Carl Reinhold August Wunderlich (1815-1877)

Se ha insertado en la sección de “Biografías y epónimos médicos” de historiadelamedicina.org la de Carl Reinhold August Wunderlich (1815-1877).

A Carl Reinhold A. Wunderlich se le debe el mérito de haber sentado de modo sistemático los fundamentos científicos de la termometría clínica, así como haber convertido el termómetro en un instrumento imprescindible de la práctica médica. Estudió medicina en Tubinga, cuya enseñanza entonces era de tipo libresco. Gracias a la influencia del joven profesor Schill y a la amistad con Wilhelm Roser y Wilhelm Greisinger, denunció la situación de la medicina alemana frente a la francesa. Lo hizo con claridad y contundencia en la revista Archiv für Physiologische Heilkunde que estos crearon, y en el libro Wien und Paris. Ein Beitrag zur Geschichte und Beurteilung der gegenwärtigen Heilkunde in Deutschland und Frankreich.

Contribuyó a que se produjeran cambios importantes desde su cátedra de Leipzig que llegó a convertirse en uno de los centros médicos de mayor importancia del mundo. Su principal obra es Das Verhalten der Eigenwärme in Krankheiten. Recogió datos del examen clínico de más de veinticinco mil pacientes. Reunió millones de registros de las lecturas de la temperatura. El análisis de estos datos produjo una veintena de trabajos sobre termometría además del libro.

Los principios de los que partió Wunderlich fueron: (a) la constancia de la temperatura en las personas sanas, y (b) la variación de la temperatura en la enfermedad. Trató de buscar regularidades en los trazados termométricos de las enfermedades. Los halló a pesar de que con frecuencia había variaciones que dependían de influencias accidentales. Por tanto, muchos especies morbosas se corresponden con tipos bien delimitados de temperaturas alteradas.

Wunderlich extrajo las curvas térmicas típicas del tifus abdominal, el tifus exantemático, la fiebre recurrente, el sarampión, la viruela, la neumonía, la escarlatina y el paludismo reciente. Otras eran relativamente típicas, como la de la septicemia, rubeola y varicela, erisipela, amigdalitis, meningitis, reumatismo agudo, pleuritis, etc. El espectacular desarrollo de la microbiología en la segunda mitad del siglo XIX y la aparición de medicamentos eficaces contra las infecciones a principios del siglo XX oscurecieron de alguna manera la excelente labor de Wunderlich.

Carl Reinhold August Wunderlich

Una de las gráficas de la fiebre en el tifus exantemático

Carl Reinhold August Wunderlich en html

Carl Reinhold August Wunderlich en pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s