1907: Homenaje de los estudiantes valencianos a Cajal

Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) recibió el premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1906, que compartió con Camilo Golgi (1843-1926). La prensa cotidiana y las instituciones tardaron en reaccionar. Más tarde, los homenajes al histólogo español, se sucedieron por todo el país.

El 28 de enero de 1907 los estudiantes valencianos de todas las edades organizaron una velada científico-literaria en el Teatro principal. La presidieron Pedro María López, Carmelo Aranda, Evaristo Crespo, Peregrín Casanova y César Santomás. En el estrado estuvieron Bartual, Zumalacárregui, Bernabé Herrero, los concejales Ortega, Mollá, Aguilar Blanch, así como los miembros de la comisión organizadora Sres. Uxó, Soto y Artal.

Con tal ocasión se habían convocado unos premios, que se entregaron ese día. Los ganadores fueron José Cantos, del premio “Burriana”; Eduardo Berenguer Enríquez, accésit del premio de poesís, tema “Iberia”; Juan Artal Ortells, premio de poesía, tema “Acróstico”; Evaristo Crespo Baixauli, premio “Trabajo científico”; Eusebio Escolano, premio “Histología y Anatomía patológica”; Pedro J. Gómez, premio “Nobleza obliga”; y Francisco Soto Bordés, tema “Docena de pensamientos”.

Después Juan Bartual, discípulo y amigo de Cajal, leyó un discurso. Le siguió otro de Zumalacárregui, otro del organizador Sr. Uxó, y cerró el acto Pedro María López.

En el mes de mayo el homenaje se trasladó al Círculo Valenciano, de Madrid. El acto estuvo presidido por el ministro de Instrucción pública. A su lado estaban el diputado a Cortes, Eduardo Vilar, el presidete del Círculo, Sr. Cerveró, y el senador Francisco Peris Mencheta.

Primero habló el Sr. Cerveró, que enalteció la figura de Cajal. Después lo hizo el Sr.Uxó, presidente de la Comisión Escolar Valenciana, portador del álbum obsequio para Cajal. Se refirió a valencianos como Llorente, Blasco Ibáñez, Sorolla, y Benlliure, entre otros. Después hizo uso de la palabra el diputado Eduardo Vilar, en representación propia y de Amalio Gimeno, que no pudo asistir por encontrarse su madre muy enferma. Posteriormente el secretario del Círculo, Sr. Vidal, leyó el Acta concediendo al Dr. Cajal el título de socio honorario del Círculo Regional Valenciano.

Santiago Ramón y Cajal leyó unas cuartillas rindiendo gratitud a Valencia y “cuantos profesores le secundaron por amor a la ciencia para conquistar los laureles que hoy le tributaron”. Se mostró satisfecho y agradecido con los estudiantes y con cuantos habían contribuido al álbum “suscrito desde las personalidades más sobresaliente hasta los más humildes hijos del pueblo”. Cerró el acto el ministro de Instrucción pública que habló en nombre del Gobierno.

Ipad para los estudiantes de medicina (de otros países)

No he hablado en este Blog del Ipad ni de otras tabletas que están saliendo al mercado. Confieso que utilizo uno desde hace casi seis meses. Se ha convertido en una herramienta imprescindible para mí. Lo utilizo constantemente tanto para el ocio como para el trabajo. Desde que lo tengo, el portátil prácticamente no lo he abierto. Algún día hablaré de mi experiencia.

Quiero comentar ahora que en la University of Central Florida los estudiantes de medicina han recibido un Ipad gracias a las donaciones de unos filántropos locales. Con ellos se desarrollará un proyecto sobre el uso de la tecnología en la educación y formación médica.

La Escuela de medicina de esta Universidad es relativamente nueva y tiene pocos estudiantes matriculados. Así que todos han recibido el nuevo instrumento de trabajo. Otras universidades, como Standford y UC-Irvine, también lo dieron a sus alumnos de primer curso.

Existen ya muchas aplicaciones, app como se las llama, dirigidas al mundo médico, casi todas en inglés. Muchas son para los profesionales, otras para los estudiantes y hay algunas para los pacientes.

Los alumnos de medicina disponen de excelentes atlas en 3D, diccionarios terminológicos, obras de consulta específicas, etc. Junto a estas herramientas existen miles que pueden ser utilizadas para el día a día: agendas, planificación de tareas, lectores de feeds, lectores de libros electrónicos, ofimática, tomar notas, bases de datos, conexión a PubMed, programas de manejo de referencias bibliográficas, lectores de revistas y periódicos, etc. El Ipad, que es el que conozco, es como una navaja suiza con la que cada día se pueden hacer con más facilidad más cosas. Su gran ventaja es que no pesa y que con un clic está operativo inmediatamente.

¿Hay filántropos locales dispuestos a regalar Ipads a los estudiantes de nuestras Facultades? Quizás antes haya que solucionar otras muchas carencias.

Enlace: Noticia (College of Medicine: News Release)