Tres nuevas biografías: Andral, Axenfeld y Vauquelin

Se han añadido tres nuevas biografías a la serie ya existente en la correspondiente sección del sitio web historiadelamedicina.org. Se trata de personajes franceses o que desarrollaron su actividad en el país vecino.

El primero de ellos es Gabriel Andral, nacido en París en 1797 y fallecido en la misma ciudad el 13 de febrero de 1876. Fue uno de los representantes del llamado eclecticismo (tendencia que superó la oposición entre Broussais y sus seguidores y Laennec y los suyos) que, para él, tuvo dos objetivos: reconciliar los puntos de vista de grupos rivales como los de Laennec y Broussais por un lado, y oponerse con energía a cualquier tentativa de dictadura doctrinaria en Medicina, por otro.

Entre 1823 y 1827 Andral publicó la primera edición de su Clinique médicale, ou choix d’observations recuillies a la Clinique de M. Lerminier que llegó a tener gran acogida entre profesionales. Se componía de cuatro volúmenes que contienen de forma clara y precisa la descripción de numerosos casos clínicos con los hallazgos post-mortem del servicio de Lerminier en la Charité.

En 1829 publicó el Précis d’anatomie pathologique en tres volúmenes que pronto fue traducido al inglés. El texto se apoya en una gran cantidad de observaciones de anatomía comparada realizadas por Dupuy, de la Escuela Veterinaria de Alfont. Sus observaciones tenían un doble objetivo: relacionar lesiones y síntomas por un lado, y reconocer que las lesiones podían existir sin síntomas y éstos sin aquéllas, por otro.

En 1843 dio a conocer su Essai d’hématologie pathologique que le supuso fama internacional. En el mismo habla de los estudios de la sangre desde el punto de vista físico, químico y microscópico. Según él, allí donde la anatomía no tiene éxito en detectar alteraciones, es la química la que nos las muestra de forma que, poco a poco, se convertirá en una de las bases de la patología, no sólo estudiando los líquidos alterados por la enfermedad, sino como estudio de las modificaciones de las partes sólidas.

Andral fue profesor en la Facultad de Medicina de París. Sustituyó a René Hyacinthe Bertin (1757-1827) como profesor de Higiene y ocupó el puesto hasta la revolución de julio de 1830. Después, en octubre de ese mismo año, se hizo cargo de la cátedra de Patología médica en sustitución de Pierre Éloy Fouquier, que mantuvo hasta la muerte de Broussais a quien sucedió en su cátedra el 25 de enero de 1839.

La segunda biografía es la de Alexandre Axenfeld (1825-1876), nacido el 25 de octubre de 1825 en Odessa (Ucrania) y fallecido en París el 25 de agosto de 1876. Estudió en París y uno de sus maestros fue Andral. Llegó a ocupar la segunda cátedra de Patología médica. Autor de varios artículos que publicó en los Annales des maladies de la peau et de la syphilis, L’Unión, Gazette des hôpitaux, y el Bulletin de la Société anatomique. Merece ser mencionado su trabajo “Les lésions atrophiques de la moëlle épinière” que apareció en los Archives générales de médecine (1963). También participó en la redacción del popular Dictionnaire encyclopédique de médecine et de chirurgie que comenzaron a dirigir de Raige Delorme y E. Dechambre.

En 1865 publicó Jean Wier et la sorcellerie, conjunto de conferencias de carácter histórico que impartió en la Facultad de Medicina. Encontró el manuscrito de Weir, médico del siglo XVI que escribió un libro en el que defiende la idea de que las personas que eran quemadas como brujas eran en realidad enfermas y pobres que necesitaban asistencia médica, caridad y piedad de los demás. Narró numerosos casos que incluían la descripción de sus conductas y síntomas. Supo separar lo humano de lo sobrenatural y culpó a la Iglesia de tanta crueldad. Axenfeld se plantea al principio del libro “¿Por qué Wier? ¿por qué las brujas?¿qué nos quiere decir esta persona casi ignorada, perdida entre todas las glorias del Renacimiento? y ¿qué relación se puede establecer entre la Medicina y la brujería?

Axenfeld también escribió un Traité des névroses en el que describe de forma exhaustiva la histeria y otras enfermedades nerviosas.

Louis Nicolas Vauquelin constituye la tercera biografía. Nació el 16 de mayo de 1763 en Saint-André-d’Hébertot, cerca de Pont l’Eveque, Normandía. Después de una intensa labor desarrollada en París, murió en la noche del 14 al 15 de octubre de 1829 en el castillo d’Hébertat donde su propietario, Duhamel, le ofreció alojamiento y todo tipo de cuidados.

Procedente de una humilde familia luchó para formarse en química y otras disciplinas científicas. Llegó a ser ayudante de Fourcroy y después su colega y amigo. Publicaron conjuntamente muchos trabajos. Dio clases en el Lycée y en el Jardin des plantes. En 1794 fue nombrado profesor adjunto de química en la École centrale des travaux publics que, en septiembre de 1795, pasó a llamarse École Polytechnique. Fourcroy y Louis-Bernard Guyton-Morveau (1737-1816) eran los encargados de los cursos y Vauquelin de las repeticiones. En la misma época se reorganizó la Escuela de Minas en la que Vauquelin fue contratado como profesor de docimasia. Fue allí donde comenzó a investigar los minerales.

En 1801, tras la muerte de Arcet (1725-1801), se nombró a Vauquelin para sucederle en el Collège de France. Una ley de 1803 reorganizó la enseñanza de la Farmacia y se crearon tres escuelas donde ya existían Escuelas de Medicina: París, Estrasburgo y Montpellier. Vauquelin fue nombrado director y profesor de la de París. En 1804 asumió la cátedra de tecnología química del Museo de Historia Natural tras el fallecimiento de Antoine Louis Brongniart (1742-1804). Después de fallecer Fourcroy en 1809, desde 1911 Vauquelin fue profesor adjunto de química en la Facultad de Medicina (Cátedra de química médica y farmacia).

Las contribuciones de Vauquelin en el campo de la química fueron abundantes: descubrió el cromo y el óxido de berilio, aisló y estudió principios activos procedentes de vegetales y de animales. Por ejemplo, la quina, el tamarindo, los espárragos, el eléboro, la belladona, la ipecacuana, etc. en el primer caso. En el segundo, los cálculos, el cabello, el esperma, la cáscara de los huevos así como la relación entre la alimentación y la composición de los excrementos de varias especies de animales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s