Alumnos internos de la Facultad de Medicina de Valencia en 1919

Hemos encontrado en la revista Oro de ley de diciembre de 1919 una fotografía (de Cabedo) que reúne a los alumnos internos de la Facultad de Medicina de Valencia, en un banquete, en el que se festejaba a los nuevos compañeros ingresados en las últimas oposiciones.

La figura del “alumno interno” comenzó a declinar a mediados del siglo pasado, especialmente en los años sesenta, cuando las promociones estaban formadas por un alto número de estudiantes y cuando desapareció su oficialidad. Todavía en los años setenta algún compañero mío preparó un largo temario para acceder al puesto de alumno interno de lo que entonces se llamaban cátedras. Personalmente también estuve como tal con otros tres compañeros en una de las cátedras, pero ya sin valor en el expediente.

El puesto del alumno interno era una forma de garantizarse prácticas, de profundizar en una de las ramas de la medicina o de iniciarse en una de las especialidades. En épocas de escasez de profesorado los internos colaboraban en las clases prácticas para el resto de estudiantes. Las cosas han cambiado mucho, pero grandes celebridades de la medicina española han sido alumnos internos mientras estudiaron la licenciatura.

Como tantas cosas, la figura del “alumno interno”, en una universidad totalmente burocratizada, ha acabado por borrarse por completo.

Alumnos internos de la Facultad de Medicina de Valencia (1919)

El Instituto Médico Valenciano en 1928

Hasta finales de enero de 1928 llegan las Actas del Instituto Médico Valenciano que están localizadas. A partir de aquí se produce un hueco que se prolonga hasta después de la guerra civil. Sin embargo, podemos recurrir a otras fuentes para conocer la actividad de la Corporación.

Información en las Actas

Junta directiva del 19 de enero de 1928

La Secretaría dio lectura a varias comunicaciones y también a la relación de trabajos presentados al Concurso de premios, un total de doce. [No constan].

Se acordó convocar Junta general con el fin de designar los ponentes que deberían dictaminar acerca de los trabajos presentados.

Junta general de 28 de enero de 1928

El Secretario dio lectura a la relación de trabajos presentados:

1) ”Estudio de la Belladona”, para el premio ofrecido por el Dr. Gamir

2) ”Servicios desconocidos en el Continente europeo”, para el premio tema libre de la Fundación Roël

3) ”Topografía médica de Masanasa”, para el premio de la Fundación Roël

4) ”Topografía médica de Alquàs”, para el premio de la Fundación Roël

5) ”El cateterismo duodenal: su importancia clínica”, para el premio asunto libre de la Fundación Roël

6) El que lleva por lema “L.V. Bethoven”, sin título, para el premio de la Sección de Otorrinolaringología

7) Tema “Investigaciones anatómicas acerca del seno maxilar en relación al etmoides y al seno frontal”, para el premio del asunto libre de la Fundación Roël

8) Trabajo con el lema “Laboranti, opem ferre”, para el premio de la Sección de Obstetricia y Ginecología

9) Tema “Importancia clínica de la valoración de urea en la saliva”, para el premio de asunto libre de la Fundación Roël

10) Tema “Contribución al estudio del serodiagnóstico de la sífilis [No se indica para qué premio]

11) Trabajo con el lema “Lipiodol”, sin título, para el premio de la Sección de radiología

12) Trabajo con el lema “Mare nostrum”, sin título, para el premio de la Sección de neurología

A continuación se nombraron las comisiones que debían juzgar los trabajos presentados.

-Para el trabajo nº 1, Agustín Trigo Mezquita, Joaquín Más Guindal y Carlos Pau.

– Para los trabajos nº 3 y nº 4, Manuel Martí Sanchis, Salvador Cervero Ballester e Isidoro Peris Gómez.

– Para juzgar los trabajos números 2, 5, 7, 9 y 10, Rafael Pastor González, Vicente Pallarés Iranzo, Rafael Campos Fillol, Rafael Colvee Reig y Augusto Cervera Moltó.

-Para juzgar el trabajo nº 6, Tomás Barona Moragues, Angelino Faus Cabrera y Julio Porres Tarrasó.

-Para juzgar el trabajo nº 11, José Vilar Martínez, Arturo Ortigosa Barroso y Mariano Catalá Guasp.

-Para juzgar el trabajo nº 8, Vicente Navarro Gil, José Pizazo Pérez y José Ballester Brugger.

-Para juzgar el trabajo nº 12, Pablo Colvée Reig, Fernando Domingo Simó y Rafael Climent Pardo.

Se facultó al Presidente para nombrar sustitutos en el caso de que los citados rechazaran formar parte de las comisiones.

El Contador dio lectura al Proyecto de Presupuesto para 1928:

A) Ingresos: producidos por las cuotas de 1.134 socios a razón de 50 cétimos mensuales_ 6.804 pesetas. Ingresos imprevistos de 1.000 pesetas.

B) Gastos:

–Biblioteca, impresión de discursos, memoria y folletos: 2.000 pesetas

–Adquisición de mobiliario para la Biblioteca: 1.500 pesetas

–Conferencias científicas: 1.000 pesetas

— Boletín del Instituto Médico Valenciano: 500 pesetas

–Oficial de secretaría: 1.500 pesetas

–Cobrador: 270 pesetas

–Oficial de Biblioteca y Archivo: 1.800 pesetas

–Sección de Beneficencia: 100 pesetas

–Material de escritorio: 200 pesetas

–Gastos menores y de franqueo: 200 pesetas

–Imprevistos: 150 pesetas

Se acordó que el Presupuesto quedara redactado de la siguiente forma:

“Ingresos: Por mil cuotas mensuales a 50 céntimos cada una del Colegio Oficial de Médicos, 6.000 pesetas; por 250 cuotas mensuales de colegiado a 50 céntimos del Colegio Oficial de Farmacéuticos, 1.500 pesetas; por los ingresos imprevistos, 950 pesetas.

Gastos: Imprenta, 250 pesetas; revistas para la Biblioteca, 1.500 pesetas; libros para la Biblioteca, 500 pesetas; mobiliario, 1.750 pesetas; conferencias científicas, 500 pesetas; oficial de secretaría, 1.500 pesetas; oficial de la Biblioteca, 1.800 pesetas; sección de Beneficencia,, 100 pesetas; material de escritosio, 200 pesetas; gastos menores y franqueo, 200 pesetas; imprevistos, 150 pesetas”.

El Presidente propuso a la Junta general que se aumentara el haber del oficial de Secretaría a 1.800 pesetas y que la diferencia se cargara al capítulo de mobiliario y al de imprevistos. Se aprobó por unanimidad.

Referencias de lo publicado en el Boletín del Instituto Médico Valenciano en 1928

-La labor del Instituto Médico Valenciano. Trabajos de la Sección de Pediatría. El debate sobre las Denticinas.- Conclusiones, BIMV, 1928; 9(90-82): 39-40

-Labor de las secciones. Curso 1927-28. BIMV, 1928; 9(90-82): 40-41

-Los libros nuevos de nuestra biblioteca. BIMV, 1928; 9(90-82): 41-43

-Relación de trabajos presentados al Concurso de premios del año actual.BIMV, 1928; 9(90-82): 44

-Rodríguez Fornos, F. La reforma de los estudios en las Facultades de Medicina… conferencia en la Semana del Estudiante… BIMV, 1928; 9(93-83): 17-26

-Concurso de premios de “Levante Médico” para 1928. BIMV, 1928; 9(93-83): 26

-El Ingreso de nuestro presidente en la Real Academia de Medicina. Solemne recepción del Dr. D. Pedro Tamarit. BIMV, 1928; 9(94-84): 41

-Concursos… Real Academia de Medicina de Murcia. BIMV, 1928; 9(94-84): 42

-García Donato, J.; García Donato, V. Veinte casos de hipertrofia prostática tratadas por radioterapia profunda… conferencia sección de electro-radiología del Instituto Médico… el 31 de marzo de 1928. BIMV, 1928; 9(94-84): 44-52

-Programa de premios extraordinarios para el concurso de 1929 organizados por el Instituto. BIMV, 1928; 9(95-85): 29-30

-…Dictámenes de las ponencias designadas… Concurso de premios para 1928. BIMV, 1928; 9(95-85): 31-33

-IV Congreso Nacional de Pediatría. BIMV, 1928; 9(95-85): 34-35

-García Donato, J; García Donato, V. Veinte casos de hipertrofia prostática tratadas por radioterapia profunda… conferencia sección de electro-radiología del Instituto Médico… el 31 de marzo de 1928. BIMV, 1928; 9(95-85): 36-39

-Fallo del Concurso de Premios del Instituto Médico Valenciano. BIMV, 1928; 9(95-85): 40

-Concursos de trabajos… Real Academia Nacional de Medicina. Programa 1928-2. BIMV, 1928; 9(96-86): 35-39

-González Beltrán, F. La Revista “Paidoterapia” de Barcelona y el IV Congreso Nacional de Pediatría.  BIMV, 1928; 9(96-86): 40

-Notas para el Catálogo de la Biblioteca del Instituto Médico Valenciano. BIMV, 1928; 9(97-87): 37-40

-Concurso de trabajos científicos de Medicina y Farmacia, organizado por la Real Academia de Santa Cruz de Tenerife. BIMV, 1928; 9(97-87): 40

-Notas para el Catálogo de la Biblioteca del Instituto Médico Valenciano. BIMV, 1928; 9(98-88): 37-39

-Los libros nuevos de nuestra Biblioteca. BIMV, 1928; 9(98-88): 39-40

-Notas para el Catálogo de la Biblioteca del Instituto Médico Valenciano. BIMV, 1928; 9(99-89): 39-42

-Los libros nuevos de nuestra Biblioteca. BIMV, 1928; 9(99-89): 43-44

El Instituto Médico Valenciano en el diario Las Provincias 

-Instituto Médico Valenciano. La lucha contra el cáncer. El Dr. Luis Bartual habla acerca del concepto histopatológico del cáncer. Las Provincias, 28 de enero de 1928, p. 5

-Instituto Médico Valenciano. Debate sobre las denticinas. Las Provincias, 31 de enero de 1928, p. 4

-En el Instituto Médico. [El espíritu de la cirugía moderna, por José Segovia]. Las Provincias, 10 de marzo de 1928, p. 5
-El Dr. Rodríguez Fornos en el Instituto Médico Valenciano. Los problemas que la reforma universitaria plantea a la Facultad de Medicina. Si Valencia quiere su Facultad necesita cooperar a su engrandecimiento. Las Provincias, 15 de marzo de 1928, p. 1

-Instituto Médico Valenciano. Conversación científica del Doctor Pérez Feliu. Las Provincias, 31 de marzo de 1928, p. 5

-El Instituto Médico Valenciano. [Blanco Soler, de Madrid, hablará de Diabetes y cirugía, algunas aplicaciones quirúrgicas de la insulina]. Las Provincias, 29 de abril de 1928, p. 5

-Los premios del Instituto Médico Valenciano [Los doctores R. Vilar Sancho y F. Alfonso Ferrer]. Las Provincias, 20 de junio de 1928, p. 1

-Instituto Médico Valenciano. Conferencia del Dr. Vilar Fiol [Razón anatómica de la frecuencia de las sinusitis frontomaxilares y de sus recidivas. Consecuencias clínicas y quirúrgicas]. Las Provincias, 17 de noviembre de 1928, p. 5

Programa de premios para 1928

Premio: Título de Socio Honorario al autor o autores  de la Memoria que mejor desarrolle un tema de los propuestos por las distintas Secciones:

-Sección de Medicina: “El cateterismo duodenal como medio diagnóstico y como terapéutico”

-Sección de Cirugía: “Simpatectomía: fundamento, indicaciones y resultados”

-Sección de Oftalmología: “Aplicaciones del radium en Oftalmología”

-Sección de Farmacia: Asunto de interés general para la Farmacia

-Sección de Obstetricia y Ginecología: “Patogenia y tratamiento de las metropatías hemorrágicas”

-Sección de Pediatría: “Particularidades que ofrecen en la Región Valenciana las diarreas estivales. Juicio crítico de los diversos tratamientos de las mismas”

-Sección de Cancereología: “Indicaciones de la operabilidad en el cáncer de útero”

-Sección de Neurología y Psiquiatría: “Verdadero valor de los transtornos pupilares en clínica general y especial”

-Sección de Otorrinolaringología: Ruidos de oído, su etiología, clasificación y tratamiento”

-Sección de Electrorradiología: “Diagnóstico radiológico de las afecciones tráqueo bronquiales”

FUNDACIÓN ROËL

-Premio: Mil pesetas en metálico y título de Socio Honorario:

-Tema: “Asunto libre de investigación personal referente a las Ciencias Médicas o a sus auxiliares directas”

-Premio: Dos mil pesetas en metálico y título de Socio honorario

-Tema: Topografía médica de uno de los Municipios de las provincias de Valencia, Castellón de la Plana o Alicante, con exclusión de los de Alicante, Rótova, Manuel, Meliana, Ribarroja, Biar, Villavieja de Nules, Utiel, Castellón de la Plana, Sax, Onda, Requena, Alberique, Burjasot y Tabernes de Valldigna, cuyas monografías han sido ya premiadas por la Fundación Roël y si alguna lo fuera en el presente Concurso.

Resultado del Concurso de Premios

-Sección de Obstetricia y Ginecología: Desierto

-Sección de Neurología y Psiquiatría: Premio para el trabajo “Verdadero valor de los transtornos pupilares en clínica general y especial”, de Santiago Larregla (Madrid) (único presentado).

-Sección de Otorrinolaringología: Premio al trabajo “Ruidos de oído, su etiología, clasificación y tratamiento”, de Rafael Vilar Sancho y Ernesto Alonso Ferrer (único presentado).

-Sección de Electrorradiología: Premio para el trabajo “Diagnóstico radiológico de las afecciones tráqueo-bronquiales”, de Emilio Damiá Maiques (único presentado).

-Premio extraordinario de D. Aurelio Gamir: Premio para el único trabajo presentado: “Estudio de la Belladona”, de Ángel Terrel Cuevas, farmacéutico de Covaleda (Soria)..

-Fundación Roël Asunto libre: Premio para el trabajo “El cateterismo duodenal; su importancia clínica”, de Francisco Reig Cerdá y también Premio para el trabajo “Investigaciones anatómicas acerca del seno maxilar en relación al etnoides y al seno frontal”, de Rafael Fiol Vilar.

Portada del Boletín del Instituto Médico Valenciano de mayo de 1928

Junta del Instituto Médico Valenciano (1928)

Junta directiva

Presidente: Pedro Tamarit Olmos
Vicepresidente 1º: Francisco Antolí Candela
Vicepresidente 2º: Saturnino Villarroya Marqués
Secretario general: Juan Bautista Marco Navarro
Secretario de Actas y Vicesecretario general: Francisco Reig Cerdá.
Tesorero: Francisco Reig Pastor.
Contador: Daniel Fenollosa Aloy
Bibliotecario: Tomás Alcober Alafont

Secciones del Instituto Médico Valenciano (1917)

– Sección de Medicina. Presidente: Francisco Reig Pastor; Secretario: Mariano Ximénez Aloy
– Sección de Cirugía. Presidente: Nicasio Benlloch Giner; Secretario: Francisco Ferrero Bolinches
– Sección de Obstetricia y Ginecología: Presidente: Miguel Martí Pastor; Secretario: Antonio Ricart Montés
– Sección de Oftalmología: Presidente: José Serra Bort; Secretario: Lorenzo Rubio Huerta
– Sección de Pediatría: Presidente: Dámaso Rodriguez Pérez; Secretario: Alejandro García Brustenga
– Sección de Farmacia: Presidente: Agustín Trigo Mezquita; Secretario: Ramón Moreno Botella
– Sección de Cancerología: Presidente: Enrique López Sancho; Secretario: Salvador Monmenéu Jorro
– Sección de Electrorradiología: Presidente: Enrique Olaso Jordán; Secretario: José García Donato
– Sección de Estomatología: Presidente: Agustín Campos Igual; Secretario: Ernesto Martí López

Labor de las Secciones. Conferencias

-24 Noviembre 1927: José Chabás Bordehore: “Conversaciones terapéuticas, especialmente de tuberculosis pulmonar”.

-30 Noviembre, 1927: Jorge Comín Vilar: “Criterio actual sobre la clasificación de los transtornos nutritivos del lactante”.

-1 Diciembre, 1927: Manuel Portaceli: “Los nuevos fórceps de Demelin – 8 y Zweifel; juicio crítico”.

-2 Diciembre, 1927: Faustino D. Gazulla: Los directores del Manicomio de Sta. María de los Inocentes, precursores de Felipe Pinel en la aplicación del tratamiento moral a los enfermos de la mente”.

-6 Diciembre, 1927: José Chabás Bordehore: “Conversaciones terapéuticas, especialmente de tuberculosis pulmonar”.

-17 Enero, 1928: Luis Valencia y Dr. Gay Méndez: “El uso y abuso de las mal llamadas denticinas ‘Medicina de la baba’”.

-19 Enero, 1928: José Chabás Bordehore: “Inutilidad y mercantilismo de la medicación recalcificante” y “La irracional y funesta práctica de la sobrealimentación en los tuberculosos”.

-26 Enero, 1928: Luis Bartual Vicens: “Criterio histopatológico del cáncer”.

-27 Enero, 1928: José Chabás Bordehore: “Medicación balsámica; estudios propios; los grandes abusos y comercios de tal terapéutica; irracionalidad de las fórmulas en las que el gomenol se mezcla con eucaliptol, guayacol, etc.”, “Medicación fosforada, su escasa o nula acción”.

-10 Marzo, 1928: José Segovia: El espíritu de la cirugía moderna

-15 Marzo, 1928: Fernando Rodríguez Fornos: Los problemas que la reforma universitaria plantea a la Facultad de Medicina. Si Valencia quiere su Facultad necesita cooperar a su engrandecimiento

-31 Marzo, 1928: Conversación científica del Doctor Pérez Feliu.

-31 Marzo, 1928: García Donato, J.; García Donato, V. Veinte casos de hipertrofia prostática tratadas por radioterapia profunda

-29 Abril, 1928: Blanco Soler, de Madrid: Diabetes y cirugía, algunas aplicaciones quirúrgicas de la insulina

-17 Noviembre, 1928: Vilar Fiol: Razón anatómica de la frecuencia de las sinusitis frontomaxilares y de sus recidivas. Consecuencias clínicas y quirúrgicas

La visita de Charles Mayo a Valencia en 1925

Charles Horace Mayo (1865-1939) visitó Valencia el 26 de mayo de 1925 acompañado del hispanista Runcie. Sin duda su presencia en Valencia se debió a la amistad y a las gestiones realizadas por Rodríguez Fornos. La jornada fue intensa. Tras su llegada a la ciudad procedente de Barcelona, se trasladó al Hotel Reina Victoria donde desayunó y se aseó. Visitó después el Hospital Provincial y recibió el título de miembro de honor del Cuerpo Provincial de Beneficencia.

A continuación se trasladó al Museo de Bellas Artes, situado entonces en El Carmen. Después fue a la casa de José Benlliure, su director. De ahí al Museo Paleontológico, en el Almudín, y a la Lonja.

Se hizo la foto oficial de la visita en el estudio de fotografía de Novella. A mediodía se fue la comitiva al Palacio de la Exposición, donde 100 médicos valencianos estaban invitados al banquete homenaje. A los postres el doctor Mayo anunció que ofrecía una beca «de estancia de tres años en mis clínicas a un graduado valenciano», noticia que fue acogida con grandes aplausos.

Foto oficial vista Dr. Mayo a Valencia (1925) en el Estudio Novella

De pie de izquierda a derecha: Dr. Vila Barberá, el Secretario del Dr. Mayo, (Runcie), López Trigo y Muñoz Carbonero.
Sentados de izquierda a derecha: Francisco López Vicent, Charles Mayo y Fernando G. Rodríguez Fornos.

Después se dirigieron a los Jardines de Viveros. Formaban parte de la comitiva el presidente del Instituto Médico Valenciano, Dr. Tamarit Olmos; el decano de la Facultad, Dr. Bartual; y los Dres. Gil y Morte, Vicente Navarro, Campos Fillol, Rincón de Arellano, Cogollos, Pérez Feliu y Nicasio Benlloch.

A continuación marcharon al Sanatorio de la Malvarrosa. Su director, el Dr. López Trigo, le informó sobre la atención clínica prestada a los 40 niños con deficiencias físicas que allí se albergaban. De la Malvarrosa a la Asociación Valenciana de Caridad, donde esperaban los doctores Francisco y Enrique Sanchis Bergón, hijos del fundador.

Finalmente, antes de tomar el tren nocturno hacia Madrid, el Instituto Médico Valenciano celebró una sesión de homenaje al eminente médico. Le fue concedido el Diploma de Socio de Mérito. Este se conserva en el Museo de la Clínica Mayo.

Al acabar el día tomó el tren nocturno a Madrid acompañado por el Dr. Rodríguez Fornos. En la capital también también fue objeto de numerosos homenajes.

Imagen del Acta y la Medalla del IMV que se guarda en el Museo de la Clínica Mayo

He aquí la convocatoria que hizo la Facultad de Medicina para aspirar a dicha Pensión:

“Pensión para ampliación de estudios en la “Mayo Foundation” en Rochester (Minnesota – E.U.A.)

Habiendo concedido el doctor Charles Mayo, de Rochester, a esta Facultad de Medicina, una plaza en la Fundación que lleva su nombre para ampliación de estudios, se anuncia su provisión con arreglo a las bases siguientes:

1ª. Será condición precisa haber realizado los estudios de la licenciatura en la Facultad de Medicina de Valencia y estar en posesión del título de licenciado y doctor.

2ª. Es requisito indispensable que los solictantes hayan practicado, después de la licenciaturta y durante una año como mínimo, estudios clínicos o de laboratorio en la Facultad de Medicina de Valencia.

3ª. Los solictantes presentarán certificación del Instituto de Idiomas, en la que conste que están capacitados para hablar y escribir el inglés.

4ª. Presentarán su expediente académico personal y hoja de méritos y servicios que aporten al concurso.

5ª. Harán constar las clases de estudios que desean realizar en la “Mayo Foundation”.

6ª. El pensionado recibirá como sueldo de la “Mayo Foundation” 800 dólares el primer año, 900 el segundo y 1.000 el tercero, si se dedica a las ramas de la clínica. Si se dedica a trabajos de Fisiología, Laboratorio o Anatomía patológica, su sueldo será de 900 dólares el primer año, 1.200 el segundo y 1.500 el tercero.

7ª. El pensionado queda obligado a residir en Rochester durante el tiempo que dure su pensión y bajo las órdenes de la “Mayo Foundation”.

8ª. El pensionado queda obligado a presentar anualmente a esta Facultad de Medicina una Memoria sobre los trabajos realizados en la Institución.

9ª. La duración de la pensión es de un año obligatorio y dos años más potestativos.

10. El plazo de admisión de solicitudes comenzará el 31 de Mayo y terminará el 15 de Octubre.

11. Las solicitudes serán dirigidas al señor Decano de esta Facultad de Medicina.

12. Terminado el plazo de admisión de instancias, La Facultad, en caso de duda, podrá exigir de los aspirantes las pruebas de competencia que considere oportunas para la mejor provisión.

13. Para mejor información acerca de métodos de trabajo, división de los cursos y reglamento de la “Mayo Foundation”, dirigirse a la secretaría de la Facultad de Medicina.

Imágenes de la inauguración de la Unión Sanitaria Valenciana (1919)

Hemos encontrado en la revista Oro de ley de 21 de diciembre de 1919, número 129, la reseña del acto de inauguración de la Unión Sanitaria Valenciana. Transcribimos la noticia:

El pasado martes inauguróse oficialmente y con gran solemnidad el local social de la nueva entidad Unión Sanitaria Valenciana. Al acto concurrieron representaciones de todas las autoridades. El Dr. Chabás, que ocupaba la presidencia, la cedió al Dr. Pulido, quien pronunció un elocuente discurso y elogió el entusiasmo de todos los elementos componentes de la Unión Sanitaria.

Como detalle curioso, debe indicarse que se descubrió una lápida en el salón de sesiones con la siguiente inscripción: “Gobernadores civiles que ampararon los derechos de la Unión Sanitaria Valenciana: D. Rafael Durán Martín”.

Nada más grato que esta tendencia a formar núcleos profesionales cohesionados a crear ambientes de defensa y comunidad social. Precisamente la dispersión de los afines y los excesos de individualismo han servido en gran parte para favorecer el actual caótico estado de tantas cosas, muchas de ellas declaradas en bancarrota.

Cuando el espíritu cristiano informaba la vida de las naciones, constituyéronse aquellas hermandades y cofradías, aquellos gremios y corporaciones que regularon la política y la economía en los pueblos, enalteciendo la jerarquía y concediendo a cada cual lo que equitativamente le correspondía.

Quizá no esté lejano el momento en que deban intervenir otra vez en los organismos del gobierno las corporaciones profesionales. Conviene, pues, estimular estas tendencias de solidaridad social, como la que representa la Unión Sanitaria Valenciana, y que los católicos, por su parte, procuren conducir estos movimientos incorporándose, siempre que sea lícito y conveniente, a ellos, para orientarles con fortaleza y prudencia hacia lo que para nosotros es norte perenne”.

En otras entradas ya hemos dado noticia de la creación de esta Unión. El Instituto Médico Valenciano en 1919 (I) y El Instituto Médico Valenciano en 1920 (I).  El 17 de diciembre de 1919 se inauguraba la Unión Sanitaria Valenciana en su domicilio social, un magnífico edificio de la céntrica calle de la Paz. Por fin disponían todos de un amplio local adecuado a ‘los tiempos modernos’, el  Colegio Médico, el Instituto Médico, el Colegio de Farmacéuticos, el Colegio de Veterinarios, el Colegio de Matronas, el Colegio de Practicantes, la Sociedad de Odontología y la Real Academia de Medicina. La Unión duró casi una década.

Acto inaugural de la Unión Sanitaria Valenciana (diciembre de 1919)

Banquete de la Unión Sanitaria Valenciana (diciembre de 1919)

Las conferencias del padre Vitoria sobre química en la Valencia de 1915

Cuando revisamos la actividad del Instituto Médico Valenciano entre 1898 y 1922, en la entrada correspondiente a 1915 (I), hicimos referencia a que a la Corporación se le escapó la posibilidad de invitar al jesuita Eduardo Vitoria , doctor en ciencias y director del Laboratorio Químico del Ebro. Se adelantaron los estudiantes, aunque el Instituto acabó participando. Recordemos que entonces la presidencia del Instituto estaba en manos de Manuel Martí Sanchis, que supo aunar a médicos, farmacéuticos y veterinarios y darle vida, especialmente a través de cursos y conferencias de extraordinaria calidad.

Eduardo Vitoria nació en Alcoy el 25 de agosto de 1864. Comenzó el noviciado en 1886 como religioso de la Compañía de Jesús. En 1892 se le envió al Colegio de San José de Valencia como profesor de física y matemáticas. Mientras tanto realizó los estudios de Ciencias químicas en la Universidad de Valencia. Hizo el doctorado en la Universidad de Lovaina bajo la dirección de Louis Henry. Posteriormente se le encargó la creación de un laboratorio químico en Tortosa y en 1905 se inauguró el Laboratorio Químico del Ebro en Roquetes. En 1916 se trasladó a Sarriá y pasó a llamarse Instituto Químico de Sarriá. Durante la república se cerró y Vitoria logró huir a Génova con un pasaporte colombiano cuando empezó la guerra civil. En 1938 regresó a España y en 1939 se reabrió el Instituto de Sarriá. Vitoria murió el 22 de septiembre de 1958 en Barcelona.

Las conferencias del padre Vitoria se desarrollaron entre los días 23 y 28 de noviembre de 1915 en el Paraninfo de la Universidad y en el Centro Escolar y Mercantil de Valencia. El título genérico era La Ciencia química y la vida social. Conferencias de vulgarización científica. Se impartieron seis sesiones cuyos títulos fueron:

La Ciencia química y la vida nacional

La Ciencia química y la ciencia de los explosivos

La Ciencia química y la terapéutica

La Ciencia química y la industria valenciana

La Ciencia química y la agricultura valenciana

La Ciencia química y la vida doméstica

Las conferencias aparecieron impresas un año después en Barcelona por la Tipografía Católica Pontificia, con el título La Ciencia química y la vida social. Ocupan 269 páginas con un prólogo de Leopoldo Trénor, con varios grabados y fotografías.

El padre Vitoria en el Paraninfo de la Universidad de Valencia (1915)

El padre Vitoria en el Paraninfo de la Universidad de Valencia (1915)

El padre Vitoria en el Centro Escolar y Mercantil (Valencia, 1915)

El padre Vitoria en el Centro Escolar y Mercantil (Valencia, 1915)

La prensa diaria española y la introducción en España del 606

En el sitio historiadelamedicina.org hemos incluido una nueva exposición interactiva dedicada a la introducción en España del Salvarsán. Su título es La prensa diaria  y la introducción en España del 606.

Se compone de varios módulos. En el que lleva el título “1910” se muestran algunos datos y tasas estadísticas relativos a España y a Madrid de 1910; imágenes y una película de la capital de España de esta época; publicidad; y espectáculos. Su objetivo es introducir al visitante en el contexto social y cultural.

El módulo “La sífilis” muestra imágenes macroscópicos y microscópicas de las lesiones características de la enfermedad. Se habla de la misma y se ofrecen algunos datos estadísticos.

“Paul Ehrlich” se compone de tres apartados. En el primero se ofrece una biografía de Ehrlich. En el segundo, se describe cómo se llegó al compuesto 606 o salvarsán. El tercero trata de que el visitante reviva los acontecimientos de las decenas de médicos españoles que se trasladaron a Frakfurt para aprender todo lo relativo al nuevo fármaco. Para ello se recurre a las crónicas que los hermanos José y Vicente García Donato, valencianos, mandaron al diario Las Provincias, desde Alemania y París.

En “Prensa diaria” se habla, de una parte, de los diarios y revistas que se han investigado. De otra, se resume lo que sucedió de agosto de 1910 a diciembre de ese mismo año. Se invita al visitante a que lea las noticias y artículos originales más significativos. Por último se muestra un resumen estadístico de lo que se publicó en la muestra de periódicos elegida por meses y por diarios o revistas.

En “Protagonistas” se han reunido de forma muy sintética las biografías de los principales protagonistas que intervinieron en la introducción en España del salvarsán.

Finalmente se ofrece también un mapa del sitio y la sección de créditos y bibliografía.

Para poder disfrutar de la exposición se recomienda el uso de navegadores actualizados.

Captura de pantalla

Dr. Moliner: la corrida de toros que le costó el rectorado

Hijo de unos plateros, Francisco Moliner Nicolás nació en Valencia el 20 de febrero de 1851 (el 21 de febrero de 1855, según me comunica Mercé Millet que ha consultado la partida de nacimiento. Gracias). Estudió Medicina en Valencia licenciándose en 1876. Se doctoró en Madrid y en 1883 obtuvo por oposición la cátedra de Patología médica de la Universidad de Zaragoza. Se trasladó después como catedrático de Obstetricia a la Universidad de Granada donde permaneció no más de un mes. Volvió a su ciudad natal como catedrático de Fisiología. En 1887 se le encargó la de Patología médica que ocupó hasta su cese de 1908.

Moliner llegó a ser rector de la Universidad de Valencia desde 1893 a 1895 y desde diciembre de 1897 hasta enero de 1898 cuando fue cesado del cargo por el ministerio.

Moliner presidió el Ateneo Científico de Valencia en 1895. Fue miembro del Instituto Médico Valenciano. Desarrolló campañas contra la tuberculosis y creó el Sanatorio antituberculoso de Portacoeli con su fortuna personal y con las ayudas que conseguía con la ayuda de estudiantes y de obreros.

Los estudiantes de Valencia siempre le admiraron y defendieron. Él les apoyó, promovió el asociacionismo estudiantil, y les ayudó a llevar adelante este tipo de agrupaciones. Gracias a Moliner, por ejemplo, la Estudiantina de Valencia fue recibida en el Palacio de Oriente y actuó ante la familia real. Colaboró a que en Valencia se celebrara un Congreso nacional de asociaciones estudiantiles en 1910. Los estudiantes de otros distritos universitarios también se movilizaron por él y sus causas en varias ocasiones.

Desde el punto de vista político Moliner comenzó cerca del blasquismo, pero pronto se puso de lado de los sorianistas, profundos enemigos de Blasco Ibañez. Después fue diputado a Cortes por el Partido Liberal. Finalmente, poco antes de morir, logró de nuevo el escaño, pero en esta ocasión por el Partido Conservador. Su discurso se desenvolvió siempre alrededor de la idea de regenerar la sanidad y la educación nacionales. Llegó a ser popular más allá de Valencia. Con frecuencia viajaba por el país para explicar su mensaje y en defensa de los obreros.

Los últimos años de su vida los pasó prácticamente en Madrid, donde murió el 21 de enero de 1915.

Una corrida de toros fue motivo de una gran polémica que acabó en su destitución como rector de la Universidad de Valencia. Amante de las causas benéficas, organizó una para recaudar fondos para las víctimas de las inundaciones de 1897. Su intención en un principio era que se celebrase antes de tomar posesión en el cargo, pero un temporal obligó a aplazar el festejo.

Los progresistas y la prensa que les apoyaba atacaron de inmediato a Moliner acusándole de promover un espectáculo alejado de la vida académica y científica, vanagloriarse de su tauromaquia y hacer dejación de sus deberes como rector. Ya entonces había muchas voces contra la fiesta taurina.

Moliner respondió que él había participado como miembro de la Junta Central de Socorro y que había recibido el nombramiento de rector cuando el asunto ya estaba gestionado. Señaló que las corridas no eran inmorales ni ilegales y que el verdadero motivo de la que organizó fue socorrer a los pobres.

El ministro de Fomento le pidió explicaciones desde Madrid. El retraso en la respuesta fue interpretado como rebeldía y fue destituido como rector. En su lugar fue nombrado Ferrer y Julve. Pronto llegó el apoyo de los estudiantes que se negaron a entrar en las clases y se manifestaron. Fueron a visitar al nuevo rector y consiguieron que éste no aceptase el nombramiento. Sin embargo, no fue aceptado por el ministerio. Siguieron más reuniones y manifestaciones. Moliner marchó a Madrid y el problema trascendió los límites de la ciudad de Valencia.

Este tipo de problemas se alargó prácticamente hasta su fallecimiento. Incluso llegó a estar encarcelado. Fue un personaje muy polémico pero muy querido en su ciudad natal.

Hoy traemos aquí unas imágenes del número monográfico que la revista taurina Sol y sombra le dedicó. Se trata del número 40 de fecha 20 de enero de 1898. En la segunda portada aparece la fotografía de Moliner. La corrida se celebró el 2 de enero a favor de las víctimas de las inundaciones. Los matadores fueron Carlos Gasch (Finito), Francisco Aparici (Fabrilo), José Pascual (Valenciano) y José Pons (Valencia). El extenso reportaje, con muchas fotografías, ocupó la práctica totalidad del semanario. Aquí dejamos una muestra.