Candela manifestó que la causa de la decadencia de la Corporación era la falta de unión entre sus miembros.
El Sr. Aguilar propuso que se mandara un impreso con un manifiesto en el que se hablara del estado agonizante de la Corporación.
El Sr. Trigo señaló que el Instituto no estaba tan mal, que situación parecida se había dado ya y que muchos médicos se apuntaban por compromiso pero pronto perdían el interés. Dijo que una de las formas de atraer en serio a socios era tener una buena biblioteca con libros modernos y revistas de reconocido prestigio.
El Sr. Candela dijo que era necesario reformar el Instituto y su forma de funcionar. Debía hacerse un empréstito y dar al local el confort necesario a las exigencias de la vida moderna.
El Sr. Perales recordó los esfuerzos llevados a cabo por la Directiva pero que todos habían fracasado.
Se acordó nombrar una ponencia para que redactara una circular para enviar a todos los médicos de Valencia y su provincia; ponentes: Tomás Alcober y Manuel Portaceli.

25 de noviembre de 1913
Se acordó aceptar como socio a José Tomás López Trigo.
El Sr. Candela informó de que el Dr. Trigo había aceptado redactar el discurso apologético.
Se dio cuenta de que el Dr. Maestre, de Madrid, había contestado agradeciendo el pergamino que se le había remitido.
Se acordó que Jorge Perron Zurlinder pasara de corresponsal a residente.

28 de noviembre de 1913, Junta general
El Presidente solicitó que se reconsiderase el envío de la circular de la que se habló en juntas anteriores ya que las elecciones estaban cerca y la Junta no podría llevar los acuerdos a término.
El Sr. Vila señaló que había que seguir adelante con la circular ya que se enviaba a los profesionales. Por otro lado, la Junta directiva debía continuar los proyectos que se habían discutido.
El Dr. Perales recordó que la Junta estaba dimitida, pero podía proseguirse el tema de la circular ya que llevaba la firma del Presidente.
Por el contrario, el Dr. Aguilar Jordán opinó que debía suspenderse todo hasta que hubiese una nueva junta.
Hicieron uso de la palabra los Sres. Montoro, Campos Igual, Barberá, Chabás, y Portaceli.
Vila Belda solicitó un voto de confianza para la Junta directiva en pleno, lo que se acordó por unanimidad.
El Presidente agradeció el gesto y ofreció cooperar siempre para el engrandecimiento del Instituto.
Se acordó suspender el envio de la circular.

4 de diciembre de 1913, Junta directiva
Se acordó dar por presentados los presupuestos del año siguiente.

4 de diciembre de 1913, Junta general
A propuesta de la Presidencia se nombró a la comisión que debía estudiar los presupuestos: José Rodrigo Pertegás, Tomás Peset y Juan Bautista Marco Navarro.
Se leyó el dictamen de la comisión que debía juzgar los trabajos presentados al tema libre. Uno llevaba el lema ‘En el mundo físico no cabe inventar sino descubrir’ y el otro, ‘Lasciate ogni speranza’. Se dijo que, a pesar de que los autores habían puesto voluntad en su elaboración, no merecían premio ni mención honorífica. Se aprobó el dictamen y se declaró desierto el premio.
Se pasó después al dictamen de la comisión que juzgaba el trabajo ‘Topografía médica de Meliana’. Hicieron uso de la palabra los Sres. Alcober, Chabás, Olmos, Peset Cervera y Torrens. En ese momento entró el Dr. Carsí, miembro de la Comisión, y explicó que el trabajo era escrupuloso y riguroso a pesar de las pequeñas deficiencias en la forma, que podían subsanarse con facilidad. Entre la disyuntiva de otorgarle el accésit o el premio, se decidió optar por el premio. Se acordó, por tanto, lo propuesto por la comisión. Abierta la plica, resultó ser su autor, José Durán Martínez. Se acordó concederle el título de socio correspondiente, comunicarle el premio e indicarle que se le entregaría en el acto de la sesión inaugural.
Posteriormente se leyó el dictamen sobre el trabajo que se presentaba al tema II del Premio Röel. Se acordó declararlo desierto.
Posteriormente se sugirió que hubiera tres premios de 1.500 pesetas y tres accésits de 500 para el próximo año, en lo que al Röel se refería.
A continuación se quemaron las plicas.

6 de diciembre de 1913, Junta general extraordinaria
El Presidente informó de que no sólo había que elegir a la mitad de los cargos de la Junta directiva, sino a todos ya que habían dimitido.
Se interrumpió la sesión para que se formularan candidaturas.
Se procedió después a votar cargo por cargo, siendo estos los resultados:

-Presidente: Manuel Martí Sanchis (42 votos), José Sanchis Pertegás (1 voto).
-Vicepresidente primero: Jaime Mur Sancho (41 votos); Joaquín Aguilar Jordán (3 votos); Fernando Rodríguez Fornos (1 voto); en blanco (4).
-Vicepresidente segundo: Francisco Torrens Roig (40 votos); Luis Calvo Lucía (1 voto); Alfredo Brunenque (1 voto); en blanco (3 votos).
-Secretario general: Enrique Gay Méndez  (27 votos); Alfredo Brunenque (13 votos); Manuel Olmos (1 voto); en blanco (1 voto)
-Secretario de actas: Pedro Valero Almudévar (35 votos); en blanco (2 votos)
-Contador: Francisco Aguilar Martínez (34 votos); Alfredo Brunenque (1 voto); en blanco (4 votos).
-Tesorero: Luis Calvo Lucía (29 votos); en blanco (7 papeletas); nulos (2 votos).
-Bibliotecario: José Rodrigo Pertegás (32 votos); en blanco (4 votos).
Presidente de la Sección de Medicina: Fernando Rodríguez Fornos (25 votos); Rafael Pastor Reig (3 votos); nulos (11 votos); blanco (1 voto).
-Presidente de la Sección de Cirugía: Miguel Martí Pastor (34 votos); ASbelardo Lloret (1 voto); en blanco (2 votos).
-Presidente de la Sección de Higiene y epidemiología: Francisco Barberá Martí (34 votos); nulos (2 votos); en blanco (2 votos).
-Presidente de la Sección de Farmacia: Se repitió al producirse un empate. Se volvió a repetir con estos resultados: Vicente Peset Cervera (23 votos); Augusto Cervera Moltó (1 voto); Rafael Canchú (2 votos).
-Vicesecretario general: Vicente Barberá Ferrer (28 votos); Peregrín Casanona (2 votos); Tomás Blanco (2 votos); Francisco Aguilar Martínez (2 votos); Diego Sarrió (3 votos); Rafael Candront (2 votos); Tomás Alcober (1 voto); Ramón Morell (1 voto); Miguel Fabregat (1 voto); y Pedro Aranda (1 voto).
– Vicesecretario de actas: Ramón Morell Berenguer (19 votos); Tomás Alcober (2 votos); Alfredo Brunenque (4 votos); Rafael Calatayud (1 voto); Francisco Orts (1 voto); en blanco (2 votos).
-Vicecontador: Diego sarrió Tamarit (22 votos); Rafael Canchoud (1 voto); Alfredo Brunenque (1 voto); en blanco (2 votos).
-Vicetesorero: Pedro Aranda Alcaraz (23 votos); Alfredo Brunenque (10 votos); Rafael Canchoud (2 votos).
-Vicebibliotecario: Miguel Fabregat Vidal (23 votos); Alfredo Brunenque (2 votos); Rafael Canchoud (1 voto); Rafael Canchoud (1 voto); Pedro Aranda (1 voto); Joaquín Aguilar (1 voto); en blanco (1 voto).

13 de diciembre de 1913, Junta directiva
El Dr. Candela señaló que el propósito de la sesión era dar posesión a los nuevos cargos.
Lo hizo el nuevo presidente, el Dr. Martí. Después, el resto.
La antigua Junta transmitió a la nueva los siguientes documentos:
-Resguardo suscrito por el Director, Interventor y Cajero del Banco de España, sucursal de Oviedo, con fecha 15 de marzo de 1906. Detalle: Tres títulos de deuda pública al 4%, Serie A (1.500 pts). Dos títulos de la misma deuda, serie B (5.000 pts.). Un título de la misma deuda serie C (5.000 pts). Dos títulos misma deuda sere D (25.000 ptas). Dos títulos misma deuda serie E (50.000 pts). Tres títulos misma deuda por pesetas nominales (300 pts). Total capital nominal: 86.800 pesetas.
-Dos láminas de la Caja de Ahorros: 6.000 pesetas
-Una Libreta de la Caja de Ahorros a nombre del tesorero: 5.000 pesetas.
-En efectivo: 5.445 pesetas

El Dr. Calvo aceptó la entrega.
Igualmente el Dr. Torrens hizo entrega de lo relativo a la Tesorería ejecutiva de la Corporación, consistente en:
-Una Libreta de la Caja de Ahorros a nombre del Presidente con 1.667,88 pesetas, estando por liquidar los intereses del año en curso.
-Un efectivo metálico de 737,27 pesetas.
-Cinco medallas de plata que se usaban como distintivo de los socios de la Corporación (16,50 pesetas cada una).

El Dr. Torrens entregó también al Presidente:
-Copia del Testamento ológrafo de Faustino García Röel.
-Copia autorizada de la división de los bienes de D. Faustino García Röel

Se acordó guardar los documentos en el Archivo del Instituto.
El Sr. Martí pidió el inventario de los muebles y enseres. El Dr. Candela dijo que se estaba elaborando y, en cuando estuviera listo, se lo entregaría.
Igualmente el Sr. Torrens entregó al Bibliotecario copia de la escritura del legado correspondiente al Instituto Médico Valenciano en 23 de noviembre de 1906 ante Juan Bautista Bosch, notario de esta ciudad.

17 de diciembre de 1913, Junta general
El Sr. Martí dio las gracias en su nombre y en el de la nueva Junta por su elección. Señaló que, por su trabajo, había estado alejado del Instituto, pero que siempre lo había contemplado como ‘una casa solariega’ donde se formaran sus antecesores en profesión.
Señaló que deseaba ser el primero en dos cosas: en amor al Instituto y en afecto fraternal a todos sus compañeros.
“Opinó creyendo estarían todos de acuerdo con él que hay necesidad de que evolucionen esta clase de sociedades, pues en ella no basta el movimiento para dar frutos, es necesario la radiación, radiación que se concretará al exterior cuando Valencia lo pida, cuando la profesión lo demande”.
Hizo un llamamiento a todos los que de veras amaban al Instituto para que se agruparan, pues “somos una federación de compañeros puestos a sacrificar parte de sus esfuerzos con una orientación fija hacia nuestra Polar, que es la Ciencia”.
Respecto a sus propósitos dejó claro que exigiría su cumplimiento.
Terminó dirigiendo un saludo a la Facultad de Medicina, a los Colegios oficiales, al Ateneo Escolar y a todas las Corporaciones científicas y literarias de Valencia.
Se admitieron como socios de reingreso a Jaime Albiol Aguilella, Vicente Almenar, Vicente Capuz Gil, Carlos López Moreno, Rafael Morant Giral, Salvador Valero Estopiñá, Germán Rodríguez Dalmau, Mauro Guillem Comín, Mauel Alcaide Llopis, Carlos Benítez, Ricardo Genovés Suay, Rafael Martínez Armengol, Arturo Villarroya Esteve, Serafín Miguel, y Ramón Alapont Ibáñez.
Se propusieron para socios residentes a Ricardo Albiol, Manuel Aubau Amat, José M. Baixauli Viguer, Federico Belenguer, Vicente Boquera Garriguez, Gerónimo Cabanes Andrés, Federico Cuesta Orduña, José M. Guimerá, Mario Herráez García, Miguel Polo Gil, Francisco Serra Juan, Vicente Uberos Castells, José Vigué Badía, Ramón Esplugues Martí, Fernando Gómez Miranda, Pascual Aliño Forner, y Ramón Rodrigo Bosen.
Se denegó la petición de Javier Palomar, de Barcelona, de que se le enviase la memoria con la que había concurrido al certamen de premios, con el título ‘En el mundo médico no vale inventar sino descubrir’.
Se dio la Junta por enterada de la dimisión de Fernando Rodríguez Fornos como presidente de la Sección de Medicina, de Vicente Peset Cervera, de la de Farmacia y de la de Tomás López Trigo, de redactar el discurso apologético.
El Sr. Perales propuso se recompensara por los servicios prestados al Instituto al que había sido secretario, Manuel Olmos, con el nombramiento de Secretario honorario y dispensa de pagar la cuota. El Presidente se sumó a la propuesta y fue aprobada.
El Sr. Olmos dijo que sólo había cumplido con su deber.
Vila Belda propuso que se le diera un pergamino con el nombramiento. Así se aprobó.
Se leyeron los presupuestos para 1914 y el dictamen de la Comisión nombrada para estudiarlos, y se aprobaron.

20 de diciembre de 1913, Junta general
El Sr. Pérez López preguntó si se le permitiría al Dr. Palomar copiar su trabajo.
El Presidente le dijo que este Sr. no podía demostrar que el trabajo era suyo. Se contestó que ofrecía su palabra de honor de que era autor del mismo. En estas condiciones se acordó que lo copiara.
Fueron admitidos como socios todos los propuestos en la Junta anterior.
Se acordó nombrar a Faustino Barberá para que redactara el discurso apologético por ser el más adecuado y conocer la historia médica regional.
El Dr. Barberá señaló que había poco tiempo si el acto se celebraba el 31 de marzo, pero que lo intentaría.
Por lo dicho por Faustino Barberá, se acordó aplazar el acto para el mes de octubre.
Se procedió a votar la vacante de Presidente de la Sección de Farmacia. Salió elegido por la totalidad de los votos el Sr. Agustín Trigo Mezquita.
Se procedió a elegir al Presidente de la Sección de Medicina. Salió elegido Germán Boned Ferrer por unanimidad.
El Presidente dio cuenta de haber recibido invitaciones para asistir al Conservatorio de Música. Se acordó repartirlas entre las personas que hubieran demostrado aptitudes especiales.

[Estas anotaciones se han podido realizar gracias al Proyecto de Investigación del Ministerio de Educación, HAR2008-04023].

 

El Instituto Médico Valenciano en 1912 (II)

Una vez más la actividad científica del Instituto Médico Valenciano quedó reflejada en el diario Las Provincias, en 1912. Hubo varias conferencias y casi todas ellas merecieron una reseña en la primera página. Las Secciones de Epidemiología y de Cirugía parece que empezaron a funcionar, tal como se puede ver en las reseñas del diario y en los Anales del Instituto Médico Valenciano. La profilaxis del cólera mereció especial atención. El año anterior, en 1911, saltaron de nuevo todas las alarmas ante los casos que se presentaron en Italia y Turquía.

Estas fueron las referencias que aparecieron:

-Instituto Médico Valenciano. [Conferencia de Rafael Pastor Reig: Un caso de sínfisis pericardio-perihepática]
29 de enero de 1912, p. 1

En el Instituto Médico Valenciano. [Conferencia de Antonio Salvat: ‘Las funciones celulares’]
6 de febrero de 1912, p. 1

Instituto Médico Valenciano [Segunda conferencia del Dr. Salvat]
11 de febrero de 1912, p. 2

Instituto Médico Valenciano. Conferencia del Dr. D. Fernando Rodríguez G. Fornos, catedrático de Patología y Clínica médica de esta Facultad de Medicina
25 de febrero de 1912, p. 1

Instituto Médico Valenciano [Sección de cirugía. Reunión. Tema libre]
9 de marzo de 1912, p. 2

[Las actividades de esta Sección pueden encontrarse en el número de abril de los Anales del Instituto Médico Valenciano, 1912]

Instituto Médico Valenciano. [Sección epidemiología e higiene y farmacia. Conferencia del Dr. Villanueva sobre “Profilaxis del cólera”]
25 de marzo de 1912, p. 2

En el Instituto Médico Valenciano [Dr. Colvée. “Profilaxis del cólera desde el punto de vista bacteriológico”]
29 de marzo de 1912

En el Instituto Médico Valenciano. Profilaxis anticolérica y Sesión apologética [Federico Julián habló sobre Pascual Garín].
1 de abril de 1912, p. 2

En el Instituto Médico Valenciano. “La profilaxis anticolérica”
5 de abril de 1912, p. 2

En el Instituto Médico Valenciano. La profilaxis anticolérica
12 de abril de 1912, p. 2

En el Instituto Médico Valenciano. La profilaxis anticolérica
14 de abril de 1912, p. 2

En el Instituto Médico Valenciano. La profilaxis anticolérica
26 de abril de 1912, p. 2

En el Instituto Médico Valenciano. Conferencia del Dr. Vila [Profilaxis anticolérica]
1 de mayo de 1912, p. 1

En el Instituto Médico Valenciano. [“Mal de Pott”, por el Dr. Pérez Feliu]
17 de mayo de 1912, p. 1

Cículos y sociedades. Instituto Médico Valenciano. [Conferencia de Rodríguez Fornos: “Las nuevas doctrinas acerca de las bradicardias”]
4 de diciembre de 1912, p. 2

Círculos y sociedades. Instituto Médico Valenciano [Junta general extraordinaria para elección de nuevos cargos]
7 de diciembre de 1912

José L. Fresquet
Blog: Medicina, Historia y Sociedad

 

[Estas anotaciones se han podido realizar gracias al Proyecto de Investigación del Ministerio de Educación, HAR2008-04023].

El Instituto Médico Valenciano en 1912 (I)

Continuó en 1912 el Instituto Médico Valenciano con un buen ritmo de sesiones y de actividades. Sin embargo, seguía pendiente la reforma del Reglamento que, por alguna razón se demoraba dos años. El presidente de la Comisión dimitió y en una de la últimas Juntas se conminó a sus miembros a que llegaran a un acuerdo a lo largo del mes de enero de 1913. Se unieron al grupo, además, tres nuevos nombres, los que habían iniciado el movimiento en pro de cambios en la labor científica del Instituto. En la siguiente entrega veremos que surgieron problemas, pero es asunto de 1913. Otro aspecto que llama la atención, es que en la Junta extraordinaria de diciembre, en la que se elegía la mitad de los cargos, salió Sanchis Bergón como presidente por sólo un voto. No llegó a tomar posesión porque voluntariamente renunció por sus múltiples ocupaciones y porque se cometió un error en su proclamación, ya que no había obtenido la mayoría absoluta tal como era preceptivo por Reglamento. Realizada una nueva elección, fue nombrado de nuevo el Dr. Candela.

Las dos personas que se habían ocupado de la edición de los Anales dimitieron y la revista salió con dificultad a lo largo de 1912. De hecho en 1913 dejó de publicarse.

Las dificultades económicas siguieron y ya en las últimas Juntas se solicitaron subvenciones al Ayuntamiento y a los Ministerios de Instrucción pública y Hacienda. Los socios no abonaban sus cuotas con regularidad, lo que ocasionaba constantes problemas. También se sucedían las altas y las bajas de forma constante, aunque el balance seguía siendo positivo.

2 de enero de 1912, Junta directiva
Tomaron posesión los nuevos miembros de la Junta y se constituyó como tal.
El Sr. Carsí agradeció haber sido elegido como redactor de los Anales, pero anunció que no podía aceptarlo dado el abrumador trabajo que suponía.
El Presidente señaló que había sido elegido por sus especiales aptitudes y le solicitó que rectificara su decisión.
El Sr. Carsí retiró su dimisión, pero esperaba que los compañeros le ayudaran en la tarea de llevar adelante la Revista.
El Sr. Olmos dio cuenta del fallecimiento de la esposa del socio distinguido D. Amalio Gimeno y se acordó que figurara en Acta la condolencia de la Corporación.
El Sr. Celedonio Calatayud rogó a la presidencia que facilitara datos sobre la nueva marcha científica de la Corporación.
El Sr. Candela señaló que algunos socios le habían manifestado la intención de dar alguna conferencia y que rogaría al presidente de la Sección de medicina que activara la celebración de pequeños congresos que el año último debieron haberse realizado.
El Sr. Julio Perales solicitó que se pusera empeño para que la comisión de modoficación de Reglamento a fin de poder convenir con las editoriales la adquisición de obras científicas con descuentos importantes para el Instituto y sus socios. El Presidente contestó que haría lo posible.
Luis Rizo propuso que lo mismo que sucedía con las obras científicas podría aplicarse al material quirúrgico. El Sr. Candela dijo que se pondría en contacto con las Corporaciones de Madrid para pedirles sus Estatutos y Reglamentos con el fin de estudiarlos.
El Presidente señaló que el nuevo puesto de escribiente que se había aprobado debía ser ocupado para ponerse a trabajar. Anunció que una persona se le había ofrecido para ello.
El Sr. Carsí sugirió que había que estudiar el caso con detenimiento para adaptarse a lo señalado por el Reglamento.
El Sr. Torrens opinó lo mismo que el Presidente, que corría prisa el nombramiento del nuevo empleado. Propuso que se le contratara con carácter interino.
El Sr. Villanueva propuso que la Junta podía nombrar interinamente a una persona y que había que hacerlo ya si había una persona con aptitudes suficientes. Si se demoraba, se verían sometidos a todo tipo de presiones, recomendaciones y compromisos.
El Sr. Presidente propuso el nombramiento para ocupar el cargo de forma interina al Sr. Antonio Vivré (?) y Arnau. Se acordó por unanimidad.
El Sr. Rizo preguntó si se había realizado alguna gestión para que el Municipio llevara a cabo la rectificación del padrón de pobres, entendiendo que este asunto era de vital importancia para la clase médica de la capital, con objeto de que el servicio gratuito lo disfrutaran los que tenían perfecto derecho. Después de una discusión se acordó que el “Sr. Villanueva redactase las bases a que deberán someterse los que tengan carácter de pobre y que el Sr. Perales se encargue de su tramitación”.
De nuevo el Sr. Perales señaló que debía reformarse el Reglamento para que constara su carácter benéfico e instructivo con los beneficios que ello reportaba.
El Sr. Torrens propuso que se renovaran las suscripciones a publicaciones. Se acordó.
El presidente de la Comisión de Farmacia agradeció su elección como tal y rogó que constara en Acta el agradecimiento a los compañeros que habían cesado en sus cargos.

12 de enero de 1912, Junta general extraordinaria
Presidencia del Dr. Calatayud.
Se propusieron como socios correspondientes a los Sres.: Aurelio Adam (Burriana) y Leopoldo Martínez Porres (Alginet). Como residentes a Rafael Colvée y Augusto Cerveró.
Se acordó dar de baja a petición propia a Eduardo Matoses, Jaime Frigols, Ramón Morant y José Juan Dómine, y por defunción a D. Jaime García Español.

Se acordó constara en Acta el sentimiento de la Corporación por el fallecimiento del socio Jaime García Español y transmitirlo a la familia.
Se leyó una carta de D. Manuel Candela y D. Manuel Portaceli adhiriéndose a los acuerdos que se tomaran en esta sesión en el asunto de la petición de indulto para los reos de Cullera condenados a la última pena, y excusando su asistencia.
Se nombraron las comisiones permanentes, que quedaron de la forma siguiente:

-Comisión de Farmacia: Presidente, Eduardo López Pérez. Vocales: Alfredo Moscardó, Luis Vidal Martínez y Enrique Gay.

-Comisión de Cirugía: Presidente: Luis Estopiña. Vocales: Pedro Chiarri Torrent, Vicente Pallarés Iranzo, Antonio Crú y Salvador Valero.

Se acordó por unanimidad solicitar el indulto de los reos de Cullera dirigiendo telegramas al Rey y la Reina, así como al Presidente del Consejo de Ministros, a la vez que se hacía pública la decisión del Instituto.

15 de enero de 1912, Junta directiva
Se leyó el telegrama enviado por la Mayordomía de Palacio en contestación al remitido por el Instituto. Se acordó contestar manifestando la gratitud de la gracia otorgada.
Vicente Domínguez señaló que, dadas las suspicacias por haber contratado a un oficial de secretaría, debía convocarse una Junta general porque ese nombramiento no tendría validez sin el refrendo de la Junta general.
El Sr. Carsí señaló que el contrato era interino y sólo para un año con el fin de analizar si era necesario, si el interesado respondía a los esperado, etc.
El Sr. Candela recordó que se contrató al Sr. Viené (?) por sus aptitudes y su preparación y que no había otro candidato. Hacía tiempo un médico de fuera de Valencia solicitó que se le contratara para desempeñar alguna función en el Instituto, pero se entendió que el nuevo empelado debía tener letra clara y poseer conocimientos de tipo administrativo y de gestión. Por eso no se podía recurrir a un compañero de profesión para desempeñarlo.
El Sr. Dominguez propuso que se agradeciera mediante oficio a los miembros de la Junta saliente sus trabajos y desvelos por el mantenimiento de la Corporación.
El Sr. Carsí pidió que se añadiera en el Oficio que La Junta lamentaba que no hubieran querido permanecer en sus cargos.
El Sr. Candela dijo que la misma laudatoria manifestación debería comunicarse siempre a los señores socios cuando por circunstancias especiales se hicieran acreedores a ella, como en la ocasión presente.
El Sr. Rizo, administrador de los Anales, explicó que había escrito a los anunciantes para preguntarles si deseaban seguir insertando su anuncio en la revista. También que escribió a dieciocho casas que se anunciaban en otras revistas y que le habían contestado cinco, diciendo que se les había agotado la partida consignada para estos fines. El Sr. Vila solicitó que se retirara su anuncio.
Se acordó el pago de varias facturas.
El Sr. Carsí presentó varias memorias premiadas para que se acordara el orden en que debían publicarse. Se acordó imprimir primero la de los doctores Mayoral y Martínez, ‘Diagnóstico del cáncer por el método…’.

31 de enero de 1912, Junta directiva
El Sr. Francisco Torrens, tesorero, presentó el extracto de las cuentas de 1911:

-Ingresos:
Existente a 1 de enero de 1911: 1.761,15
Ingresos año 1911: 7.313, 72
Total: 9.074,87 pesetas

-Gastos:
Gastos 1911: 9.074,87 pesetas

Fundación Röel:
-Existente a 1 de enero de 1911: 11.853,77 pesetas
-Ingresos en 1911: 2.762,75 pesetas
-Salidas en 1911: 3.244,55 pesetas
-Total pesetas: 14.616, 52 pesetas

Para dar cumplimiento al Reglamento, se acordó nombrar comisión que estudiara las cuentas para llevarlas a Junta general. Fueron nombrados Mosacardó, Boronat e Iborra Algarra.
El Sr. Domínguez propuso, y así se aprobó, escribir una carta a todos los socios corresponsales que no habían abonado su cuota de 1911, que lo hiceran cuanto antes.
También propuso enviar un ejemplar de los Anales junto con una hoja impresa a los médicos de la provincia, y luego a los de fuera, para que se inscribieran como socios corresponsales.
A propuesta del Sr. Candela se acordó enviar una circular a los médicos de Valencia invitándoles a que se inscribieran en el Instituto.
El Sr. Torrens manifestó la conveniencia de reducir la tirada de los Anales si sobraban muchos ejemplares.
El Sr. Domínguez le contestó diciendo que la tirada era de 500, de los que se distribuían 420 y los que quedaban se utilizaban como propaganda.
El Sr. Domínguez, respecto al alta del Sr. Colvée, señaló que cuando se dio de baja dejó de pagar nueve recibos, por lo que solicita que se le dijera que debería abonarlos. Así se acordó.
Se acordó que el horario de oficina del Instituto fuera de 5 a 7 de la tarde.
El Sr. Domínguez señaló que le parecía poco tiempo y que lo que se acordara figurara en el tablón de anuncios y que permaneciera el local abierto durante ese tiempo, y que se adquiriera una mampara con una placa con el nombre de Instituto Médico Valenciano. Se acordó la compra de la mampara.
El Sr. Pérez López solicitó información sobre la deuda del Colegio de Farmacéuticos. El Torrens dijo que habían pagado 50 pesetas pero que todavía les quedaba por abonar dos años y un trimestre de alquiler.
Se acordó imprimir títulos para los socios nuevos y los que todavía no lo tenían. El Sr. Domínguez solicitó información sobre cómo se realizaba el inventario.
El Sr. Pérez López señaló que si el Sr. Carracido aceptaba la invitación del Instituto, se le debía tributar el mismo tratamiento que el que se dio al Dr. Maestre.

8 de febrero de 1912, Junta directiva
El Dr. Oliete dimitió de presidente de la comisión de reforma del Reglamento por sus muchas ocupaciones.
El adminsitrador de los Anales informó de que la Casa Paul Quisepied (?) de París deseaba insertar anuncios en forma de encartes que él facilitaría. Después de la deliberación se acordó contestarle diciendo que no había inconveniente y que los precios eran de 90 pestetas anulaes o de 60 el trimestre.
A propuesta del Dr. Carsí se acordó remitir ejemplares de los Anales a los socios de mérito que residían fuera de Valencia, a los premiados y a la Fundación Röel.
A propuesta del Dr. Domínguez se acordó abrir un libro que recogiera todos los acuerdos para comprobar de forma fácil si se iban cumpliendo.

22 de febrero de 1912, Junta directiva
Presidencia de D. Celedonio Calatayud
Se aprobó el pago de facturas y la compra de carpetas para guardar las revistas que se recibían.
Se acordó llevar a Juntas generales la organización de las sesiones reglamentarias de carácter científico de las Secciones o Comisiones permanentes.

27 de febrero de 1912, Junta general ordinaria
Se informó del fallecimiento del socio corresponsal Salvador Iñigo, de Sevilla. Se acordó figurara en Acta los sentimientos de la Corporación y oficiar a la familia para transmitirle el pésame.
Fueron admitidos como socios residentes Rafael Colvée Reig y Agustín Cervera Moltó.
Se propuso como socio residente a Antonio Salvat Navarro y como corresponsales a José Marí Mozón, Enrique Ferrando Carlos y Lorenzo Santamaría Barragent.
Se aceptaron las bajas de Arturo Torregrosa, residente, y de Mateo Bonafonte y Santiago Sirera, corresponsales.
Quedo enterada la Junta de la dimisión de su cargo de presidente de la Comisión de reforma del Reglamento, Sr. Oliete. Se acordó que el resto de miembros de la comisión prosiguieran su trabajo.
El Presidente de la Sección de Epidemiología propuso como vocales a Joaquín Aguilar Jordán, Juan Campos Fillol, Mariano Pérez Feliu y Francisco de Borja Aguilar Martínez.
En la Sección de Farmacia, al quedar vacante una vocalía por baja del Sr. Torregrosa, se nombró para sustituirlo a Rafael Morant.
Se leyó una instancia del Dr. Pérez Feliu dirigida al ministro de Instrucción pública solicitando que la asignatura de Historia Natural y Fisiología e Higiene que se daban en los Institutos se dividiera en dos, y que la Fisiología e Higiene pudiera ser impartida por médicos, dada su preparación para ello.
También se leyó otra instancia de Pérez Feliu solictando que se accediera a los solictado.
Se acordó lo solicitado añandiendo además que la asignatura podía ser impartida por farmacéuticos.
Se leyó el dictamen de la comisión que tenía que revisar las cuentas del ejercicio anterior. Fue aprobado.
Se dio cuenta de haber contratado a D. Antonio Viché (?) como oficial de secretaría, con un sueldo anual de 250 pesetas. Se acordó confirmar dicho nombramiento.
La Presidencia invitó a las secciones a que se reunieran para tratar de sus temas con el fin de dar cumpliento al Reglamento. Los Sres. Pérez Feliu, Carsí y Vila Belda propusieron que se reunieran cuatro veces al mes (una cada sábado).
El Bibliotecario informó de que muchas revistas que se recibían están incompletas y que se podrían comprar los números que faltaban, pero no había consignación presupuestaria para ello.
El Contador propuso que se reclamaran a las editoriales. El Bibliotecario, Sr. Perales, señaló que se trataba de revistas extranjeras de los años 1909, 1910 y 1911 y que las casas editoriales se resistían a enviar gratuitamente números atrasados.
El Tesorero señaló que el presupuesto actual se había calculado con déficit, por lo que rogaba que los gastos se controlaran al máximo.
Se autorizó el traspaso de 100 pesetas de la partida 6ª para la adquisición de las revistas señaladas.
El Bibliotecario indicó que la Biblioteca era pobre y que muchos libros estaban anticuados. Rogó que se planteara una puesta al día ya que lo consideraba un asunto de importancia.
El Sr. Pérez Feliu propuso que se aumentara la cuota de los socios una peseta que iría destinada a la compra de material bibliográfico. No se podía tomar esta decisión al no figurar en la orden del día.
El Sr. Pérez Feliu propuso que se podría contestar a cuantas consultas bibliográficas se formularan por los socios, pero que había que informarles primero, especialmente a los residentes fuera de la ciudad de Valencia.
Asimismo se propuso poner la Biblioteca al servicio de los escolares.
Se aprobó lo primero y lo segundo quedó pendiente hasta que hubiera un Reglamento de la Biblioteca.

2 de marzo de 1912, Junta general extraordinaria
Presidencia del Sr. Calatayud.
Se admitió como socio a D. Antonio Salvat Navarro, médico. También se admitieron como corresponsales los Sres. José Mari Mazón, médico de Burjasot; Enrique Ferrando Carlos, médico de Burjasot; Lorenzo Santamaría Barragnet, médico de Puebla larga; y Dámaso Rodrigo Pérez, médico de Quart de Poblet.
Se propusieron como socios correspondientes a los Sres. Claudio Moya Gálvez, médico de Paiporta; y Luis Benito Bou, médico de Guardamar.
También se propuso y se admitió a Gregorio Céijar Cano como residente.
Se admitió como reingreso a Pedro Antonio Llorca Benimeli, de Alfafar.

25 de abril de 1912, Junta directiva
Se dio noticia del fallecimiento de D. Rafael Campos Fillol. Se acordó constara en Acta el sentimiento de la Corporación por la pérdida de un ilustrado y digno compañero.
Se acordó el pago de facturas.
Se revisó la lista de los socios deudores de cuotas y se comisió a los Sres. Carsí, Perales y Candela para que los visitaran.
D. Tomás Blanco solicitó que no se le pasaran recibos debido a su condición de socio de mérito.
Se dio de baja al socio Vicente Capuz como solicitó verbalmente ya que se negó a firmar la solicitud para ello.
Se acordó pasar al socio Bernardo Bermell a correspondiente por su traslado a Navajas.
Se acordó reformar la instalación eléctrica del Salón de Actos.

24 de mayo de 1912, Junta directiva
Se acordó el pago de facturas.
El Sr. Carsí informó del retraso de la publicación de los Anales que se debía a la falta de colaboración especialmente de los que tenían que revisar sus notas para publicar.
El adminsitrador de los Anales informó de la existencia de una agencia internacional de anuncios que podía ser útil para publicitar la Revista del Instituto. Se acordó preguntar los precios.

24 de mayo de 1912, Junta general
Se informó del fallecimiento del socio Salvador Trigo y de la esposa del socio Julio Bueno. Se acordó que constara en Acta el sentimiento de la Corporación.
Se votaron y admitieron los siguientes socios: Luis Benito Bau, médico de Guardamar; Claudio Moya Gálvez, médico de Paiporta. También se admitió como residente a Gregorio Ceijas Cano.
Se acordó dar de baja, porque así lo solicitaban, a Francisco Selma y Bartolomé Ribera.
La Presidencia recordó que había que nombrar al socio que se encargase del discurso apologético. Por aclamación fue elegido D. José Campos Igual.

20 de junio de 1912, Junta directiva
Se aprobó el pago de varias facturas.
A propuesta del Sr. Olmos se acordó que la Corona que se dedicó al Sr. Estopiña se sufragara con fondos de los socios amigos del finado.
El Sr. Pérez Feliu propuso que este gasto lo debía pagar el Instituto.
El Sr. Perales propuso que se adquirieran insignias o una cinta que se pusiera sobre el féretro de los socios que habían fallecido.
Se aprobó consignar en los presupuestos próximos una partida para atender este tipo de gastos.
El Tesorero solicitó que se hiciera lo posible para no demorarse en el cobro de los recibos.
El Tesorero explicó que se había pedido a la Fundación Röel que enviara los títulos a la sede del Banco de España en Valencia y solicitó que la Junta lo supervisara. Había un gasto del 0,25 por cien por la administración de los fondos fuera de Valencia.
Se recordó que si la Corporación tuviera un fin instructivo se podían ahorrar todos estos gastos.
Se leyó una petición del Colegio de Veterinarios solicitando el local para reunirse. El Sr. Domínguez señaló que no había inconveniente, pero que de vez en cuando podían contribuir económicamente como sucedía con otras entidades. Se aprobó.
Se leyó otro oficio en el que se nombraba Secretario del Comité Provincial contra la Tuberculosis al Sr. Candela, por su condición de presidente del Instituto.

20 de junio de 1912, Junta general
Se propusieron como socios corresponsales a los Sres.Vicente García Hernández y Eloy García Fernández.
El Secretario presentó dos memorias que se habían presentado una al premio Röel y la otra al ordinario de la Corporación. Para dictaminar sobre la primera se nombró a una comisión compuesta por los Sres. Candela, Rafael Pastor, Vicente Peset, Miguel López Romeu y Pablo Colvée. Para la segunda, otra con los Sres. Ramón Gómez Ferrer, Julio Perales y Vicente García Ibáñez.
También se nombró la comisión para preparar el próximo programa de premios: Vicente Guillén, Vicente Carsí y Eduardo Pérez López.
Se acordó asimismo que las memorias sobre topografía médica podían referirse a municipios de Castellón y Alicante.
El Dr. Candela comunicó el fallecimiento del ‘ilustrado socio’ Dr. Estopiñá, presidente de la Sección de Cirugía. Se acordó que figurara en Acta el sentimiento de la Corporación y que una comisión de la Junta directiva visitara a la familia para transmitirle el pésame.
Al quedar vacante la presidencia de la Sección de Cirugía, se presentaron los Dres. Antonio Oliete y Pedro Chiarri para ocupar el cargo. Fue elegido éste último.

28 de junio de 1912, Junta general
Se aprobó el ingreso de los socios propuestos en la sesión anterior.
Se aprobó el dictamen de la comisión que debía preparar el programa de premios para 1913.
[Tomado de los Anales, ya que no figura en Actas]

-Tema 1. Indicaciones y contraindicaciones de los sedantes y tónico-cardíacos en el tratamiento de las arritmias.
-Tema 2. Estudio y crítica de los procedimientos modernos de amputación de los miembros
-Tema 3. Estudio químico-farmacéutico de las estrofantinas
-Asunto libre. Resolución de un punto importante de las ciencias médicas o sus auxiliares a juicio del autor.
Para cada uno de los precedentes temas y Asunto libre se ofrece un premio consistente en el título de Socio de mérito y un accésit con el título de Socio con mención honorífica, constando en los respectivos diplomas el concepto por que se han expedido.

Fundación Röel

-Tema 1. Topografía médica de uno de los municipios de las provincias de Valencia, Alicante y Castellón. Este tema perdurará todos los años, excepto el quinquenio correspondiente.
-Tema 2. Inmunidad y anafilaxia. Trabajos originales de investigación personal.

“Para la resolución de cada uno de estos temas habrá un premio y un accésit. Consistirá el premio del primer tema en el título de Socio de mérito, medalla de plata, impresión del trabajo presentado y la suma de mil quinientas pesetas, y el accésit en el título de Socio con mención honorífica y la suma de quinientas pesetas.
Se otorgará al premio del segundo tema el título de Socio de mérito, Medalla de plata, impresión de la Memoria y la suma de tres mil pesetas, premiando el accésit con el título de Socio de mención honorífica y la suma de mil pesetas. Además hay consignadas mil pesetas para la impresión de los trabajos que han de ver la luz pública”.

El Dr. Carsí justificó el dictamen respecto a los temas de topografía, inmunidad y anafilaxia. El Drt. Trigo explicó las dificultades de la comisión para elegir los temas de los premios más cuantiosos.

12 de agosto de 1912, Junta directiva
Tomó posesión de la presidencia de la Sección de cirugía el Dr. Chiarri.
El Sr. Domínguez Roca presentó su dimisión del cargo de contador.
Se produjo una discusión sobre si debía cubrirse de inmediato la vacante o no. El Sr. Candela señaló que había hablado con el Sr. Domínguez para convencerle de que continuara hasta el final de año, pero no fue posible. Se aceptó la dimisión y se ofició al Sr. Domínguez agradeciendo su labor.
Se acordó el pago de varias facturas.

26 de agosto de 1912, Junta directiva
Se procedió a reajustar algunos cargos. El de contador lo ocupó Manuel Portaceli Ortells, hasta entonces vicecontador, y éste, por José Rodrigo Pertegás.
Se aprobó que la Juventud Médico Escolar utilizara los locales para reunirse y como su domicilio social, todo ello sin cobrarles suma alguna.
Se aprobó el pago de facturas.

16 de octubre de 1912, Junta directiva
Tomaron posesión los cargos de contador y vicecontador.
Se aprobó el pago de facturas.

21 de noviembre de 1912, Junta directiva
Se informó de la dimisión de Vicente García Ibáñez de vocal de una de las Comisiones que debía juzgar los premios. Se informó del fallecimiento de su esposa y se acordó que constara en Acta el sentimiento de la Corporación.
Se aprobó el pago de varias facturas.

3 de diciembre de 1912, Junta directiva
Se leyó una comunicación en la que el Ateneo Médico-Escolar solicitaba una rebaja del alquiler del local a 30 pesetas mensuales. Se acordó que el Presidente resolviera el tema como mejor conviniera.
Se aprobó el pago de facturas.
El Sr. Torrens propuso que se solicitara al Ayuntamiento una subvención de 1.000 pesetas para el fomento de la Biblioteca del Instituto. Se aprobó y se encargó al Sr. Perales que redactara la instancia.

7 de diciembre de 1912, Junta general extraordinaria
Se acordó ‘hacer constar la protesta de la Corporación por el infame atentado del que fue víctima el Excmo. Sr. D. José Canalejas, Presidente del Consejo de Ministros’.
Se acordó que constara en Acta el sentimiento de la Corporación por el fallecimiento de la esposa del Dr. Vicente García Ibáñez.
Se refrendó el acuerdo de la Junta directiva de nombrar nuevo contador y vicecontador.
Se procedió después a la elección de los cargos que quedaban vacantes por la renovación de la mitad de la Junta. Estos fueron los resultados:

-Presidente: José Sanchis Bergón (17 votos), Rafael Pastor González (16 votos), Abelardo Lloret (2 votos). Un voto en blanco.
-Secretario de actas: Pablo Colvée Reig
-Tesorero: Francisco Torrens Roig
-Presidencia de la Sección de Medicina: Manuel Desfilis Pascual
-Presidente de la Sección de Farmacia: Eduardo Pérez López
-Vicesecretario general: A. Montoro Gómez

11 de diciembre de 1912, Junta directiva
El Sr. Portaceli comunicó las bajas de los Sres. Grifol y Estopiñá, y señaló que ambos tenían recibos pendientes. Se dio libertad al Contador para que resolviera la situación como mejor pudiera.
El Sr. Perales presentó un modelo de tarjeta para remitir a las editoriales para reclamar los números que no se habían recibido.
El Sr. Rizo preguntó si se admitían encartes para los Anales. Se le contestó que sí y que el precio anual era de 60 pesetas (6.000 ejemplares).
Quedó encargado el Dr. Calatayud de buscar una imprenta más barata para imprimir los Anales.
Se aprobaó el pago de facturas.
El Sr. Rizo informó de que 28 socios correspondientes habían satisfecho sus cuotas.
El Dr. Portaceli dio lectura a los presupuestos para 1913.
Se discutieron diferentes partidas. A pesar de haber sido calculados con superávit, se indicó que podían acabar con déficit.
Se aprobó solicitar al Ministro de Instrucción Pública y al de Hacienda, una subvención de 2.000 pesetas.
Se comisionó a los Sres. Candela, Calatayud, Torrens, Perales y Trigo para que fueran a presentar al Ayuntamiento la petición de la subvención aprobada en Juntas anteriores.

14 de diciembre de 1912, Junta general extraordinaria
Presidencia de D. Celedonio Calatayud
La Presidencia informó de que se había cometido un error en la Junta anterior al proclamar al Sr. Sanchis Bergón nuevo presidente porque no obtuvo la mayoría absoluta, por lo que era necesario votar de nuevo.
Asimismo leyó una carta en la que el Sr. Sanchis Bergón manifestó que no podía ocupar la Presidencia debido a que sus ocupaciones le impedían ocuparse de un nuevo cargo.
Realizada la votación, el Sr. Candela obtuvo 25 votos y dos en blanco. En consecuencia, fue proclamado como Presidente.

14 de diciembre de 1912, JUnta general ordinaria
Se dio de baja a los siguientes socios: Abel Bueno, José Casanova Delfó, Enrique Chinestá, Adolfo Guell, Juan Izquierdo, Galileo Montoro, Francisco Mora, Manuel Pallás, Ramón Roig, Arturo de Volaeta (?) y Manuel Nácher.
Se acordó pasar a residentes a los siguientes socios correspondientes: Dámaso Rodrigo Pérez, Ricardo Muñoz Carbonero, y Juan B. Marco Navarro.
Se admitió en calidad de reingreso a Pedro Valero Almudever y José R. Moltó.
Se propusieron como socios a los Sres. Miguel Fabregat Vidal, Timoteo Nacher Monzó, y como corresponsales a Fernando Sanz Martí.
Se nombró a los Sres. Manuel Desfilis, Juan B. Marco Navarro y Ricardo Muñoz Carbonero para formar la comisión que debía emitir dictamen de los presupuestos de 1913.
El Sr. Perales presentó un proyecto de reglamento para el servicio de Biblioteca y Archivo, que contemplaba la creación de una Biblioteca ambulante para dar servicio a los socios corresponsales.
Se acordó designar ponentes para el estudio de dicho Reglamento a los Sres. José Chabás y José Rodrigo Pertegás.
La Corporación quedó enterada de que el Sr. Vicente Guillem se encontraba grávemente enfermo. Se acordó que el Conseje visitaria diariamente el domicilio del mismo e informara de su estado de salud a los socios del Instituto a través del tablón de anuncios.

30 de diciembre de 1912, Junta general ordinaria
Se leyeron los dictámenes de las comisiones censoras de las memorias aspirantes a premio. De acuerdo con las misma se declararon desiertos.
Se acordó adminitir como socios residentes a los Sres. Miguel Fabregat Vidal, Timoteo Nacher Chanzá, y como socio corresponsal a D. Fernando Sanz Martí.
Se aprobó el dictamen de la Comisión de presupuestos lamentando que no hubiera fondos para el aumento de sueldo que se prometió al Conserje. Se aprobaron tanto los ingresos como los gastos previstos para 1913.
Se acordó ‘excitar’ el celo de la Comisión de reforma del reglamento para que cumpliera su cometido a lo largo del mes de enero. Se amplió dicha Comisión con los Sres. José Chabás, Marianao Pérez Feliu y Julio Perales.
El Sr. Perales recodó a los asistentes que había un acuerdo sobre la celebración del primer centenario de la existencia del Jardín Botánico. Que se hizo una placa conmemorativa que debía ponerse en la calle Sagunto en la fachada de la Casa que ocupaba el Sr. Trigo, Vicepresidente segundo del Instituto.
Se acordó dar de baja condicionalmente a los Sres. León Solis, Faustino de Fez, Julio Oltra y José Climent.
Se acordó suscribirse a las siguientes revistas: Revue de Chirurgie, Revue de Médecine, Journal de Pharmacie, La Presse Médical, Revue de Hygiene, Archivos de medicina experimental, El Policlínico, y Deutsche Medizinische Wochenschrift.

José L. Fresquet
Blog: Medicina, Historia y Sociedad

[Estas anotaciones se han podido realizar gracias al Proyecto de Investigación del Ministerio de Educación, HAR2008-04023].

El Instituto Médico Valenciano en 1911 (II)

En 1911 el diario Las Provincias recogió bastantes noticias sobre la actividad del Instituto Médico Valenciano. Es más, se pasó de la mera ‘noticia telegráfica’ a la reseña más o menos amplia. Incluso algunas aparecieron en portada. Gracias a esto es posible conocer en la actualidad las conferencias que tuvieron lugar aquel año, ya que en las Actas de la Corporación no se reflejan. Algunas se prolongaron durante varios días y despertaron la intervención de numerosos socios, especialistas y profesores de la Facultad. Merece destacarse la conferencia del Dr. Tapia (Antonio García Tapia) que llegó a ser uno de los más destacados otorrinolaringólogos del país.

De alguna manera observamos que la actividad del Instituto creció como se había previsto en 1910, acercándose a lo que era habitual en la capital del país en el seno de las diferentes sociedades científicas.

-Instituto Médico Valenciano. Resultados obtenidos con el ‘606’ en el tratamiento de la lepra [Por D. Ramón Alapont]
13 de enero de 1911, p. 2

Círculos y sociedades. Instituto Médico Valenciano [Campos Igual hablará de ‘Vegetaciones adenoideas’]
9 de febrero de 1911, p. 2

Círculos y sociedades. Instituto Médico Valenciano. [El doctor Vila Barberá hablará de ‘Consideraciones clínicas sobre la tuberculosis pulmonar y acuerdos prácticos conducentes al buen tratamiento de los tuberculosos]
21 de febrero de 1911, p. 2

En el Instituto Médico Valenciano [Reseña de la conferencia del doctor Vila Barberá]
25 de febrero de 1911, p. 1

Instituto Médico Valenciano [Finaliza la intervención del doctor Vila Barberá]
23 de marzo de 1911, pp. 1-2

-En el Instituto Médico Valenciano. Sesión apologética [Joaquín Belda hablará sobre el Doctor D. Julio Magraner y Marinas]
2 de abril de 1911, p. 1

-Instituto Médico Valenciano [Conferencia de D. Vicente García Ibañez, ‘Algunas consideraciones sobre el aborto’]
8 de abril de 1911, p. 1

-Instituto Médico Valenciano. Una conferencia notable [Fernando Rodríguez Fornos hablará de ‘El régimen declorurado en los nefríticos’]
20 de mayo de 1911, p. 1

-Instituto Médico Valenciano [Antonio García Tapia hablara de ‘Traqueobroncoscopia’]
24 de mayo de 1911, p. 2

-Instituto Médico Valenciano [Antonio García Tapia habla de ‘Traqueobroncoscopia’]
25 de mayo de 1911, p. 2

-Instituto Médico Valenciano. Sesión inaugural [Eduardo Pérez López, farmacéutico, hablará de ‘Necesidad de farmacodinamia en el ejercicio de las profesiones médicas]
30 de octubre de 1911, p. 1

-Instituto Médico Valenciano [Conferencia de Rafael Pastor González sobre ‘Parálisis ascendente aguda de Landry’]
11 de noviembre de 1911, p. 1

-Instituto Médico Valenciano [Conferencia del doctor Antonio Oliete sobre ‘Luxación congénita de la cadera’]
3 de diciembre de 1911, p. 2

-Círculos y sociedades. Instituto Médico Valenciano [Junta general ordinaria]
29 de diciembre de 1911, p. 2

José L. Fresquet
Blog Medicina, Historia y sociedad

El Instituto Médico Valenciano en 1911 (I)

Se prometieron reformas en 1910 en el Instituto Médico Valenciano, y en 1911 fueron ya realidad. Bajo la presidencia de Manuel Candela Pla (1847-1919) la Corporación desarrolló una intensa actividad que se refleja tanto en las Actas como en el diario Las Provincias. Sin embargo, como se deduce de las Juntas de final de año, los promotores de las reformas no estaban del todo contentos porque dimitieron de sus cargos. Lo hizo Chabás de la dirección de la Sección de Epidemiología, Aguilar Jordán y Campos Igual de la de redactor y administrador de los Anales, respectivamente. No se especifican bien los motivos. Sus reformas implicaban cambios del Reglamento que no llegó a cuajar; no se reunía la comisión encargada de ello.

Se publicaron los Anales [la edición digital puede consultarse aquí] con una peridicidad mensual, ingresó gran cantidad de nuevos socios, se invitó a personalidades de fuera de Valencia para dar conferencias, hubo mucha participación para los premios y no se tuvieron problemas de tipo económico. En Las Provincias se pueden seguir las sesiones científicas que tuvieron un nivel muy digno.

2 de enero de 1911, Junta directiva
Tomó posesión el Sr. Candela Pla como Presidente y el resto de la Junta.
El Sr. Candela pronunció un discurso agradeciendo su elección a los miembros de la Junta a los que ofreció incondicionlamente sus mejores propósitos. También felicitó a los miembros de la Junta saliente, presidida por el Dr. Oliete, por sus logros.
El Dr. LLoret pronunció un breve discurso de agradecimiento en nombre de los miembros de la Junta.
Se acordó oficiar al Colegio de farmacéuticos para que abonara los atrasos por el alquiler del local.
Se acordó convocar para el jueves a los presidentes de las distintas secciones y a la comisión del Boletín con el fin de acordar las normas de publicación.
En el primer número de los Anales (nuevo nombre del Boletín) se decidió empezar a publicar las memorias premiadas.
Se acordó enviar circulares a los socios correspondientes para que las repartieran entre sus compañeros con el fin de que se inscribieran en el Instituto.
Se acordó pagar algunos gastos.

2 de enero de 1911, Junta general ordinaria
El nuevo Presidente hizo un discurso de presentación en el que dijo que se sentía honrado de presidir la Corporación. Se refirió a lo que debía ser el Instituto en sus dimensiones científicas, éticas y sociales. Para lograrlo puso el ejemplo del poder que había adquirido la clase obrera gracias a la solidaridad inquebrantable entre sus miembros. Manifestó elogios a la juventud médica que en un acta de compromiso que pasó por sus manos, le comprometía a manifestarse en sesiones científicas.
Habló el Sr. Campos Igual en nombre de los miembros de la Junta, quien agradeció al Dr. Candela haber aceptado la Presidencia del Instituto. El Sr. Pérez se solidarizó con lo dicho por el Sr. Campos, en nombre de la clase farmacéutica.
Tras agradecer las intervenciones, se procedió a leer los acuerdos tomados en la Junta directiva.
Se propusieron como socios residentes a los Sres. Juan García Almeida, Nicolás Chiner Fito, José Ribes Marco, Manuel Bort Olmos, Mariano Guillén, Fernando Bermen (?) Candel, Arturo de Udaeta y A. Martínez Gironés. Como socios corresponsales a Juan Izquierdo y Francisco de Fer.
Se leyó una carta del Sr. Francisco Más Magro en el que solicitaba retirar su memoria premiada hasta que se imprimera. Lloret, Peset, Portaceli, Ruíz, Oliete y Domínguez dijeron que se podía acceder a condición de que el interesado regalara un buen número de ejemplares de la memoria impresa al Instituto. Así se aprobó.
Se leyó otra carta del Sr. Alcatarilla en iguales términos que la anterior. Se aprobó la petición en iguales condiciones que el caso del Sr. Más.
Se nombró la Comisión de reforma de los Reglamentos: Carsí, Oliete, Alcober, Ruíz y Moscardó.
El Sr. Chabás hizo uso de la palabra para hacer historia de los trámites que debía seguir su proyecto en la Corporación. Había llegado el momento de ponerlo en práctica.
El Sr. Carsí puntualizó que la Junta directiva a la que se había referido el Dr. Chabás no había aprobado su proyecto en los términos en los que lo presentó y que se nombró una comisión para reformar el Reglamento.
El Sr. Oliete señaló que, según reglamento, si una comisión no había resuelto en un plazo determinado, quedaba disuelta.
Se produjo una discusión y se levantó la sesión no sin antes poner de manifiesto el propósito de llevar a la práctica progresivamente la excelente reforma que propuso en su proyecto el Dr. Chabás. El primer cambio estaba ya en marcha: la publicación de los Anales.

10 de enero de 1911, Junta directiva
Presidencia del Sr. Oliete.
Se tomaron en cuenta los acuerdos tomados en la reunión de los presidentes de las comisiones y de la comisión de los Anales.
Se tomaron acuerdos sobre asuntos de trámite. Entre éstas invitar a los farmacéuticos a que ingresaran como socios y a que participaran en los Anales. Se nombró a los Sres. Aguilar Jordán y Campos Igual como Secretario y administrador de los Anales.
Propuesta de socios residentes de Galileo Martoso (?), José Sirera, Vicente Bort, Vicente (?) Gil, M. Espinosa Ventura, Ramón Corella, Federico Ibáñez Roig y Vicente Izquierdo.
También se aprobó la lista de revistas suscritas para 1911 cuyo importe era de 190 pesetas.
Se acordó el modelo de hoja para inscribirse en el Instituto.
Se acordó un impreso para darse de baja del Instituto que debía llevar el cobrador para que la firmaran aquéllos que deseaban dejar la Corporación.
Se dio lectura a la carta de dimisión del secretario de redacción de los Anales. Los asistentes rogaron al Dr. Oliete que hablara con el interesado para que reconsiderara su postura.
Se accedió a la solicitud del local por parte del socio Dr. Alapont para dar una conferencia sobre los resultados obtenidos con la aplicación del 606 a los enfermos atacados de lepra que se hallaban en el Sanatorio de Fontilles.
Se acordó el modelo de portada para los Anales.
Se acordó pagar una factura.

11 de febrero de 1911, Junta directiva
Presidencia del Dr. Oliete
Se acordó aceptar el cambio de una memoria manuscrita que se presentó al Premio Röel por otra dactilografiada.
Se aprobó el pago de facturas.
El Dr. Torrens hizo uso de la palabra para lamentarse de que el Contador no le había pasado la copia que solicitó de los presupuestos vigentes. También que se habían pasado recibos correspondientes a enero a personas que todavía no habían sido admitidas formalmente como socios. Asimismo, de haber cobrado por insertar anuncios en los Anales, sin que el Tesorero estuviera al tanto. Pidió que se tuviera más cuidado con estos asuntos.
Se contestó al Sr. Torrens en todos las consideraciones realizadas excepto en la última, ya que no estaban presentes el contador y el administrador de los Anales.

16 de enero de 1911, Junta directiva
Presidencia del Dr. Candela
El Sr. Torrens propuso que las cantidades sobrantes que se reflejaban en los presupuestos debían ponerse a buen recaudo en un banco para que generaran intereses.
Se acordó discutir este asunto en la  comisión de cuentas, aspecto que quedaba pendiente para la Junta general que se iba a celebrar a continuación.
El Sr. Oliete informó de sus gestiones con el Dr. Aguilar Jordán, Retiró su dimisiñon como redactor de los Anales, ya que había recibido el compromiso de ayuda por parte de algunos compañeros.
El Sr. Campos Igual señaló que si el primer número de los Anales debía utlizarse como publicidad de la nueva revista, se necesitaba una tirada superior a los 500 ejemplares. Pidió que se imprimeran 200 más. Tras una discusión se aprobó cuando unos socios se hicieron responsables del déficit que pudiera ocasionarse.
Se autorizó al Dr. Torrens que ingresara 500 pesetas en la cuenta que el Instyituto tenía en la Caja de Ahorros.
Se aprobó el pago de algunos gastos.
El Sr. Oliete preguntó sobre la situación de los estudiantes de medicina en la Corporación.
El Sr. Olmos le contestó que se habían reunido en los locales alguna vez sin cumplir formalidad alguna.
El Sr. Olmos manifestó que el Colegio de Farmacéuticos no había contestado al oficio que se le remitió. También informó que el Sr. Reig Pastor había solicitado que no se le pasaran más recibos dada su condición de socio de mérito. Lo mismo respecto al Dr. López Sancho.
Se informó del fallecimiento del socio Francisco Salazar y se acordó constara en acta el sentimiento de la Corporación.
Se acordó librar 1.500 pesetas al ganador del Premio Röel, Sr. Izquierdo.

16 de enero de 1911, Junta general
Nueva propuesta de socios residentes: Galileo Montoro (farmacéutico), José Cirena, Vicente Bort Olmos, Vicente Capuz Gil, M. Espinosa Ventura, Ramón Corella Noruega, Federico Ibáñez Roig, Vicente Izquierdo, Manuel Sapiña Barberá, Julio Perales (reingreso).

Nueva propuesta de socios corresponsales: Antonio Montés Marí (Bañeras, Alicante), Emilio Tudela Sánchez (Bañeras, Alicante), Juan Pastor Ferré (Bañeras, Alicante), José Moltó (Alicante), A. Soler López (Alicante), Eusebio Esteve Panés (Madrid), Juan Bautista Marco Perales (Almusafes), José M. Estívalez Benedito (Los Valles Faura), Virgilio Sáez Sánchez (Requena), Francisco Salvá (Requena), Manuel Medina Ramos (Sevilla), Mateo Bonafonte (Sevilla), Enrique Castelló (Sevilla), José Sánchez Mejía (Sevilla), Salvador Iñigo García (Sevilla), Arturo Cubells Blasco (Albacete, reingreso).

Fueron admitidos los socios propuestos en la Junta del 2 de enero.
Se dieron de baja como socios Vicente Arán y Agustín Lorenzo Gómez.
Se comunicó el fallecimiento del socio Francisco Salazar. El Presidente dedicó unas palabras a la memoria del Dr. Salazar quien durante muchos años desempeñó el cargo de médico de Beneficencia municipal por oposición y que en la actualidad era Jefe de la Casa de Socorro del Puerto. Se acordó que constara en acta el sentimiento de la Corporación y transmitir el pésame a la familia.
El Secretario general expuso el estado de cuentas. Se eligió después la comisión de cuentas: Francisco Villanueva, M. Pérez Feliu y Manuel Portaceli.
El Dr. Gómez Ferrer presentó el dictamen pendiente junto con unas proposiciones encaminadas a impedir el retraso en la emisión del informe y otras dirigidas a modificar las bases del concurso de premios. A continuación explicó los problemas con los que se había encontrado la comisión y las vicisitudes habidas.
El Dr. Oliete leyó el dictamen presentado por el Dr. Gómez Ferrer. Se aprobó por unanimidad. Se solicitó que las bases no consientieran que se quemasen los trabajos de relativo interés. Se procedió a quemar las plicas de los concursantes.
Algunos socios solicitaron que en las bases se quitara lo relativo al mantenimiento de la condición de incógnito de los concursantes. El Dr. Gómez Ferrer apoyó la petición y se acordó pasarla a la comisión de reforma del Reglamento.

18 de enero de 1911, Junta general
Se aprobó la admisión de los socios propuestos en la Junta directiva. Se propuso como socio a Francisco Doñate.

21 de enero de 1911, Junta directiva
El presidente recordó el motivo de la Junta, que era preparar la sesión inaugural de curso. Se refirió a las gestiones realizadas con Amalio Gimeno, quien tuvo que declinar la invitación a consecuencia del mal estado de salud de su esposa [falleció en diciembre. Su hija falleció en junio]. Habló con D. Tomás Maestre, catedrático de la Universidad Central y senador del Reino, que aceptó la invitación.
Propuso que el acto se celebrara en el Paraninfo de la Universidad y se comisionó a los Dres. Domínguez, Campos Igual y Vila Barberá para que solicitaran permiso al Rector de la Universidad de Valencia.
Se acordó que los aspectos relacionados con la sesión inaugural se transmitieran a la prensa.
Se acordó llevar a la Junta el tema de los gastos que supondría la estancia del Dr. Maestre y que no estaban consignados en el presupuesto (se calcularon 200 pesetas). Asimismo, como era habitual, se le ofrecería un banquete para lo que quedó abierta una lista de inscripción voluntaria. Se fijó el precio del cubierto en 7,50 pesetas.
Se acordó el pago de una factura.

26 de enero de 1911, Junta directiva
Se leyó el telegrama del Dr. Maestre en el que anunciaba que llegaría a Valencia el día 2 de febrero.
Con el fin de homenajear al Dr. Maestre se propuso nombrarlo socio de mérito en la Junta general.

26 de enero de 1911, Junta extraordinaria
Se aprobó el ingreso como socio de Tomás Oñate y el reingreso de Carlos López Moreno, Joaquín Iborra y Ramón Alís.
Se propusieron como socios a los siguientes Sres: Jaime Mur Sancho, Aureliano Gamir, Arturo Torregrosa, Luis Vidal Martínez. Para socios correspondientes a: Juan López González (reingreso), Blas Martín Peinado, José Fenollosa Pérez, Basilio Moncayo Redón, Juan Bautista Domingo Forner, Antonio Ortega Moya, Edmundo Ramos Creve, Antonio Manrique Fandos, Miguel Boronat Gisbert y Pascual Ortega Navarro.
Como reingresados residentes a: José García Royo (farmacéutico, calle Mar), Serafín Miguel Mencheta (farmacéutico, calle San Vicente), José Quesada (farmacéutico, Pasaje Zaragoza), Pedro Valero Lahuerta (farmacéutico, calle Santa Catalina) y José García Zaonero (farmacéutico, calle San Vicente).
Se aprobó el dictamen de la comisión de cuentas.
El Presidente explicó las gestiones en torno a la sesión inaugural.
El Sr. Carsí, interpretando el sentir de la Junta, agradeció la labor desarrollada por la Junta directiva al respecto.
El Presidente se refirió a que posiblemente la Junta directiva se extralimitó en sus funciones de adelantar diferentes aspectos de la sesión inaugural pensando que después serían refrendados por la Junta general.
Se aprobó todo lo realizado por la Junta directiva, incluso el gasto de 200 pesetas que ocasionaría la visita del Dr. Maestre. Se aprobó el banquete y los firmantes que asistirían pagaron las 10 pesetas a las que ascendía cada cubierto.
Se presentó la propuesta de nombrar socio de mérito al Dr. Maestre por sus contribuciones a la ciencia. Quedó sobre la mesa.
El Sr. Oliete propuso la adquisición de datos relacionados con la culta e higiénica obra de realización de la casa del estudiante y otras relacionadas con el fomento de la cultura e higiene popular. Se aprobó.
El Presidente señaló que este tipo de organizaciones son comunes en Francia y en Barcelona. Ofreció la sede del Instituto a los estudiantes para llevar a cabo tal empresa.

28 de enero de 1911, Junta general extraordinaria
Se admitieron todas las propuestas de socios presentadas en la Junta anterior.
Se propusieron también para socios los siguientes Sres.: Jaime Fregolí Giner (farmacéutico, calle Jerusalén), Adolfo Guell (farmacéutico, calle Colón), Ramón Martí (farmacéutico, calle Colón), Manuel Esparza Benlloch (farmacéutico, calle Ángeles), Manuel Pallás Agustí (farmacéutico, calle bajada de San Francisco), M. Roig Pascual (farmacéutico, calle Ruzafa), José Izquierdo (farmacéutico, calle San Vicente), Francisco Hernández (farmacéutico, calle Molino de Robella), Vicente Almenar (farmacéutico, calle Sagunto), Adolfo Royo Soriano (farmacéutico, calle Sagunto), Jesús Bartrina Capellá (reingreso).
Se acordó la admisión como socio de mérito a D. Tomás Maestre.

2 de febrero de 1911, Sesión inaugural del curso 1910-11
Se celebró en el Paraninfo de la Universidad de Valencia
El discurso corrió a cargo del Excmo. Sr. D. Tomás Maestre que aceptó gracias a las gestiones realizadas por el Presidente y por Amalio Gimeno Cabañas. Habló de ‘La psicología positiva aplicada a la Pedagogía’. “Disertó sobre las dos opuestas tendencias pedagógicas; la que educa por letras para ir directamente a la transmisión de la idea, y la que educa por percepción de sensaciones y repetición gráfica de las mismas. Encomió este último sistema que es el que profesó Luis Vives asegurando que él fue el iniciador de la pedagogía moderna”… “De deducción en deducción vino a demostrar que los progresos de nuestra nación únicamente el Maestro y el soldado podrán realizarlos. Hizo historia de las desgracias patrias, enalteciendo la conducta de nuestro ejército y dirigiéndose a los estudiantes terminó su elocuente discurso ofreciéndoles como ejemplo de abnegación y sacrificios por la patria la conducta de los jóvenes de 20 años que formaban el ejército que tan alto pusieron el valor de nuestra raza en la reciente campaña del Riff”.
A continuación se entregaron los premios y diplomas a los ganadores del Certamen.
Finalizó el acto el Sr. Candela, agradeciendo el esfuerzo a todos por contribuir a enaltecer la sesión de inaguración de curso del Instituto.

11 de febrero de 1911, Junta general
Se aprobó el ingreso como socios de los Sres. propuestos en Junta anterior.
Se propusieron como socios residentes a Enrique Salva Jiménez, Francisco Ferrero Bolinches, Joaquín Ferris Olmos, Francisco Selma Granell.
Se propusieron como socios corresponsales a Antonio Llorca Viguer (Goddal, Tarragona), Antonio Muñoz Aleixandre (Alfafar), Juan Vivó Gallent (Montroy), Enrique Cuéllar Mínguez (Jalance), Carlos Pla Vidal (reingreso, Albaida), Rafael Muñoz Martínez (reingreso, Alberique), Juan B. Molina Gimeno (reingreso, Chirivella), Juan B. Blasco Soler (Masamagrell), Salvador Cerveró Ballester (Ribarroja), Miguel Pérez Gómez (Liria).
Se informó de la recepción del discurso inaugural de la Real Academia de Medicina de Valencia.
Se eligió al farmacéutico Eduardo Pérez López para que redactara el discurso de inauguración del curso siguiente.

21 de febrero de 1911, Junta directiva
El Sr. Campos informó de sus gestiones de cobro de recibos de anunciantes y de socios corresponsales para los Anales y que ponía a disposición del Sr. Torrero y de la Junta.
El Sr. Torrero señaló que, como los presupuestos se presentaron globalmente, competía el asunto del cobro exclusivamente al tesorero.
El Sr. Domínguez contestó diciendo que se había nombrado como administrador de los Anales al Sr. Campos y, aunque no figuraba en los Reglamentos, se podía entender que podía llevar a cabo las tareas que había realizado. Los acuerdos de Junta deberían tener tanto valor como el Reglamento.
El Sr. Domínguez insistió y dijo que los recibos debían estar firmados por el tesorero contador y el administrador. Así se acordó.
El Sr. Torrero dijo que se habían circulado recibos sin la firma del contador, lo que podría ocasionar problemas. El Sr. Domínguez contestó diciendo que recogería estos recibos y que había sido involuntaria el error cometido. El Sr. Torrero dijo que se pusiera la palabra ‘olvido’ para evitar responsabilidades ante la Junta general. Se acordó no pasar a Junta general el asunto.
El Sr. Torrens hizo uso de la palabra para manifestar que había sido alterado el orden de los recibos de los socios sin previo acuerdo de la Junta directiva por el Sr. Contador; en vez de seguir el orden de antigüedad se siguió el alfabético, lo que hubiera podido molestar a algunos socios.
El Sr. Domínguez contestó diciendo que el orden alfabético facilitaba la labor. No había extendido los recibos por orden cronológico porque el secretario no le había podido facilitar la lista.
El Sr. Olmos señaló que la lista estaba en el último discurso que se había imprimido, excepto reingresos, nuevas altas y bajas.
El Sr. Chabás propuso que se fusionaran ambos procedimientos, lo que se aprobó.
El Sr. Torrens pidió una lista de las cédulas de adhesión de los sres. socios correspondientes.
El Sr. Campos propuso una modificación en la redacción de las cédulas de adhesión de los socios corresponsales y que se imprimieran 500 ejemplares así modificadas. Se aprobó.

25 de febrero de 1911, Junta general
Presidencia del Dr. Oliete
Se comunicó la baja como socio de José Quiles.
No hubo más asuntos.

7 de marzo de 1911, Junta directiva
Se aprobó el pago de diferentes facturas.

7 de marzo de 1911, Junta general
Se informó de que el Dr. D. Ángel de Diego había regalado su obra de Medicina de urgencia.
Se aprobó el reingreso de Rafael Pastor González y Alicio Caravaca.
Se propuso el ingreso como socios residentes a Enrique Chinestá, José Vilar Martínez y Rafael Ferrer Navarro. Como corresponsales  a César Batllés Gómez (Puzol), Francisco Calatayud Mingote, Salvador Cosme March (Artana), Agustín Campos Igual (Alfara del Patriarca), Salvador Fullana Llopis (Jalón), Eugenio Sancho (Gandía), Alberto Candela Polo (Crevillente), y Cabo Castelló (Godella).

10 de marzo de 1911, Junta general
Se aprobó el ingreso de los socios propuestos en sesión anterior.

22 de marzo de 1911, Junta directiva
Se aprobó el pago de varios gastos.
Se informó de que el Dr. Slocker la Rosa iba a imprimir por segunda vez la memoria premiada hacía dos años y que había pedido se le proporcionaran los clichés de los grabados. Se acordó pasar el tema a la Junta general.
Se acordó hacer una lista actualizada de socios.
Se acordó que se hicieran dos copias de las facturas para que quedara una en contaduría y otra en tesorería. También se informó de la buena marcha tanto de Tesorería como de Contaduría.

Se le preguntó al Sr. Vila Belda cómo llevaba la redacción del discurso. Éste contestó que le faltaban 2o páginas. Solicitó al Dr. Candela si podía utilizar el grabado del retrato del Dr. Magraner que se publicó en La Crónica Médica. El Dr. Candela le autorizó.
El Sr. Llisterri solicitó que se autorizara la encuadernación de los discursos dispersos. Se discutió si había dinero. Se dijo que se llevaban gastadas 400 pesetas más de los presupuestado, pero si se cobraban los recibos a los corresponsales habría dinero suficiente. Surgió el tema de que había socios que no abonaban la cuota así como de otros que esperaban a pagar según la marcha de la Sociedad. Se acordó imprimir unas tarjetas invitando a los socios a abonar sus recibos y si no lo hacían, se les diera de baja.
El Sr. Oliete explicó los trabajos de la comisión de reforma del Reglamento por petición del Dr. Torrens que señaló que algunos farmacéuticos le habían preguntado sobre el tema.
El Secretario de actas preguntó por la labor de los presidentes de sección y expresó el disgusto manifestado por algunos socios por la conducta de la Presidencia de la sección de Medicina. Intervinieron Chabás, Oliete, Campos y Aguilar. Se acordó convocar a una nueva junta para hablar de la labor científica.

4 de abril de 1911, Junta directiva
Se aprobó el pago de gastos.
La Presidencia informó de que el conserje le había pedido la subvención que se le ofreció.  El Sr. Domínguez señaló que se le había prometido entre 150 y 250 pesetas más al año si su labor era satisfactoria. Saldrían éstas de los intereses devengados.
El Dr. Oliete propuso que se comprara papel del estado vendiéndolo cuando no estuviera bajo. El dinero que había en la Caja de Ahorros y el que se tenía que cobrar era suficiente para satisfacer los premios ofrecidos. El Sr. Torrens propuso ingresar el dinero a plazo fijo en la Caja, ya que consideraba que era un procedimiento más seguro. Se quedó en proponerlo a la Junta general.
Respecto a la subvención al Conserje, se acordó darle 50 pesetas los tres primeros trimestre y 100, el cuarto.
Se leyó una comunicación del Cuerpo de Ingenieros de Montes que se acompañaba de un folleto de la Asociación Española de Amigos del Árbol.
Se acordó que los Presidentes de las Comisiones de Cirugía y de Farmacia que comunicaran los nombres de los vocales.

7 de abril de 1911, Junta general
Presidencia del Dr. Oliete
Se propusieron como socios residentes a los Sres: Alfredo Ibáñez Algarra, Pedro Chiarri Torrent (reingreso), Fernando Rodríguez González, Rafael Tutó Morell, y Vicente Cabedo Cotaina.
Se propusieron como socios correspondientes a los Sres.: Miguel Azorín Tornet, Vicente Eschich Calvo, Manuel Ibáñez Algarra, Antonio Bartrina Olivera, Francisco Ortí Tronch, Pascual Brines Rosa, Felipe Abarca Lázaro, Vicente Camarena Ortolá, Santiago Sirera, Belisario Mateu, Emilio Gil Pérez, Francisco Martí Igual, Luis Bruguera Morant, Emilio Raduan (?), Ignacio Albiach, José M. Melis Terrades, Juan B. Orts Portolés, Carmelo Catalá Garganta, Miguel Laporta Valls, Juan Garall Barbarín, y Antonio Baeza Seller.
Se propusieron como socios corresponsales a los Sres.: Antonio Aragó García Ibáñez, José Llorca Candela, Pedro Montoya, Juan Blanc Soler, Francisco Noguera Palau, Francisco Sastre Canut, Eduardo Algarra Moreno, Pedro Mayoral Carpintero, Vicente Compañ Arnau, M.G. Estasio, Rafael Genovés Méndez y José Tomás López Trigo.
Se acordó dar de baja como socio por enfermedad a D. Vicente Cubells.
Se propusieron los miembros de las diferentes secciones:

-Sección de Epidemiología: Presidente, José Chabás Bordehore. Vocales: Joaquín Aguilar Jordán, Tomás Alcober, José Llisterri y Mariano Pérez Feliu.

-Sección de medicina: Presidente, Adolfo Batllés. Vocales: Francisco Villanueva, Celedonio Calatayud, Enrique Chinesta, Joaquín Vila Belda.

-Sección de Farmacia: Presidente, Agustín Trigo. Vocales: Alfredo Moscardó, Eduardo Pérez López, José Aliño y Rafael Morant.

Quedó por constituir la Seccción de Cirugía de la que era presidente D. Abelardo Lloret.

Se leyó la solicitud del socio de mérito D. Enrique Slocker para volver a reimprimir el trabajo que fue premiado para lo que pedía los clichés de los grabados, que se comprometía a devolver. Se accedió a la petición.
El Sr. Oliete expuso el propósito de la Junta de ingresar el remanente de los fondos Röel en el Monte de Piedad para que rindieran intereses.
El Sr. Torrens expuso cómo se había venido haciendo uso de esos fondos. En 1907 había un sobrante de 5.000 pesetas que se ingresó en una libreta del Monte de Piedad a nombre de D. Francisco Torrens (Tesorero) porque no podía haber dos libretas con un mismo nombre. La cifra ascendía en la actualidad a 6.000 pesetas. Recordó que no se decía nada de que los fondos Röel pudieran rendir intereses, por lo que se necesitaba de la autorización de la Junta general Se podía hacer abriendo otra libreta a otro nombre o depositarlos en un banco, comprar papel de estado o láminas a plazo del Monte de Piedad.
Pasó a ocupar la presidencia el Dr. Candela.
El Sr. Domínguez señaló que con los intereses generados se podía pagar la gratificación prometida al conserje y que no figuraba en los presupuestos.
El Sr. Torrens informó de que no se decía nada sobre intereses en los fondos Röel. El Instituto se había hecho solidario de los fondos de la Fundación Röel y, por tanto, había que obrar con cautela.
El Sr. Oliete señaló que si no hubo inconvenientes en 1907 para abrir una libreta, lo mismo se podría hacer ahora. Se aprobó.
Se leyó una comunicación del Cuerpo de Ingenieros de Montes invitando a la Corporación a sumarse a la Asociación española de los amigos del árbol. Se abrió una lista para los que estuvieran interesados.
Se acordó encargar el discurso apologético a Federico Julián Mira, que debía estudiar la figura de Pascual Garín.

11 de abril de 1911, Junta directiva
Presidencia del Dr. Oliete
Se aprobó el ingreso de todos los socios propuestos en la sesión anterior.
Se propusieron como socios residentes a Luis Miralles García y Salvador Albelda, y como corresponsales a Emilio Serrano Lozano y Ángel Sánchez de Val
El Sr. Torrens presentó las láminas adquiridas en la Caja de Ahorros por un total de 6.000 pesetas a un año, que rentarían 180 pesetas. Informó de que si cuando venciera el plazo no se retiraba el dinero en quince días, se entendía que continuaba por un año más. Sólo él podía retirar el dinero o bien otra persona con un oficio de la Junta general.
Se agradeció la labor llevada a cabo por el Sr. Torrens.
Se resolveron después asuntos de trámite.
El Sr. Chabás se interesó en el retraso en finalizar la discusión del tema presentado por el socio Vila Barberá. La Presidencia, Campos y Vila Barberá explicaron los motivos.

3 de mayo de 1911, Junta directiva
Se aprobó el pago de diversas facturas.
Se facultó a los Sres. Campos Igual y Domíngez para que visitaran varias imprentas y estudiaran la posibilidad de abaratar los gastos de impresión de los Anales.

3 de mayo de 1911, Junta general
Se aprobó el ingreso de los socios propuestos en la sesión anterior.
No hubo más asuntos.

5 de mayo de 1911, Junta general
Se propusieron como socios correspondientes a los Sres. Camilo Aleixandre Jambuena (Puebla de Vallbona), Antonio Lanuza (Petrés), José Llistar Castagny (reingreso, Alboraya), Ángel Fabregat (Canet de Berenguer), León J. Juan Soler (Albaida), Guzmán Palop Plá (Puebla de Vallbona), Agustín García Juglada (Pueblonuevo, Barcelona) y Ramón Martínez Rúis (Puente de Genave, Jaén).

24 de mayo de 1911, Junta general
Se aprobó el pago de varios gastos.
Se acordó imprimir un Diploma de socio de mérito a D. Tomás Maestre.
La Comisión de Medicina presentó un croquis de los trabajos que pensaban realizar en forma de pequeño Congreso con 9 temas y sus ponencias correspondientes. La documentación quedó en manos del Bibliotecario.
El Sr. Campos Igual solicitó se prorrogaran los días laborables de Julio a lo que no se accedió.
El Sr. Aguilar Jordán se lamentó de la no constitución de la Comisión de Cirugía. Se acordó oficiar a su presidente y darle un mes de plazo.
El Sr. Domínguez solicitó que el Instituto se declarara ‘Instructivo’ para quedar libre del impuesto del Timbre. Se encargó a los Sres. Oliete, Batllés y Domínguez que estudiaran la forma de llevar a cabo lo propuesto por Domínguez.
Se leyó una comunicación del Colegio de Veterinarios agradeciendo la cesión del local para una reunión.
Se leyó una carta del Dr. Slocker que acompañaba a los clichés que había utilizado para reimprimir su memoria y que devolvía.

17 de junio de 1911, Junta directiva
Se aprobó el pago de gastos diversos.
A propuesta del Sr. Olmos se hizo constar en el acta el sentimiento de la Corporación por el fallecimiento de la hija de D. Amalio Gimeno, Dña. Amalia Gimeno Rodríguez Jaén.
Se informó de la gestión sobre el tema de las imprentas. La de Vives Mora representaba el ahorro de 1 peseta.
El Sr. Olmos manifestó que por una disposición reciente había que tributar al Estado por el Legado Röel. Se acordó que el Dr. Oliete se informara del asunto.

17 de junio de 1911, Junta general ordinaria
Se admitieron todos los socios propuestos en la sesión anterior.
Se propuso como nuevos socios correspondientes a D. Francisco Berenguer Molina (Jérica) y a Salvador Pons (Jérica).
Quedó enterada la Junta de las bajas como socios de los Sres. Francisco Cantó, Enrique Salvá y José Quesada.
Se leyó un oficio del Sr. Pérez Fuster en el que anunciaba que se había constituido el Instituto Municipal de HIgiene.
Se acordó que constara en Acta el sentimiento de la Corporación por el fallecimiento de la hija de D. Amalio Gimeno y que se le transmitiera mediante oficio.
Se informó de la recepción de quince memorias para optar a los premios:
1-’Crítica de los principales métodos de análisis bacteriológico del aire’. Lema, ‘Orientación médica’ (Fundación Röel).
2-’Estado actual del tratamiento de la tuberculosis’. Lema ‘La tuberculina ha causado más muertes que la dinamita’ (Fundación Röel).
3-’Formas anómalas del paludismo’. Lema: ‘Le travail surtout’.
4-’La anafilaxis’. Lema ‘H + alfa’ (Fundación Röel).
5-’Sobre las heridas del vientre. De la manera cómo el médico que se encuentra distante de sus compañeros, puede diagnosticar inmediatamente y de modo rápido y seguro la perforación de los órganos contenidos en la cavidad abdominal y la hemorragia interior; y en caso de necesidad practicar una laparotomía valiéndose de ayudantes improvisados’. Lema ‘Más vale maña que fuerza’.
6-Tratamiento preventivo de los encarcelamientos del iris’. Lema 2ypl’ (Fundación Röel).
7-Tema 1 del Instituto. Lema ‘Operta recludit’.
8-’Las reacciones de precipitación, fijación del complemento y meiostagmia aplicadas a la investigación del virus rábico’. Lema ‘Sólo una experiencia personal da clara idea de lo peligroso que es el manejo del virus rábico’ (Fundación Röel).
9-’El diagnóstico del cáncer por la reacción de Elsberg’. Sin lema.
10-’Tema 1 del Instituto. Lema ‘Chuell’.
11-’Topografía del término municipal de Manuel’. Lema ‘Salus’ (Fundación Röel).
12-Topografía médica de Ribarroja con sus anejos Venta de Poyo o Llano de Cuarte y la Vallesa de Mandor’. Lema ‘La vida es, no sólo…’ (Fundación Röel).
13-’Juicio crítico que merece la aplicación del ‘606’ en la sífilis’. Lema ‘Ars et natura’.
14-’Juicio crítico que merece la aplicación del ‘606’ en la sífilis’. Lema ‘La labor es fuente de riqueza’.
15-Tablas sinópticas de posología infantil’. Lema Julio Comby’.

Se designaron a continuación las comisiones para juzgar las memorias presentadas:

Tema 1. Trabajos 3, 7 y 10. Fernando Rodríguez Fornos, Vicente Carsí y Tomás Alcober.
Tema 2. Trabajos 13 y 14. Miguel López Romeu, Mauro Guillén y José García Marín.
Asunto libre. Tranbajos 6, 9 y 15. Vicente Navarro Gil, Joaquín Aguilar Jordán y Ramón Vila Barberá.
Tema 1 Fundación Röel. Trabajos 11 y 12. Faustino Barberá, Vicente Guillén Marco y José Izquierdo.
Tema 2 Fundación Röel. Trabajos 1, 2, 4, 5 y 8. Juan Bautista Peset, Tomás Blanco y Juan Campos Fillol.

Se designó a los Sres. Oliete, Chabás, Pérez López y Olmos para que redactaran los temas del concurso para el año siguiente.

3 de julio de 1911, Junta directiva
El Sr. Torrens pidió explicaciones sobre la rebaja de la Imprenta Vives Mora, que es la que imprime los Anales. Se le explicó la gestión llevada a cabo por los Sres. Oliete, Candela  y Chabás.
Se aprobó pagar gastos diversos e imprimir talonarios de recibos.

3 de julio de 1911, Junta general ordinaria
Quedaron admitidos los socios propuestos en Junta anterior.
Se informó de que se había oficiado al Dr. Amalio Gimeno manifestándole las condolecias del Instituto por el fallecimiento de su hija.
El Sr. Torrens expresó su criterio favorable a crear unos accésits de los Premios Röel para algunos trabajos de relativo mérito.

26 de septiembre de 1911, Junta directiva
Se acordó que figurara en el Acta el sentimiento de la Corporación por el fallecimiento de la Sra de Joaquín Aguilar Jordán.
Se dio noticia y se invitó a asistir a los funerales por las víctimas de Cullera, según escrito de la Audiencia. Se comisionó al Dr. Chabás para que representara al Instituto.
Se informó de que la Comisión que había de juzgar los trabajos presentados al tema primero del Premio Röel había finalizado ya.
Se aprobó el pago de facturas diversas.

11 de octubre de 1911, Junta directiva
Se acordó apremiar a las comisiones que habían de juzagar los trabajos de los premios para que finalizaran su trabajo.
Se acordó fijar el acto de apertura de curso para el domingo 29 de octubre.
Se aprobó el pago de diversos gastos.
La Junta quedó enterada de una comunicación del Sr. Antonio Aragó García Ibáñez, de Requena, solicitando colocación en el Instituto.

26 de octubre de 1911, Junta general ordinaria
Se deicidió constara en Acta el sentimiento de la Corporación por el fallecimiento de la esposa del Dr. Aguilar Jordán.
Se propuso como socios correspondientes a los siguientes Sres.: Francisco Berenguer Molina y Salvador Pou, ambos de Jérica, y a Pascual Pino.
Se leyeron comunicados de los Ingenieros sobre el asunto de la Albufera, y de la Asociación del Fomento de la Cultura e Higiene.
A continuación se leyeron los dictámenes de las distintas comisiones que habían juzgado los trabajos que aspiraban a premio.

Tema 1: Miguel Roncal Rico, médico militar (accésit). D. Juan Garay Barbarín, de Faura (mención honorífica)..
Tema 2: Se declaró desierto
Tema 3: Manuel Giménez García y Pedro Mayoral Carpintero, ambos de Madrid.

-Premio Röel: Accésit a D. Tomás Alcober

La Comisión que juzgó los premios Röel solicitó que las topografías se extendieran a los pueblos de Alicante y Castellón. Se acordó resolver el asunto en otra sesión.
Se agradeció la labor desarrolladas a todos los miembros de las comisiones. Se recordó que la sesión de apertura de curso tendría lugar el 29 de octubre a las once y media en la sede del Instituto.

29 de octubre de 1911, Sesión inaugural de curso
Se desarrolló con normalidad la sesión. En Acta figuran los asistentes. El discurso corrió a cargo del Sr. Pérez López, quien habló de ‘La necesidad de la Farmacodinamia en el ejercicio de las profesiones médicas’.
Se repartieron impresos de la Reseña histórica de los trabajos desarrollados durante el curso anterior y del discurso. Se entregaron después los premios y se leyeron las bases del certamen del año siguiente.
Cerró el acto un breve discurso de su presidente, el Dr. Candela.

7 de noviembre de 1911, Junta general
Se acordó la admisión como socio del Dr. Lorenzo… (no figura apellido), catedrático de la Universidad de Sevilla. Se propuso como corresponsales a los Sres. Blas Tollo, profesor auxiliar de Sevilla, y Rafael Vilar.
Se leyó una comunicación en la que se informaba de la constitución del Colegio de Médicos.
Se encargó el discurso inaugural del curso siguiente al socio veterinario Ramón Gómez Pérez.
También se designó a la comisión que debía estudiar los nuevos presupuestos: Miguel Boronat, Vicente García Ibáñez y Tomás Alcober.

7 de noviembre de 1911, Junta directiva
Se aprobó pagar varios gastos.
Se leyeron los presupuestos y se aprobaron con modificaciones mínimas.
Se acordó solicitar una rebaja a la empresa de Gas Lebón ya que se consideraba que la factura era muy alta. Si no se atendía, se cambiaría de compañía suministradora.
Como sobraban 162,75 pesetas en caja de la partida ‘Reposición de mobiliario’, se acordó encargar una nueva estantería para la Biblioteca.

2 de diciembre de 1911, Junta directiva
Se aprobó el pago de diversas facturas.
Se acordó que los Sres. Oliete y Aguilar hablaran con el Inspector de Sanidad porque el Dr. Royo Lloris había hecho constar el título de médico para una plaza de sanitario, lo que de alguna manera ofendía a la clase médica.
Se acordó fecha para la Junta general en la que debían discutirse los presupuestos y para la extraordinaria en la que debían elegirse nuevos cargos. También se acordó proponer la creación de un segundo cargo de vicepresidente que debía ser ocupado por un farmacéutico.

6 de diciembre de 1911, Junta general ordinaria
Presidencia del Dr. Oliete.
Se propusieron como socios correspondientes a los Sres. Ernesto Monfort Fabregat, Enrique Monfort Fores, Aurelio Adam, Leopoldo Martínez Porres y Rafael Vilar. Como socio residente a José Barbarrós. Se diero de baja a Vicente Candela Gil y Ramón Martí.
Se aprobó el cargo de una segunda vicepresidencia.
El Sr. Carsí protestó por no haber reformado el Reglamento en ocho meses, aunque ello no significara una crítica para la comisión que lo debía llevar a cabo.
Se pasó después a discutir el presupuesto.
Se aprobaron los ingresos hasta llegar a la partida de lo que debía ingresar el Colegio de Farmacéuticos. Algunos señalaron que no debía figurar porque no pagaban. El Sr. Torrens indicó que el Colegio de Farmacéuticos no podía pagar su deuda porque carecía de fondos, pero que debía figurar en los presupuestos.
Ocupó la presidencia el Dr. Candela.
El Sr. Alcón propuso que se invitara a los farmacéuticos a hacerse socios del Instituto para poder reunirse. Finalmente, tras discusión, al haber superhábit se acordó que figurara la partida en ingresos.
En cuanto a gastos se acordó pagar al conserje 2,5 pesteas al día si los presupuestos lo permitían y redactarle una lista de cuáles eran sus deberes.
También se discutió la partida de 900 pesetas para contratar a un escribiente para la biblioteca. Al final se aprobó, pero con un sueldo de 750 pesetas.

6 de diciembre de 1911, Junta general extraordinaria
Se eligieron los cargos de la Junta que quedaban vacantes por Reglamento. Fueron elegidos:

-Vicepresidente 1º o médico: Celedonio Calatayud Costa
-Vicepresidente 2º o farmacéutico: Agustín Trigo
-Contador: Vicente Domínguez Roca
-Vicetesorero: Vicente García Ibáñez
-Presidente de la sección de Cirugía: Luis Estopiñá
-Bibliotecario: Julio Perales
-Presidente de la sección de Epidemiología: José Chabás
-Vicesecretario de actas: Luis Rizo Mallach

A continuación el Sr. Chabás dimitió por no haber llevado a cabo la reforma tantas veces propuesta y que, de seguir en el cargo, pensaba que seguiría sin producirse.
Se pasó a la elección de este cargo y del de Presidente de la seccción de Farmacia al pasar D. Agustín Trigo a la vicepresidencia.
Se eligió como presidente de la Sección de Epidemiología a Francisco Villanueva y como presidente de la de Farmacia a Eduardo Pérez López.
Después presentaron la dimisión de sus cargos de los Anales los Sres. Aguilar Jordán y Campos Igual.
El resto de la Junta lamentó la decisión después de haber desarrollado una excelente labor en la edición de los Anales. El tema quedó para una próxima sesión.

29 de diciembre de 1911, Junta general
Se aprobó el ingreso de los socios propuestos en sesión anterior y se dieron de baja a los residentes Serafín Mendieta y Vicente Izquierdo.
Se interrumpió la sesión para ponerse de acuerdo en los cargos de secretario de redacción y admionistrador de los Anales.
Se eligió a Vicente Carsí como secretario de redacción y a Luis Rizo Mallach como administrador. Como este último había sido elegido para secretario de actas, se designó para la tarea a Tomás Alcober.

José L. Fresquet
Blog Medicina, Historia y sociedad

 

[Estas anotaciones se han podido realizar gracias al Proyecto de Investigación del Ministerio de Educación, HAR2008-04023].