Hans Christian Joaquim Gram (1853-1938)

Tal día como hoy, pero de 1853, nació en Copenhague Hans Christian Joachim Gram, figura que asociamos con la historia de la microbiología. Su padre fue Frederik Terkel Julius Gram, abogado y profesor de jurisprudencia; su madre fue Louise Christiane Roulund.

Recibió el titulo de bachiller de la Escuela Metropolitana de Copenhague en 1871. Por entonces ya era ayudante del profesor de botánica y zoología Japetus Steenstrup. El conocimiento de estas disciplinas fue decisivo para su posterior dedicación a la farmacología y a la microbiología.

Estudió medicina en la Universidad de Conpenhague y obtuvo el título en 1878. Durante varios años ejerció como interno, y después como médico residente, en el Hospital Municipal de Copenhague. Realizó investigaciones sobre el número y tamaño de los glóbulos rojos que le hicieron merecedor, en 1882, de una medalla de oro de su Universidad. Su tesis doctoral trató este tema.

Como era habitual entonces, Gram viajó por Europa durante dos años formándose en farmacología y bacteriología. Estudió en Estrasburgo, Marburgo y Berlín. De regreso a Copenhague se habilitó y estuvo de ayudante de farmacología entre 1886 y 1889. En 1891 alcanzó el grado de profesor, cargo que desempeñó hasta 1900. Después permutó esta cátedra por la de patología y terapéutica. En 1892 fue nombrado jefe de Medicina interna en el Hospital Kongelige Frederiks, puesto que mantuvo hasta su jubilación en 1923.

La figura de Gram es conocida porque su nombre se convirtió en epónimo que todavía hoy sigue utilizándose, aunque algunos desconocen, sin duda, su origen. Gram estudió las técnicas de tinción de las bacterias, trabajo que desarrolló en Berlín cuando trabajaba con Karl Friedländer (1847-1887). Sus hallazgos se publicaron en la revista Fortschritte der Medezin. Gram señaló que “He publicado un método, aunque soy consciente de que todavía es defectuoso e imperfecto; pero deseo que en manos de otros investigadores pueda resultar de utilidad”.

Mientras analizaba los tejidos de los fallecidos por pulmonía descubrió que algunas mantenían la coloración y otras no. Realizó la tinción con violeta de genciana, después la fijó con lugol; luego las lavó con etanol. Había bacterias que retenían el color y aparecían de color violeta al micoscopio y otras que no. Más tarde Carl Weigert incorporó un nuevo paso al proceso; añadió safranina después del lavado con etanol. De esta manera las bacterias que no retenían la coloración morada aparecían teñidas de rojo, y fueron llamadas gram negativo, frente a las que sí se teñían primitivamente de violeta que eran las gram positivo.

Gram fue en realidad un gran clínico. Sus trabajos sobre el tema se convirtieron en todo un clásico en Dinamarca, especialmente los cuatro volúmenes de su Klinisk-therapeutiske Forelæsninger, que se publicaron entre 1902 y 1909. Los aspectos sobre terapéutica son especialemente interesantes. Mantuvo una consulta privada que tuvo mucho éxito y que abandonó cuando se jubiló en 1923.

Recibió en vida el reconocimiento de sus colegas y de las instituciones de varios países. Murió en Copenhage el 14 de noviembre de 1938.

José L. Fresquet Febrer
Universitat de València (Spain)

Bibliografía
Madani, Kaivon. Dr. Hans Christian Jaochim Gram: inventor of the Gram stain. Primary Care for OB/GYNS, 2003; 10(5): 235-237.
Snorrason, E. Gram, Hans Christian Joachim. En: Encyclopedia.com [Complete Dictionary of Scientific Biography, 2008]. Disponible en: http://www.encyclopedia.com/topic/Hans_Christian_Joachim_Gram.aspx. Consultado el 27 de agosto de 2014.

Sin título

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s