Theobald Smith (1859-1934) y la fiebre de Texas

Tal día como hoy, 10 de diciembre, pero de 1934, falleció en Nueva York, Theobald Smith. Nació en Albany, Nueva York, el 31 de julio de 1859. Era hijo de emigrantes alemanes; el apellido de su padre era en realidad Schmidt. Obtuvo el grado de bachiller en en la Cornell University, Ithaca, Nueva York, en 1881, y el de doctor en el Albany Medical College en 1883.

Inclinado más hacia la investigación que hacia la práctica médica, por mediación de su amigo el microscopista Simon H. Gage, logró una ayudantía con Daniel Elmer Salmon (1850-1893), que era entonces jefe de la división veterinaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, en Washington. Por estas fechas Koch y Paul Ehrlich se encontraban en plena actividad en Alemania. Criado en una familia germana, Theobald no tenía ningún problema para leer sus publicaciones y la de la escuela alemana de microbiología.

Unos meses más tarde fue inspector de la Oficina de la Industria Animal. Se dedicó a investigar y luchar contra varias enfermedades del ganado como el “muermo” (enfermedad contagiosa causada por la bacteria Burkholderia mallei que afecta a los caballos, pero también puede infectar a las mulas, cabras, perros y gatos); la enfermedad infecciosa del cerdo; la fiebre de Texas (enfermedad infecciosa del ganado bovino producida por microorganismos de la sp. Babesia bigemina). En 1893, en unión con F. L. Kilbourne, descubrió que el parásito era transmitido por una garrapata (Boophilus annulatus). Durante este periodo aprendió y mejoró algunas técnicas de cultivo de gérmenes.

Pronto se convirtió en un experto microbiólogo en Estados Unidos. En 1889 descubrió la Babesia que, como se ha dicho, causa la fiebre de Texas. Esta enfermedad afectaba al ganado de las tierras del norte cuando recibían a sus congéneres procedentes del sur. Suponía un enorme problema, tanto que llegó a establecerse la llamada «Cuarentena del Winchester», con los ganaderos del norte apostados en sus territorios para impedir el paso a los del sur con sus rifles. Se trata de protozoarios que se alojan en los eritrocitos o glóbulos rojos. Estudió otras enfermedades y descubrió otros gérmenes. También denunció la contaminación del río Hudson por bacterias fecales.

Declinó la dirección del Instituto Rockefeller cuando se fundó en 1901. Era conocido en Europa porque publicaba en revistas alemanas. En 1891 fue promovido a jefe de la división de patología animal del Bureau of Animal Industry.

La relación entre Salmón y Smith fue, a veces, tirante, ya que Salmon se atribuyó la elaboración de varios informes y trabajos que habían hecho juntos, incluso en el tema del descubrimiento de la Salmonella. También parece que él y otros veterinarios se atribuyeron los éxitos de la lucha contra la fiebre de Texas sin tener en cuenta la colaboración de Smith. Este tipo de conflictos no son nada raros en el mundo académico y de la investigación.

Fue profesor en la Columbian University, de Washington, hoy Universidad George Washington y, entre 1896 y 1915, lo fue de patología comparada en la Universidad de Harvard. Después de esta etapa participó en la formación de los laboratorios del Instituto Rockefeller. Aquí estuvo como director del Departamento de Patología Animal hasta su jubilación en 1929, aunque continuó trabajando como honorario.

También conoció el fenómeno de la anafilaxia, tanto, que la reacción de Richet también recibe el nombre de reacción de Theobald Smith. Se trata de la anafilaxia o estado de hipersensibilidad o de una reacción exagerada a la nueva introducción de una sustancia extraña que, al ser administrada por primera vez, provocó reacción escasa o nula. En 1919 en el trabajo “A characteristic locatilzation of Bacillus Abortus in the Bovine fetal Membranes”, publicado en el J. Exp. Med. 1929; 29: 451, describió la presencia de brucellas en el protoplasma de las células del epitelio corial en la placenta bovina. También señaló que algunas estaban totalmente llenas de parásitos y encontró histiocitos adventiciales con gérmenes, aventurando la idea de que había multiplicación intracelular, lo que no se verificó hasta pasados muchos años.

Smith perteneció a numerosas sociedades científicas. Fue presidente de la American Associated of Pathologists and Bacteriologists, de la American Society of Tropical Medicine, y perteneció a la International Society Against Tuberculosis, entre otras. También recibió varios premios y condecoraciones; la Royal Society le concedió la medalla Copley.

José L. Fresquet, Universitat de València, España

Bibliografía

—Brown J.H. Theobald Smith 1859-1934. J Bacteriol 1935; 30 (1):  pp. 1–3.
—Chernin E. A unique tribute to Theobald Smith, 1915. Rev Infect Dis 1987; 9:625–35.
—Dolman C.E. Texas cattle fever, a commemorative tribute to Theobald Smith. Clio Med 1969; 4:1–31

—Schulz, Myron. Theobald Smith. Emerg Infect Dis. Dec 2008; 14(12): 1940–1942.
—Theobald Smith, 1859-1934: A Fiftieth Anniversary Tribute. ASM News, 1984; 50: 577–80.

Theobald Smith (1859-1934). Imag. procedente de Wikipedia
Theobald Smith (1859-1934). Imag. procedente de Wikipedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s