Fuentes materiales e iconográficas. Nuevas incorporaciones

Se ha incrementado la colección de fuentes iconográficas y materiales de historiadelamedicina.org con varios objetos e imágenes.

1. Fotografía de una enfermera del servicio de maternidad de un hospital valenciano en los años cincuenta del siglo pasado.

2. Dos fotografías de la visita que un grupo de personas hizo el doctor Albiñana cuando estaba confinado en Las Hurdes. José María Albiñana Sanz nació en Enguera en 1883. Estudió medicina en Valencia y allí fue uno de los discípulos predilectos de Francisco Moliner a quien acompañaba en todos los conflictos en los que éste participó. Fue un promotor del asociacionismo estudiantil. Fundó el periódico La Sanidad civil, se presentó a la cátedra de Historia de la Medicina de Madrid, que no obtuvo. Después de ejercer en la capital y escribir varios trabajos, marchó a México de donde fue expulsado más tarde. De nuevo en España se implicó en la política hasta llegar a fundar en 1930 el Partido Nacionalista Español. Tras su participación activa en la “sanjurjada”, durante la República, fue confinado en Las Hurdes, primero en Martilandrán y después en Nuñomoral. Fue elegido diputado por Burgos en las elecciones de 1933 y nuevamente en las de 1936. Tras el comienzo de la guerra civil fue encarcelado. El 22 de agosto de 1936 un grupo incontrolado asaltó la Cárcel Modelo. Un numeroso grupo de milicianos anarquistas empezaron a fusilar a algunos de los detenidos en la prisión, entre los que se encontraba el propio Albiñana.

albinana

3. Caja de instrumental quirúrgico Jonas Pohl (La Haya) de principios del siglo XX. Se trata de 24 instrumentos en excelente estado de conservación distribuido en tres bandejas que encajan perfectanente en la caja de madera de nogal con tres cierres, uno de ellos con llave, y un asa para poder ser transportado.

instrumental

4. Fotografías del rey Alfonso XIII en una de sus visitas a Valencia durante la Exposición Regional de 1909.

5. Tres guías de primeros auxilios para escolares que datan de los años 80. Una para rozaduras, clavos, astillas, espinas; otra para insolaciones, hemorragias nasales, ingestión de cuerpos extraños, cuerpos extraños en los ojos; y una tercera para colapso, traumatismo craneal, convulsiones.

guia

6. Interesante colección de 12 cromos en cartón de productos de la compañía italiana Liebig sobre la historia del traje del médico. Se trata de la tercera serie.

7. Dos ejemplares de la revista Batas blancas, de los estudiantes de la Facultad de Medicina de Valencia, de los años 50.

Batas_blancas3

8. Inoculador o jeringa automática de Minato Medical Science Co LTD de Osaka, para administrar la vacuna BCG (preparación de cultivo vivo atenuado del Bacilo Calmette-Guérin, una cepa de Mycobacterium bovis).

inoculador

9. Caja de preparaciones anatomopatológicas procedentes de Francia, periodo de entreguerras.

Anuncios

Una exposición digital sobre la figura de Baruch S. Blumberg (1925-2011)

Baruch S. Blumberg (1925-2011) fue un médico y genetista estadounidense conocido por identificar el virus de la Hepatitis B y por crear una vacuna. Recibió el premio Nobel de medicina y fisiología por sus trabajos sobre el origen y diseminación de las enfermedades infecciosas que compartió con Daniel Carleton Gajdusek (1923-2008) en 1976.

La American Philosophical Society (APS) creó recientemente una exposición en línea sobre este científico que fue “diseñada para resaltar la influencia que la filosofía de la ciencia ejerció en su carrera científica” alternando tradición y renovación y planteándose constantes preguntas sobre el método científico. Sirve de esta forma tanto al interés de los científicos como de los filósofos. En este campo, por ejemplo, el visitante puede explorar un diagrama hecho a mano por Blumberg con el objetivo de representar el proceso de investigación científica que denomina “hipotético-deductivo”. En el mismo se observa la influencia de las ideas de Karl Popper (1902-1994) y Jacob Bronowski (1908-1974).

Los que sigan esta exposición también pueden leer una carta de 1980 que Blumberg escribió al filósofo Thomas Kuhn, el creador de la idea de los paradigmas científicos. En la misma aplica este concepto a sus investigaciones que le llevaron a descubrir el virus de la hepatitis B. Para él los hallazgos inesperados en un proceso de investigación son los más emocionantes y pueden llegar a ser muy significativos.

A pesar de todo Blumberg no fue nada teórico y concedió mucha importancia a lo práctico “a hacer” más que “pensar cómo debe hacerse”, aspecto que dejó para la filosofía de la ciencia. El visitante puede ver también un extracto del programa de un curso sobre La naturaleza de la investigación científica en ciencias biológicas que Blumberg impartió en la Universidad de Pensilvania en 1985 que resume sus pensamientos sobre el método científico.

El recorrido por la exposición continúa mostrando la labor desarrollada por Blumberg: el trabajo de campo y el de gestión, así como información sobre la concesión del Nobel.

La exposición ha sido escrita, diseñada y elaborada por Andrew Lippert con la ayuda de Bayard Miller. Todas las fotografías y documentos han sido extraídos de los “Papeles Baruch S. Blumberg” conservados en la American Philosophical Society.

blumberg
Captura parcial del sitio Web

 

Fuentes iconográficas y materiales. Actualización

Hoy se han incorporado varios objetos e imágenes a la Colección de fuentes materiales e iconográficas de historiadelamedicina.org.

En primer lugar dos pulverizadores utilizados en otorrinolaringología, dermatología y cirugía que recuerdan al spray o pulverizador de Lister del periodo antiséptico de la cirugía. Estos son más pequeños, pero su funcionamiento es el mismo que el de Lister o el de Lucas Championnière. El primero procede de Francia, fabricado por los hermanos Rainal. El segundo no lleva ningún tipo de identificación.

Pulverizador de uso médico Rainal

Pulverizador de uso médico

En segundo lugar, el Pletismo-esfigmo-oscilómetro de E. Spengler, que se utilizaba para medir cambios en volumen de diferentes partes del cuerpo. Este examen se hacía para verificar si había coágulos sanguíneos en los brazos y las piernas. También para medir cuánto aire podían contener los pulmones.

Pletismo-esfigmo-oscilómetro de E. Spengler

En tercer lugar un Urómetro (instrumento graduado para medir la densidad de la orina) adquirido en el Reino Unido.

 

Urómetro

También se han incluido varias fotografías. La primera muestra un Grupo de enfermos, enfermeras y religiosa en Hospital durante la guerra civil. No se tienen más datos. La segunda, una enfermera de algún hospital valenciano en los años cincuenta. La tercera, al personal de enfermería del Servicio de Cirugía de Miguel Moraza Ortega, del Hospital Provincial de Salamanca (1925).

Las tres últimas muestran la visita que hizo una delegación de profesores y estudiantes de la Facultad de Medicina de Barcelona a los Laboratorios Merk en Dornstadt (Alemania) en 1932, y la que organizó Schering-Kahlbaum A.G. para otra delegación de la misma Facultad a Postdam, en febrero del mismo año.

Estudiantes y profesores de la Facultad de Medicina de Barcelona de visita a Postdam organizado por Schering-Kahlbaum, 1932

Maquetas y modelos históricos. Ingeniería y construcción en Conde Duque, Madrid

Entre las interesantes exposiciones que ofrece el espacio Conde Duque, de Madrid, Maquetas y modelos históricos. Ingeniería y construcción llamará la atención de los historadores de la ciencia y de la técnica. Se puede visitar hasta el 17 de septiembre. Se trata de hacer “un viaje por dos mil años de ingeniería española y europea a partir de los modelos a escala construidos desde el siglo XVIII hasta el siglo XX”. Está comisariada por Pedro Navascués Palacio y Bernardo Revuelta Pol.

Es una muestra de excelente calidad, verdadero antídoto contra la afición actual a realizar exposiciones a base de paneles con muchas imágenes y una cantidad exagerada de texto y sin objetos originales. La Fundación Juanelo Turriano ha querido devolver el importante papel que han desempeñado los modelos y maquetas en la historia científica y técnica de nuestro país.

Han aportado materiales –algunos nunca expuestos– gran cantidad de instituciones como Patrimonio Nacional, Museo del Ejército de Toledo, Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares, Museo Naval de Madrid, Universidad Politécnica de Madrid, Confederación Hidrográfica del Ebro, Archivo Histórico Nacional, Museo de Historia de Madrid, Metro de Madrid, Canal de Isabel II o CEHOPU.

El visitante podrá contemplar desde “obras romanas como el acueducto de Segovia o el puente de Alcántara, a prodigios tecnológicos como el transbordador del Niágara, pasando por el misterioso artificio de Juanelo, el futurista faro de Buda o las primeras líneas de metro bajo la Puerta del Sol”. Se ha realizado un catálogo de la exposición: Maquetas y modelos históricos. Ingeniería y construcción. Madrid, Fundación Juanelo Turriano, 2017, 286 págs., ISBN: 9788494570858.

Maquet

3D y Fotografía Leica en Espacio Fundación Telefónica

Las exposiciones de la Fundación Telefónica en Madrid no decepcionan. En estos momentos todavía se puede ver (hasta el día 10) Con los objetos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica. Cómo una nueva cámara, ligera, de pequeñas dimensiones, fácilmente transportable y fácil de manejar, revolucionó la fotografía: aportó desde 1925 espontaneidad, flexibilidad, dinamismo… en definitiva, la posibilidad de hacer fotografías que antes era imposible imaginar. Por otro lado, Leica democratizó el acceso a la fotografía acercándola al gran público.

El comisario de la exposición es Hans-Michael Koetzle. Reúne en torno a las 400 fotografías con material documental que incluye revistas, libros, periódicos, publicidad, catálogos y varios prototipos de cámaras. Estas son las secciones en las que se estructura: “Leica y la Neues Sehen (nueva visión)”, “Fotoperiodismo”, “Fotografía subjetiva”, “Fotografía humanista”, “La nueva fotografía en color”, “La fotografía de moda y la cámara Leica”, y “Fotografía de autor”. El visitante podrá contemplar fotografías conocidas y no tan conocidas de reputados fotógrafos como Cartier Bresson, Paul Wolff, Bruce Davidson, Capa o Robert Frank, entre otros. Una gozada.

Leica0

Leic1

Más tiempo permanecerá –hasta el 22 de octubre– 3D. Imprimir el mundo, sobre la tecnología de impresión tridimensional y su repercusiones en diferentes áreas como la medicina, la arquitectura, la moda o la gastronomía. Sus comisarios son Carmen Baselga y Héctor Serrano.

La exposición trata de contestar preguntas como “¿En qué consiste la impresión en tres dimensiones y cuál ha sido su recorrido hasta la actualidad? ¿Qué capacidad transformadora tiene esta tecnología en los procesos productivos, en la relación del individuo con los objetos y en la sociedad en general? ¿Qué tipo de objetos impresos podemos encontrar en estos momentos y en qué ámbitos se utilizan? ¿Hasta dónde puede llegar el uso de impresoras 3D?“.

Esta tecnología, además, implica reformular conceptos como la autoría, la sostenibilidad, la educacación y la accesibilidad. La exposición se divide en cuatro bloques: “Del bit al átomo” (qué es la impresión 3D, tipos, materiales utilizados, principios), “Por el espejo retrovisor” (historia), “La huella tridimensional” (ejemplos de aplicación de esta tecnología) y “Un paso más allá” (el futuro). No hay que perdérsela.

3D2

3D

Fuentes materiales e iconográficas de la historia de la medicina (actualización agosto 2017)

Se ha actualizado nuevamente la sección de fuentes materiales e iconográficas de historiadelamedicina.org.

En esta ocasión se han incorporado tres variantes nuevas del salvarsán a las ya existentes Salvarsán y Neosalvarsán. Se trata del Solusalvarsán, el Salvarsán sódico y el Sulfoxil-Salvarsán. Tras la creación del Salvarsán por Paul Ehrlich en 1910, también llamado compuesto 606, se siguieron buscando derivados que fueran igual de eficaces o más y con el mínimo de efectos secundarios o tóxicos para el organismo. Por otro lado, también quisieron encontrar sustancias más estables, mejor toleradas y más fáciles de administrar.

Sulfoxil-Salvarsan_2

También han entrado a formar parte de la colección tres aparatos de electroterapia. Los tres están en muy buen estado. El descubrimiento de la electricidad, como pasó con muchas sutancias farmacológicas (el yodo, el eucalipto, etc.), se convirtió pronto en una panacea para curar muchas enfermedades. Se fabricaron centenares de modelos de estos aparatos que se hicieron muy populares a finales del siglo XIX y primer tercio del siglo XX. Con el tiempo se clarificaron los efectos de “la electricidad” y pasó a usarse sólo en determinadas ocasiones tanto para el diagnóstico como para la terapéutica o rehabilitación. Los más utilizados en esa época fueron los aparatos farádicos. Los había de dos tipos: los volta-farádicos y los magneto-farádicos. Los primeros constan de una pila, una bobina y una lámina o martillo interruptor. La bobina suele ser un cilindro hueco de madera que contiene una barra de hierro dulce y que está cubierto por un hilo de cobre forrado de seda y arrollado en espiral, que está en comunicación con la pila. El interruptor es una laminita de acero que se encuenta entre uno de los hilos que vienen a la pila y la extremidad de la barra de hierro que encierra la bobina. Según se explicaba entonces, la corriente de la pila pasa al hilo arrollado de la bobina, y por inducción imanta la barra de hierro dulce, que atrae entonces a la lámina interruptor, y de esta manera se interrumpe la corriente. Se desimanta la barra de hierro, se separa el interruptor y vuelve a establecerse la corriente. De esta forma se producen las corrientes interrumpidas.

Los aparatos magneto-farádicos, la aproximación o alejamiento de un imán con relación a una bobina, desarrolla en el alambre de ésta corrientes de inducción. El mecanismo electro-generador es fácil de comprender. Todo consiste en que cuando se hace girar una armadura de hierro alrededor de su eje, de manera que cada vuelta se aproxime y se aleje de los polos del imán, dicha armadura se imanta y se desimanta. Si esta armadura de hierro se cubre con un hilo metálico en espiral, a la manera de una bobina, se desarrollarán en éste hilo corrientes de inducción. Los reóforos o elementos con los que se aplica la corriente al cuerpo son los mismos en ambos tipos de aparatos.

faradi_2

Farad_2

Se incorpora igualmente un instrumento muy sencillo, el llamado fecundador de Pajot o tipo Pajot, ideado por el obstetra francés Charles Pajot (1816-1896).

Fecundador_de_Pajot1

Por último dos prótesis de cadera, la de Thompson Down (1950) y la de Moore (1952). La artroplastia total de la cadera es uno de los hitos más destacados de la historia de la cirugía ortopédica. Desde los primeros intentos de sustituir una cadera lesionada por un elemento artificial, han sido muchos los materiales utilizados con mayor o menor éxito.

Protesis_cadera_B

Prótesis de cadera Thompson (1950)

 

Fuentes materiales e iconográficas de la historia de la medicina (actualización)

Se ha actualizado la sección de fuentes materiales e iconográficas de historiadelamedicina.org.

Ha entrado a formar parte de la colección una serie de fotografías que retratan a un grupo de estudiantes de medicina en la facultad. Casi con toda seguridad se trata de la de Valencia, la que estaba situada en la calle Guillén de Castro. Por tanto deben datar de los años cuarenta o principios de los cincuenta.

Estudiantes_FM_UV4

Por otro lado, una fotografía en la que se señala que se trata del laboratorio de la Universidad de Valencia. Por tanto serían dos mujeres estudiantes. Podría datarse en los años veinte o treinta.

En tercer lugar, dos fotografías que hemos titulado “Cuidado del enfermo“. De origen desconocido, en una de ellas se ve a una mujer junto al que podría ser su esposo enfermo acostado. En la otra se aprecia, además, al médico y a una criada sirviendo el café o té. En cuando a la época, debe tratarse de los años veinte o treinta.

Cuidado_del_enfermo_2

Se ha incluido también una hoja de revista (no consta el título) en la que se ofrece un pequeño reportaje con fotografías del Instituto del Cáncer del doctor Zamora, en Valencia.

Respecto a los objetos han pasado a integrarse en la colección los siguientes: la Insignia del Congreso Internacional de Historia de la Medicina, que se celebró en Madrid en 1935 y la Insignia del  Congreso Internacional de Medicina que también tuvo lugar en Madrid en el año 1903. Una centrífuga manual de 1953 fabricada en la antigua URSS. Un estuche que contiene los materiales necesarios para realizar un análisis de orina por el procedimiento de M. Moya (primer tercio del siglo XX). Una jeringa para enemas (Seamless enema Syringe), un irrigador nasal Parke Davis & Co, una jeringa para el oído de Boots Surgical Department Nottingham (todos ellos del primer tercio del siglo XX), y finalmente, un aplicador con vacuna jenneriana para cuatro personas, fabricada en el Instituto Llorente.

Insignia_XIV_Congreso_Internacional_Medicina_1903