Pierre Fidèle Bretonneau (1778-1862)

Se ha insertado un nuevo epónimo y biografía en historiadelamedicina.org., la de Pierre Fidèle Bretonneau (17778-1862).

Adelantándose unos años al desarrollo de la microbiología y mediante la aplicación rigurosa del método anatomoclínico, Bretonneau describió la fiebre tifoidea y la difeteria, separándolas de otras enfermedades con las que en su época se confundían. Tuvo de maestros a Cuvier y Corvisart, y discípulos como Armand Trousseau y Alfred Velpeau. No ocupó jamás ningún cargo académico y no quiso nunca la popularidad y la fama.

Perteneciente a una dinastía de médicos y cirujanos se formó en la École de Médecine de París. Durante muchos años fue “oficial de salud” porque suspendió los exámenes en tres ocasiones. Para dirigir el Hospital de Tours sus discípulos Trousseau y Velpeau, entre otros, le animaron a terminar sus estudios y leer la tesis de doctorado.

Aparte de su dedicación a la medicina, fue muy aficionado a la botánica y a la jardinería, a la química y también al trabajo manual. Fabricaba excelentes barómetros, termómetros, estetoscopios, tubos capilares, etc.

Dejó poca obra escrita. Por suerte Paul Triaire recogío su abundante correspondencia con amigos, discípulos y familia y la reunió en dos volúmenes en 1892: Bretonneau et ses correspondants.

Aparte de describir la fiebre tifoidea y la difteria, estuvo convencido de su contagiosidad y se enfrentó con las ideas y los tratamientos de Broussais. Enunció además la importante doctrina de la especificidad etiológica.

bretonneau2

Pierre Fidèle Bretonneau (html)
Pierre Fidèle Bretonneau (pdf)

Anuncios

Del ADN a la cerveza. La Medicina y la Industria se aprovechan de la Naturaleza

En las exposiciones de la National Library of Medicine se encuentra una nueva: From DNA to Beer. Harnessing Nature in Medicine and Industry (Del ADN a la cerveza. La Medicina y la Industria se aprovechan de la Naturaleza).

En el sitio se puede leer: Los microbios, diminutos organismos demasiado pequeños para ser vistos a simple vista, han cambiado la historia de la humanidad. Formas de vida como las bacterias, levaduras y mohos pueden ser causa de enfermedad o restaurar la salud y ayudar a producir alimentos y bebidas. Los científicos, en colaboración con la industria, han desarrollado técnicas para aprovechar el poder de estos seres diminutos. En los últimos años, nuevas tecnologías han utilizado bacterias genéticamente modificadas para la fabricación de nuevos medicamentos…”

Con los materiales de las colecciones de la National Library of Medicine se ha montado esta exposición que busca explorar algunos procesos, problemas y el potencial inherente de las tecnologías que utilizan la vida. Como es habitual, la NLM prepara una exposición para ser visitada en Red y otra física que es itinerante y gratuita para las instituciones culturales que la solicitan. La de la Red puede ser complementaria de ésta y contiene recursos educativos para profundizar en el tema.

La exposición en Red tiene una página principal que va mostrando sucesivamente las secciones [Lo mismo que ofrece el enlace “Exposición” del menú]. En mitad se encuentra el menú: Home, Exposición, Educación, Galería digital, Créditos, Información sobre la itinerancia. Debajo, enlaces directos a “Aprenda más”, “Vea la galería digital” y Libro de viaje de la exposición”.

El contenido se encuentra en la sección “Exposición” y se divide en 6 apartados: Introducción, “Jugando con DNA”, “Harvesting hormones”, “Hacer magia amarilla”, “Fábricas vivientes” y “Misterios cerveceros”.

En “Introducción” se habla de microbios y seres diminutos con ilustraciones de Tuffen West de 1860 (4 unidades). En “Tinkering with DNA” se explica cómo todos los se rigen por el código genético. Se habla también de la recombinación y de cómo la industria vio un enorme potencial en ello. Dos de los primeros logros fueron la insulina y la hormona del crecimiento. Apareció la industria de la biotecnología (5 unidades). En “Harvesting hormones” se describen algunas hormonas y cómo ha cambiado el panorama de su producción después del desarrollo de la biotecnología (9 unidades).

El siguiente apartado hace referencia a la “La era de los antibióticos”. Los microbios están equipados con mecanismos de defensa para asegurar su supervivencia. La penicilina ha sido uno de los grandes descubrimientos de la humanidad. En los años previos a la segunda guerra mundial se hicieron grandes esfuerzos para producir grandes cantidades de forma industrial. Durante la guerra, su aspecto, hizo que los heridos la conocieran como “la magia amarilla”; salvó muchas vidas.

En “Living factories” se habla de la fabricación de sueros. Los seres humanos y los animales tienen sistemas de defensa naturales que producen anticuerpos en la sangre para combatir las bacterias y otras sustancias nocivas que invaden el cuerpo. A finales del siglo XIX los científicos que investigaban esta respuesta inmune en animales desarrollaron nuevos métodos para el tratamiento de enfermedades en los seres humanos. Uno de los primeros fue el uso del suero de la sangre obtenido de animales inoculados con las toxinas de las bacterias. La protección natural que estos animales desarrollaron contra la toxina, pudo ser transmitido a los humanos a través de inyecciones de suero. En la producción comercial, los caballos y otros animales grandes sirvieron como fábricas vivas de suero. De esta forma, por ejemplo, se pudo hacer frente a la difteria (15 unidades).

Finalmente, en “Breving Mysteries”, se cuenta cómo la fabricación de la cerveza, de gran antigüedad, recurre al uso de microorganismos. Los cerveceros, sin embargo, nada sabían de microorganismos. A mediados del siglo XIX los cerveceros franceses se pusieron en contacto con Pasteur para que estudiara qué estaba estropeando su bebida. De esta forma explicó el papel de la levadura, del proceso de la fermentación y de los microorganismos causantes de que la bebida se estropeara. De este hecho se beneficiaron otras industrias que utilizaban la fermentación, destilerías, etc. para mejorar sus procesos de producción (14 unidades). [Las unidades hacen referencia a imágenes y objetos que acompañan a cada apartado].

La sección siguiente del menú es la educativa, donde se proporcionan materiales sobre “El libro de registro animal”, “Estudios sobre la cerveza”, “¿Cómo fermentar la cerveza”, “Cómo fabricaron la antitoxina antidiftérica”, ¿Cómo fabricaron insulina mediante recombinación?, ¿Cómo fabricaron penicilina?, “Descripción de un kit de insulinas”, y “Descripción de un equipo de intubación”. Todo ello hace referencia a la explicación de grabados, imágenes y objetos que se han incluido en la exposición.

En la sección de Galería digital se ponen a disposición del visitante textos completos e imágenes digitalizadas procedentes del fondo histórico-médico de la propia National Library of Medicine. En “Créditos” se da información de todos los que han colaborado en la realización de esta exposición, y en “Travelling Information” se proporcionan detalles y calendario de la itineraria de la exposición.

El sitio web de la exposición tiene el sello de la sencillez y facilidad de manejo del resto de exposiciones de la casa. De gran interés para el público en general.

Captura parcial de pantalla

William Osler “profile in science” en la NLM

Una de las secciones más interesante del sitio web de la National Library of Medicine (NLM) es Profiles in Science. En la misma se añaden de tanto en tanto nuevos nombres.

Hoy queremos llamar la atención sobre el nuevo espacio dedicado a William Osler, médico canadiense que se considera como uno de los padres de la medicina actual. Su papel en el tema de la educación médica fue de gran relevancia.

La National Library ha seleccionado materiales y documentos de la Universidad John Hopkins y de la Biblioteca Osler de la Universidad de McGill y los ha puesto a disposición del público. Entre los mismos se encuentran fotografías, correspondencia profesional y personal, artículos, notas sobre casos, etc.

El espacio dedicado a Osler se estructura en ocho partes. La primera ofrece una síntesis biográfica del personaje  junto con una cronología. La segunda se centra en su formación como médico y los primeros años de su carrera profesional en la Universidad McGill, periodo 1870-1884. La tercera, sus años en Filadelfia, concretamente en la Universidad de Pensilvania, que constituyen el periodo 1884-1889. La cuarta, que titulan “Padre de la Medicina moderna”, la etapa de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins (1889-1905). La quinta abarca la vida de Osler como profesor regio de la Universidad de Oxford, es decir, desde 1905 a 1919. La sexta se centra en la labor de Osler como historiador de la medicina y con las bibliotecas. La séptima parte incluye un glosario de términos, y finalmente, la octava, ofrece pistas sobre otras lecturas que pueden completar el estudio de la vida y obra de Osler.

Cada una de estas partes contiene, como hemos dicho, una serie de documentos (manuscritos, artículos, etc.), por un lado, y un conjunto de imágenes (fotografías), por otro.También se incluye un texto general descriptivo.

Los interesados también tienen la posibilidad de buscar artículos o documentos específicos mediante el buscador que se proporciona.

Con una interfaz muy sencilla, se puede acceder a una gran cantidad de información sobre la figura de William Osler (1849-1919).

William Osler
Imagen procedente de Wikipedia

William Osler en la National LIbrary of Medicine