Instituto Médico Valenciano, 1910: ¿Nueva orientación?

En dos posts anteriores hacíamos referencia a una pequeña crisis que se produjo en el Instituto Médico Valenciano a finales de 1910. Una serie de médicos, sobre todo jóvenes, querían desarrollar una actividad más intesa y de mayor calidad en lo que a aspectos científicos se refiere. Se envió una circular a los médicos, farmacéuticos y veterinarios invitándoles a participar. No hemos encontrado su contenido, pero hemos hallado en La Crónica Médica un llamamiento que se le debe parecer. Viene acompañada también de una serie de firmas, lo que la hace todavía más interesante. En cambio no vemos el nombre de José Chabás, que fue uno de los iniciadores de este movimiento. Insertamos la transcripción de la misma, dado su interés. De esta forma completamos la información referida al Instituto Médico Valenciano correspondiente a 1910.

Instituto Médico Valenciano
Plausibles orientaciones

Juzgando de gran transcendencia el movimiento iniciado por una agrupación de entusiastas compañeros pertenecientes a dicha Corporación, y confundidos en sus aspiraciones, tomamos la pluma para notificar a nuestros lectores el plan que se labora para dar el impulso y avance que merece esta sociedad profesional.

Preocupados los iniciadores de esto, más que en remover cenizas de nuestros antepasados comprofesores, todos para nosotros respetables, en fundamentar sólidamente la existencia de la Corporación con labores realizadas a base de material de la época actual, y en abrir brecha en dirección gradualmente progresiva a fin de colocar a este Centro a la mayor altura que las circunstancias lo permitan, se han dado cita, por medio de una Acta compromisaria, para por de pronto preparar, hasta el mes de Octubre próximo, un programa de trabajos científicos cuya exposición invertirá seguramente casi todo el curso próximo, verificando gran número de sesiones.

Verdaderamente, el Instituto Médico Valenciano ha tenido muchas intentonas para ensanchar el estrecho cauce por el que aún se desliza su raquítica vida. Nosotros, mirando siempre adelante para no perder el tiempo en minucias estériles, lejos de pretender dilucidar las causas por las que no habían cristalizado aún hermosos proyectos concebidos en otras ocasiones, alentamos por creer se anda hoy por terreno firme, para que nuestros compañeros contribuyan cada cual, dentro de su esfera de acción, con su activo aporte, a fin de robustecer con actos la fe que en la ciencia, el compañerismo y valencianismo ponen los iniciadores de este resurgimiento, cuya necesidad siente hoy más que nunca la clase médica.

Los compañeros que hasta la fecha se han comprometido a exponer sus trabajos científicos durante el próximo curso, algunos de los cuales tienen ya anunciados sus temas, son los siguientes: Sres. Abel Bueso, R. Vila Barberá, Francisco Antolí Candela, Vicente y Juan Boquera, José Campos Igual, J. Casanova Dalfó, Berdún Alcón, F. Gimeno Márquez, V. García Ibañez, Tomás Alcober, Antonio y Vicente Oliete, Luis Estopiñá, Manuel Lleó, F. Reig Pastor, Américo Montoro, M. Peris Forés, M. Pérez Feliu, Pablo Colvée, L. Gay Lloveras, Luis Aldás, Jorge Perrón, M. Martí Pastor, M. Portaceli Ortells, Juan Campos Fillol, F. Fernández Martí, F. Julián Mira y Vicente Peset Cervera.

Tenemos noticias de muchos otros compañeros que se apresurarán a asociarse a los anteriores. Para ello, remitimos a nuestros lectores, amigos de la idea, al Instituto Médico Valenciano, en el que encontrarán a su disposición el Acta compromisaria abierta a la firma de cuantos quieran sumarse a lo que en ella se especifica.

Como habrán podido observar nuestros lectores, este movimiento es exclusivamente juvenil, y a él se ha asociado gran parte de lo que pudiéramos llamar ‘elite’ de la juventud médica de Valencia, la que sintiendo en sus espíritus las excitaciones de la moderna savia científica, se agita por conquistar un nombre digno, luchando lealmente en el noble palenque de las ideas.

Tenga la seguridad esa juventud que, para animarla en esa empresa, tendrá a su lado a cuantos la ciencia encaneció con su diuturno laboreo, que verán con gusto cómo las generaciones nuevas se preparan para sucederles con ventaja en el accidentado camino de la vida.

La ‘Crónica médica’ se asocia con entusiasmo y aplaude de todas veras este movimiento; y a la par que invita a secundar el llamamiento, pone sus columnas a disposición de la empresa, y desde luego se compromete a hacer públicas las conferencias y discusiones a que den lugar el desarrollo respectivo de los temas.

La Crónica Médica, Vol. 22, 1910

Un comentario en “Instituto Médico Valenciano, 1910: ¿Nueva orientación?

  1. Pingback: Entradas en este Blog dedicadas al Instituto Médico Valenciano (1898-1936) | Medicina, Historia y Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s