Tomás Blanco Bandebrande (1861-1938)

En la sección de Biografías y epónimos médicos de historiadelamedicina.org hemos insertado la de Tomás Blanco Bandebrande (1861-1938).

Natural de Valencia, aunque su familia procedía de Madrid, estudió medicina en su ciudad natal entre 1877 y 1884 con premio extraordinario. Obtuvo el doctorado en Madrid en 1890 con la tesis Mensuración clínica del corazón. Se formó en oftalmología a sí mismo y visitando los servicios de la especialidad españoles y europeos.

En el año 1886 Tomás Blanco opositó al Cuerpo de Beneficencia provincial. En 1882 fue el encargado de organizar la Clínica oculística del Hospital provincial de Valencia. En el mes de octubre de 1902 fue nombrado profesor interino de Oftalmología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia, cargo que ocupó hasta que en 1915 ganó las oposiciones a cátedra de Oftalmología de la misma Facultad. Se jubiló el 25 de abril de 1931.

Blanco fue uno de los fundadores en 1904 de la Sociedad Hispano Americana de Oftalmología, que presidió desde el año 1928 a 1932. En su revista Archivos de Oftalmología publicó varios trabajos.

bandebrande

Imagen de Derrey, tomada de Mundo Gráfico, abril de 1916

Biografía de Tomás Blanco Bandebrande en html
Biografía de Tomás Blanco Bandebrande en pdf

Richard Liebreich (1830-1917)

En historiadelamedicina.org hemos insertado una nueva biografía. Se trata de Richard Liebreich. Nacido en Königsberg en 1830, estudió medicina en su ciudad, en Berlín y Halle. Uno de sus profesores fue Herman von Helmholtz (1831-894), inventor del oftalmoscopio. El nuevo instrumento cambió por completo el panorama de la oftalmología.

Después Liebreich se formó con tres prestigiosos oftalmólogos, Donders (en Utrech), Brücke y von Graefe. Después de permanecer unos años como asistente en la clínica de éste último, marchó a París y de aquí a Londres, donde ejerció en el St Thomas Hospital. Regresó a París donde abandonó la oftalmología por el arte. Después de una estancia en Catania, Sicilia, volvió a la capital de Francia, donde falleció en 1917.

Liebrerich se caracterizó por relacionar las lesiones de fondo de ojo con varias enfermedades. Mejoró la fotografía de la retina e inventó un oftalmoscopio para demostraciones y la enseñanza, y otro pequeño para la práctica diaria. Publicó tanto en alemán, como en fracés e inglés.


Imagen procedente de Biographisches Lexikon
hervorrrangender Ärzte, Berlin-Wien, 1901

Biografía más extensa en html
Biografía en formato pdf
Biografía en page-flip

Tonómetro de Schiotz

He añadido a la exposición virtual Colección Historicomédica de la Universitat de València, información sobre el que se conoce como Tonómetro de Schiotz, aunque en esta ocasión la pieza procede de un particular.

La tonometría es la técnica que se utiliza para medir la presión intraocular de forma indirecta a través de la medida de la tensión de la membrana corneal. Es indirecta porque se obtiene ejerciendo una fuerza sobre la córnea para estimar la presión en el interior del ojo. De esta forma se controla el equilibrio fisiológico que debe existir entre la formación y evacuación del humor acuoso dentro del globo ocular. Cuando sube la cifra, puede ser debido a un aumento de la producción o a una disminución de la evacuación. Es un factor de riesgo para la aparición del glaucoma.

La tonometría ha cambiado mucho a lo largo de casi dos siglos, desde los primeros intentos de  William Bowman (1826) consistentes en la simple palpación digital a través del párpado superior (véase la figura 1), a las técnicas actuales. La primera técnica que introdujo un instrumento realmente útil y sencillo para la clínica fue la de Hjalmar Schiotz (1850-1927). Recibe el nombre de Tonómetro de Schiotz, cuyo uso se extendió rápidamente convirtiéndose en el aparato estándar para medir la presión intraocular. A lo largo de los años se introdujeron algunas modificaciones y en la actualidad sigue utilizándose.

Este Tonómetro de Schiotz procede de la Casa J. Weiss & Son, Londres, en el número 287 de Oxford Street, lo que lo sitúa entre los años veinte y cincuenta del pasado siglo [Colección particular].

Información completa sobre el Tonómetro de Schiotz en formato pdf

Ojo artificial de Perrin

“Ejercicio oftalmoscópico con el ojo artificial:
Para aprender fácilmente el manejo del oftalmoscopio es necesario ejercitarse durante un tiempo en conejos o en personas cuyos ojos estén completamente sanos. Pero como no hay siempre personas que se dejen examinar durante mucho tiempo, se puede recurrir al ojo artificial de Perrin o al de Remy. Ambos disponen de diferentes figuras que representan variedades fisiológicas y patológicas distintas de la retina y de la coroides, que pueden cambiarse a voluntad.

El ojo artificial de Remy tiene la ventaja de que puede accederse y alargar su diámetro anteroposterior y, en consecuencia, se puede tener una idea de la imagen retiniana del ojo miope e hipermétrope”.

[Galezowski, X., Traité des Maladies des yeux, 3ª ed., Paris, Librairie J.-B. Baillière et Fils, 1888, pp. 479-480].

Ojo artificial de Perrin y de Remy

perrin

Technorati Tags: , , ,

Oftalmoscopio simple de Helmholtz

Después de unos días corrigiendo exámenes, volvemos a la rutina de los posts. Iniciaremos una serie dedicada a intrumentos antiguos de oftalmología. Hoy hacemos referencia al oftalmoscopio simple de Helmholtz, ideado por el alemán Hermann von Helmholtz (1821-1894). Pra describir su funcionamiento utilizaremos textos de la época correspondiente.

“El reflector se compone de tres placas de cristal sobrepuestas (para aumentar la intensidad del reflejo); estas placas (véase figura) forman una hipotenusa A de una caja que tiene la forma de un prisma triangular rectángulo, cerrado por todas partes y ennegrecido en lo interior. La pequeña cara de esta caja, que forma con las placas un ángulo de 56º, está atravesada de un agujero B y adaptada al mango (véase figura), de tal suerte que el prisma pueda girar alrededor del eje óptico del instrumento. El mango tiene, en la inmediación del agujero arriba mencionado, un listón C destinado a recibir el ojo del observador. Entre este último y el prisma se puede interponer una pantalla, destinada a recibir cristales cóncavos de diferentes focos.

Para proceder al examen oftalmoscópico, se dispone una lámpara frente a frente de las placas de cristal, a través de las cuales mira el observador, teniendo cuidado de mantenerse lo más cerca posible del ojo que observa. La luz reflejada por las placas de cristal es enviada a la pupila, que toma entonces una coloración roja. Interponiendo en seguida los cristales cóncavos, se procura apercibir los vasos retinianos. Obtenido este resultado, sólo resta elegir entre los cristales cóncavos, de manera que se forme la imagen del fondo del ojo, tan distinta como sea posible. El ojo observado debe ser dirigido del lado del espejo, y con preferencia, del lado de la llama. Follin ha interpuesto entre el reflector y la llama de la lámpara que se encuentra fija en el instrumento por medio de una varilla, una lente convexa, y de este modo ha dirigido sobre el espejo los rayos divergentes, en razón a que la llama se encuentra más acá del foco de la lente”.

Oftalmoscopio simple de Helmholtz

[ Tratado teórico y práctico de las enfermedades de los ojos, de L. Wecker…  Traducido al español… por el Doctor D. Francisco Delgado Jugo, antiguo jefe de la clínica oftalmológica del Dr. Desmarres, de París... 2ª ed., 2 vols, Madrid, Carlos Bailly-Bailliere, 1870, vol. 2, pp. 513-514]

Technorati Tags: , , ,