Skip to content

El Instituto Médico Valenciano en 1913 (II)

27 noviembre 2011

Las noticias y reseñas sobre el Instituto Médico Valenciano en el diario Las Provincias durante 1913 fueron escasas, acorde con la situación comentada en el post anterior.

-Círculos y sociedades. Instituto Médico Valenciano [Inauguración del curso]
12 de enero de 1913, p. 1

-Inauguración del curso. En el Instituto Médico Valenciano.
13 de enero de 1913, p. 1.  Transcripción de la reseña:

“Inauguración de curso en el Instituto Médico Valenciano

Con numerosa asistencia de socios, autoridades de Valencia y representantes de varias corporaciones científicas, se celebró ayer en esta docta corporación la inauguración del curso actual, presidiendo el acto el presidente de la misma, Dr. D. Manuel Candela, que tenía a su izquierda al Sr. Banquell, alcalde accidental.

Después de la lectura de los artículos reglsmentarios, el Dr. D. Américo Montoro, vicesecretrio general, leyó una interesante Memoria acerca de los valiosos trabajos de la corporación, que fue aplaudida.

A continuación, el Inspector de Veterinaria de esta capital Dr. D. Ramón Gómez Pérez, leyó su discurso, llevando la voz de la corporación en este acto. Dividió su oración en dos partes: en la primera, hizo la apología de las ciencias naturales, que son las que actualmente informan a la Medicina y a la Veterinaria, por lo que la clase no debe ser y no es considerada ante los nombres de ciencia con el mezquino concepto que antiguamente se tenía de ella, figurando en su elenco nombres tan prestigiosos como los de Chauveau, Devaim, Fousini, Vallemin, Arloing y otros muy conocidos en los anales de la ciencia moderna.

Entró de lleno en la parte científica de su discurso, en el que se ocupó de la “Toxicidad de las carnes”, tema que desarrolló con la competencia que le es característica, haciendo un acabado análisis: 1º, de las carnes tóxicas por infección externa; 2º de las carnes tóxicas por infección interna; 3º de la toxicidad de las carnes de conserva; 4º, de los efectos de las intoxicaciones de las carnes en el hombre; 5º, de algunas observaciones de la toxicidad de algunas carnes en el hombre, sirviéndole para esta parte de su discurso la exposición de los trabajos del autor llevados a cabo en mayo último, para descubrir la intoxicación alimenticia ocurrida en dicho mes en la calle de Sagunto, de esta capital, número 100, haciendo gala de sus notables conocimientos y trabajos de Anatomía patológica y Bacteriología.

Un nutrido aplauso general fue la demostración con que el público, que llenaba el salón, premió la meritísima labor del Dr. Gómez Ferrer.

El Secretario de correspondencias de la corporación, Dr. D. Pablo Colvée, leyó el programa de premios para el certamen del presente curso.

Últimamente se levantó el Dr. Candela para felicitar, en nombre de la corporación, al Dr. Gómez, por lo acertado que estuvo en el desempeño de su cometido, por lo que merecía la más afectuosa consideración y agradecimiento del Instituto Médico Valenciano, para dar las gracias más cumplidas a las dignas autoridades y representaciones de las Sociedades que habían honrado y enaltecido aquel acto, y para dirigir algunas palabras a sus compañeros.

Recordó que hace dos años, al tomar posesión de la presidencia, acertó a sintetizar el programa de reformas ansiadas en esta coporación, que debía tener una finalidad científica, otra social y otra ética: que prescindiendo de la ética, que es labor de tiempo y circunstancias, su programa había quedado, en la parte principal, incumplido.

La finalidad científica fue admirablemente realizada. Oleadas intensas de ciencia resonaron varias veces bajo las bóvedas de este recinto -decía el orador-, cuyos ecos eran transmitidos y repercutían en los últimos villorrios de la región, por medio de los Anales que fundásteis.

Dijo que las sociedades que no cumplen sus más importantes finalidades, por fuerza han de languidecer. Que Sociedades como el Instituto Médico, representación de toda la gama de la clase médica, moviéndose dentro del ambiente y de los moldes de la moderna Medicina, no tienen más remedio, si quieren cumplir con su deber, que ser protectores de los intereses higiénicos y sanitarios de los pueblos, hasta ponerse al habla con los Poderes públicos, en defensa de los derechos populares de la salud, tan descuidada por los municipios.

LLamó la atención el alcalde accidental, Sr. Banquells, que éste tomara nota de la nueva fase en que pensaba desarrollarse, en adelante, el Instituto Médico, como representante genuino de estos altos intereses, cuya conducta implicará doblemente el complemento de una misión sacratísima y de la vitalidad exuberante de la Corporación.

El público escuchó con suma complacencia el discurso del orador, que fue muy felicitado”.

-Círculos y Sociedades. [Instituto Médico Valenciano. Junta ordinaria]
15 de mayo de 1913, p. 2

-Círculos y sociedades. [Instituto Médico Valenciano. Junta general ordinaria]
5 de junio de 1913, p. 2

-Sociedades. Instituto Médico valenciano [Sesión ordinaria]
10 de noviembre de 1913, p. 2

-Sociedades. Instituto Médico Valenciano [Junta general ordinaria]
17 de diciembre de 1913

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: