El Instituto Médico Valenciano en 1917 (I)

En 1917 hubo bastante crispación en el seno del Instituto Médico Valenciano. Al menos había dos grupos que se disputaban la Junta directiva: por una parte los de mayor edad, algunos de los cuales eran profesores de la Facultad, y por otro los más jóvenes. Después de lo visto hasta el momento, no cabe duda que la presidencia de Manuel Martí Sanchis fue extraordinaria en lo que se refiere a dinamizar la Corporación con actividades y otras iniciativas. Sin embargo, 1917 comenzó con la toma de posesión de una nueva Junta, que había derrotado a la de Martí Sanchis. La forma de tomar el poder era atraer a socios el día de la votación, socios que se daban de alta, no abonaban las cuotas y después se daban de baja. La clave era el artículo 11 del Reglamento en el que se indicaba qué socios podían votar. Eso provocó largas discusiones, dimisiones de la Junta y mucha energía desperdiciada. Finalmente el artículo se modificó. Llama la atencion que el Presidente, Rodríguez Fornos, apenas acudió a una sola reunión. El vicepresidente, Juan Peset Aleixandre, tuvo que hacer frente a no pocos problemas.

Sin embargo, la actividad científica continuó, sobre todo porque ya estaba organizada en parte por la anterior Junta. Esto quedó reflejado en las reseñas que aparecieron en Las Provincias. También merece destacarse la creación de la Sección de Oftalmología cuya presidencia estuvo en manos de Tomás Blanco. Todos los premios del concurso anual se declararon desiertos.

4 de enero de 1917, Junta general ordinaria

El Presidente Martí Sanchis dirigió sus últimas palabras a la Junta directiva, agradeció el trabajo realizado y dio la bienvenida a la nueva Junta.

A continuación tomó posesión Fernando Rodríguez González Fornos entre una nutrida salva de aplausos. También tomó posesión el nuevo vicepresidente primero Juan Peset Aleixandre.

Fornos dedicó frases cariñosas al Instituto y a la nueva Junta así como a la saliente, a los que rogó que siguieran prestando su valioso concurso. Puso a disposición del Instituto su entusiasmo y prometió todo su esfuerzo en bien de la Corporación a la que debía gratitud.

El Dr. Peset habló también asegurando que durante su ausencia, el recuerdo del Instituto le acompañó siempre y que ahora, apenas regresado, se le otorgaba el alto honor de elevarlo a la vicepresidencia. Prometió dedicar todos sus esfuerzos.

El Sr. García Brustenga habló de la conveniencia de trasladarse a un nuevo local, ya que el actual no reunía las condiciones más deseables.

El Dr. Perales contestó diciendo que el asunto ya se había tratado y que se nombró una comisión a tal efecto. Después de examinar los gastos que ello ocasionaba se decidió permanecer en la misma sede. A propósito señaló que había que desterrar la idea de que el Instituto poseía un capital de 100.000 pesetas como algunos habían dicho. Cedió la palabra al Tesorero, quien expuso el Balance económico del Instituto:

Balance a 31 de diciembre de 1916

Incompleto porque faltaba pagar y cobrar algunas cantidades para el cierre del año

Ingresos: 8.807,89 pesetas

Gastos: 6.617,64 pesetas

Existencia en la Caja de Ahorros y en Tesorería: 6.617,64 pesetas

Fundación Röel

Balance a 31 de diciembre de 1916: 18.566,37 pesetas

Gastos: 3.92,30 pesetas

Superávit: 15.474,07 pesetas

Lámina de la Caja de Ahorros: 3.000 pesetas

Libreta Caja de Ahorros: 6.000 pesetas

12 Obligaciones del tesoro: 6.000 pesetas

Existencia en Tesorería: 474,07 pesetas

El Dr. Peset propuso dar un voto de confianza al Presidente.

El Dr. Pastor Reig señaló que  no se podía improvisar y que el proyecto necesitaba maduración.

García Brustenga dijo que había hablado del cambio de sede aprovechando el optimismo que había en el Instituto con la toma de posesión de la nueva Junta.

El Presidente señaló que éste y otros asuntos irían tratándose en lo sucesivo.

El Sr. Algarra propuso agradecer el trabajo realizado a la Junta saliente, en especial al que fue Presidente.

El Sr. Martí Sanchis dijo que cumplieron con su deber.

El Presidente hizo efectivo el agradecimiento y se acordó que constara en acta.

10 de enero de 1917, Junta directiva

El Presidente propuso hacer socio de mérito o Presidente honorario al Sr. Martí Sanchis.

El Sr. Torrens señaló que había precedente de nombrar Secretario honorario al Sr. Olmos. También habló de ofrecerle un banquete.

Se aprobó en principio esta propuesta y se acordó pasar la la Junta general.

El Presidente abordó el tema de los nichos del cementerio y preguntó si se podía conseguir su dominio y propiedad.

El Dr. Pertegás señaló que había que ver las cartas de pago.

El Dr. Torrens añadió que el Instituto había adquirido los nichos pero que en ninguno de ellos figuraba el nombre de la Corporación.

Se encargó al Dr. Rodrigo Pertegás para que intentara resolver el tema.

El Presidente habló a continuación de la Biblioteca circulante. El Dr. Perales le presentó el Reglamento de la misma que ya estaba aprobado. El Dr. Alcober indicó que ya se había hecho algo parecido, pero restringido al ámbito de la capital.

El Dr. Aguilar Martín dijo que la situación económica del Instituto no estaba en condiciones de atender los gastos de personal y de libros en cantidad y calidad adecuada, y que no se podían servir los pedidos.

Se nombró una comisión compuesta por los Dres. Perales, Aguilar y Alcober para que estudiara el asunto.

El Presidente expuso la forma de activar la labor del Instituto. Una la constituían las conferencias. Recordó la invitación que se pretendía hacer al Dr. Espina y Capo y que éste estaba dispuesto a venir a Valencia. Se acordó invitarle formalmente.

También se informó de las proyectadas conferencias del Dr. Monmeneu sobre el Radium y radiumterapia; de la del Dr. Bermejo y Vida sobre Química radiológica; así como de otras que tenían pensadas los Dres. Claver y Gimeno Márquez. Se acordó ponerse en contacto con todos ellos para concretar los detalles.

El Presidente se refirió al cambio de sede y después de escuchar al Dr. Calvo Lucia, que dio cuenta del remanente disponible, se nombró una comisión compuesta por los Dres. Algarra, Perales y García Brustenga para estudiar el tema.

Se habló de la posibilidad de ofrecer cursos por parte de los socios y cobrar por ello. Sería una forma de allegar fondos. A tal efecto se nombró otra comisión compuesta por Peset, Pastor, Trigo y Gay.

26 de enero de 1917, Junta directiva

El Dr. Aguilar leyó los presupuestos para 1917.

El Sr. Perales informó en nombre de la comisión de mudanza de casa y presentó planos y condiciones de los lugares visitados. Se acordó que la directiva se trasladaría a visitar la casa de la plaza de Pellicers.

El Dr. Aguilar, en nombre de la comisión de la Biblioteca circulante, informó dedicando elogios al Reglamento que dicha comisión estudió. Solicitó que el Instituto patrocinara la iniciativa y comenzara a funcionar. El Dr. Perales indicó que el único gasto era de 40 o 50 pesetas para imprimir el Reglamento. El Presidente prometió su apoyo. Se aprobó.

El Dr. Perales leyó una carta del Dr. Espina y Capo comunicando que podía venir a Valencia el sábado 3 de Febrero para impartir su conferencia. Se acordó solicitar el salón de sesiones de la Excma. Diputación provincial.

El Dr. Trigo recordó que la anterior Junta directiva había concedido 350 pesetas para la acuñación de la medalla del Colegio de Farmacéuticos. Se aprobó.

También se acordó emitir un voto de gratitud al Dr. Gómez Ocaña por el envío de su obra de Fisiología.

2 de febrero de 1917, Junta general ordinaria

Se propuso como socios residentes a Antonio López López, José Dómine Catalá, Julio Cebriá, Pons, Agustín Millán, Carlos Benítez y Leopoldo Ciurana (los tres últimos farmacéuticos).

Se propuso como socios corresponsales a Vicente Noguera Moncho (Ayora), Cayetano García Castelló (Gandía), José Cerrada (Puerto Sagunto), Andrés Giménez Hernández (Alfafar), Luis Mifsud Bononat (Tabernes Valldigna), Antonio Rodríguez Hernández (Pedralva), Rafael Liñana Sancho /Aielo de Malderit), Rafael Contel Aparicio (? de Carlet), Eugenio Caviró Teruel (Ayora), Antonio Peydró Fillol (Turis), Miguel Aliño Colechá (Sueca), Bernardo Cabanes Marrades (Guadasuar), todos ellos farmacéuticos.

El Secretario general presentó las memorias recibidas para el Concurso de premios extraordinarios de 1917:

-Sección de Medicina

Tema ‘Neuritis de los arrozales’. Lema: ‘Todo era paz entonces…’

-Sección de cirugía

Ninguna

-Sección de Farmacia

Ninguna

-Sección de veterinaria

Una memoria que fue rechazada por haber sido entregada fuera de plazo

-Asunto libre

Tema: Diuresis y diuréticos. Lema: ‘La fisiología es la madre de la clínica’

Tema: Apuntes para un estudio de mecánica aplicado a la fisiología. Lema: ‘La curva predomina en toda la Naturaleza’

Tema: Notas clínicas acerca de la hipo-epinefrina en el curso de las enfermedades infecciosas. Lema: ‘Brown Sequard y algunos más’.

-Fundación Röel

Ninguna

Se nombraron a continuación las comisiones evaluadoras:

-Para el tema ‘Neuritis de los arrozales’ a Germán Boned Ferrer, Rafael Pastor Reig y Diego Sarrió Tamarit

-Para el tema ‘Diuresis y diuréticos’ a Carlos López Moreno, Vicente Peset Cervera y Manuel Martí Sanchis

Para el tema ‘Mecánica aplicada a la Fisiología’, Ramón Gómez Ferrer, José M. Claver Navarro y Jorge Comín Vilar

Para el tema ‘Hipo-epinefría en el curso de las enfermedades infecciosas’, Adolfo Rincón de Arellano, Práxedes Llisterri Ferrer y Luis Torres Ibarra.

El Presidente anunció que la conferencia de Espina y Capo tendría lugar el día 3 en el salón de sesiones de la Diputación provincial. Informó de que llegaría a Valencia el mismo día y que el domingo se le obsequiaría con un banquete en el Restaurante Miramar. El tema de la conferencia sería ‘Consideraciones críticas referentes a la evolución clínica de la Tuberculosis pulmonar. Terciarismos médicos’.

Se dio cuenta del acuerdo de nombrar a Manuel Martí Sanchis presidente honorario del Instituto.

El Sr. Algarra señaló que fue suya la propuesta pero que no sería adecuada porque entonces no podría ser presidente efectivo caso de que se presentara.

El Sr. Martí Sanchis señaló que no quería aceptar porque sería antirreglamentario, sería injusto y también perjudicial para el Instituto y para él mismo. Explicó asimismo que los éxitos logrados durante su presidencia se debían a otras personas como los doctores Perales, Torrens, Trigo, Faustino Barberá, Aguilar, Calvo, Llisterri, Alcober, etc. Repitió el agradecimiento, pero insistió de nuevo en que no se hiciera efectivo el nombramiento.

Intervinieron varias personas en la línea de agradecer al Dr. Martí su trabajo, que constara en acta el nombramiento, pero que debían respetar sus deseos. Así se hizo.

El Presidente informó sobre el tema del traslado de domicilio. El Dr. Perales se inclinaba por la casa de la plaza Pellicer, que reunía todas las condiciones.

El doctor Aguilar habló del Reglamento de la Biblioteca circulante. Como no suponía ningún gasto para el Instituto, salvo el de la impresión del reglamento, propuso ponerlo en marcha. Así se acordó.

El Presidente anunció las conferencias de Monmeneu, Bermejo, Gimeno Márquez y Claver.

Se nombró una comisión compuesta por Moscardó, Castañer y Miguel Trigo para examinar las cuentas de 1916.

El Sr. Llisterri propuso que se felicitara al Gobernador por la campaña sanitaria realizada durante las recientes epidemias tíficas de Cheste y Torrente. El Sr.Algarra se adhirió y también propuso felicitar a los Dres. Torres y Peset.

El Dr. Vila Belda solicitó que se agradeciera al Alcalde la revisión de los pozos de Valencia y que se le rogara que prosiguiera esta labor. Así se acordó.

23 de febrero de 1917, Junta directiva

Presidencia del Dr. Torrens

Se leyó el informe de la comisión sobre las cuentas de 1916 que se encontraron todas correctas y en orden. Se aprobó.

Se dio cuenta de la petición de D. Juan Bautista Bellido de crear una delegación del Instituto en Castellón. Se valoró bien y se acordó esperar  a que reuniera suficientes personas para hacerla realidad.

Se leyó una carta del Sr. Bermejo Vida, catedrático de química y vicerrector de la Universidad, anunciando las tres conferencias que proponía a la Corporación. Se acordó determinar local e imprimir el sumario de las mismas.

Se acordó conceder una gratificación de veinte pesetas al conserje y demás empleados que prestaron servicio en las conferencias del Dr. Iranzo y del Dr. Espina y Capo celebradas en el salón de sesiones de la Diputación.

Se acordó acuñar veinte ejemplares de la medalla del Instituto Médico Valenciano.

Se informó de la baja de socio de Luis Torres Ibarra.

El Sr. Aguilar sometió a consideración de la Junta el tema de los dispendios que se realizaban para los idiomas y la escasez de alumnos. El Sr. Brsutenga creía que no debían suspenderse las clases de idiomas.

El Sr. Sarrió dijo que él había propuesto que los alumnos pagaran algo para aliviar el gasto, pero que no se aprobó.

El Sr. Pastor Reig, apoyando la propuesta de Sarrió, dijo que para el próximo curso se debía cobrar matrícula. La Junta aplazó el tema para el mes de mayo.

El Sr. Pastor Reig propuso suprimir parte del artículo 11 de los Estatutos, que decía: ‘Tienen derecho a tomar parte en la elección de cargos del Instituto los socios que hayan asistido a tres de las sesiones ordinarias celebradas durante el año’.

El Dr. Torrens señaló que no estaba de acuerdo porque el mencionado artículo se discutió mucho y al final nadie estuvo en contra.

El Sr. Pastor insistió diciendo que muchos socios no venían, ni iban a venir, mientras estuviera vigente dicho artículo.

Se acordó pasar el asunto a Junta general.

5 de marzo de 1917, Junta general ordinaria

Bajo la presidencia del Dr. Torrens.

Se aprobó admitir como socios a todos los Sres. propuestos en la sesión anterior.

El Dr. Martí Sanchis agradeció que se tomara en consideración no ser nombrado presidente de honor.

Se propusieron para socios Gilberto J. Pallarés, médico), Salvador Estela Gómez (médico), Gonzalo Pastor Domingo (farmacéutico) y Javier Cabedo Barranca (farmacéutico, como corresponsal).

Se aprobó el informe que había realizado la comisión examinadora de las cuentas de 1916.

Se leyó una carta del Dr. Iranzo en la que agradecía haber sido nombrado socio de mérito del Instituto Médico Valenciano.

Se leyó un telegrama del ministro de la Gobernación, Sr. Ruíz Jiménez, en el que daba las gracias por el pésame que le había enviado el Instituto por el fallecimiento de su madre.

El Secretario presentó la carta de pago anual a Hacienda por los fondos Röel.

El Sr. Mestre solicitó la celebración de una Asamblea Regional de médicos ya que había sido una de las conclusiones de las conferencias sobre moral médica que había impartido.

El Sr. Martí Sanchis pidió que constara que las mencionadas conclusiones habían sido aprobadas por la sección de medicina.

El Sr. Auban preguntó si el Instituto amparaba esta idea y el Sr. Monmeneu si había sido aprobada por la Junta directiva. Martí Sanchis señaló que se había aprobado.

El Dr. Albert manifestó que antes de aprobarlo había que estudiarlo con detenimiento porque no todos conocían las conclusiones. Pidió a la sección de medicina que las presentara redactadas y que se convocara una sesión extraordinaria si era preciso.

El Sr. Mestre señaló que ya existía ese acuerdo en la Sección de medicina. El Sr. Albert insistió en lo dicho.

El Sr. Martí Sanchis pidió al Sr. Albert que concretara más la petición.

El Presidente dijo que sólo había que aprobar la idea y que después se estudiaría minuciosamente. Varios socios secundaron esta propuesta.

El Sr. Alcober señaló que el Instituto había sido el primero que inició la idea de llevar a cabo una Asamblea de médicos.

Se aprobó lo dicho por Alcober en el sentido de que ya se había hablado del tema en el Instituto y que debía llevarse a cabo lo solicitado por Mestre.

García Brustenga recordó que se quedó en pasar a Junta general el tema de la modificación del artículo 11 del Reglamento.

El Secretario leyó el artículo. El Sr. Albert manifestó su extrañeza por ello ya que no lo hizo en la sesión anterior.

García Bustenga protestó por no dejar pasar nada que no estuviera en los Estatutos y Reglamento. Prometió presentar para la sesión próxima la proposición amparándose en el artículo 43.

El Sr. Alcober propuso que se hiciera una lista de morosos médicos y farmacéuticos.

20 de marzo de 1917, Junta general extraordinaria

Presidió Juan Peset.

Se leyó el informe sobre el trabajo ‘Neuritis de los arrozales’ que entendía no merecer premio. El Sr. Chabás señaló que podría producirse una situación violenta si el autor de la memoria era quien se ocupó por primera vez en España del asunto. El Dr. Pastor Reig, como miembro de la Comisión que juzgó el trabajo, defendió el informe realizado por la Comisión. Se aprobó por unanimidad el dictamen elaborado por la misma.

Después se leyó el informe sobre el trabajo Hipo-epinefrina en el curso de las enfermedades infecciosas, que decía no ser merecedor de premio.

El Sr. Alcober opinó que el trabajo era bueno e inédito.

El Dr. Llisterri leyó las conclusiones del trabajo e hizo notar que eran idénticas a las de la tesis doctoral de Antonio López López.

Alcober insistió en lo dicho por él anteriormente.

El Sr. Pastor Reig preguntó si los trabajos presentados como tesis doctorales dejaban de ser inéditos.

El Sr. Chabás propuso que se aprobara el informe de la comisión.

Todos, excepto Alcober, votaron en el sentido de que toda memoria que se utilizara como tesis dejaba de ser inédita. Por tanto no se le daba premio.

Se leyó a continuación el informe sobre el trabajo Diuresis y diuréticos que también era desfavorable. Se votó a favor del mismo.

Después se leyó el informe sobre el trabajo Apuntes para un estudio de mecánica aplicada a la fisiología en el que se decía que no merecía ni premio ni accésit. Se aprobó.

Se quemaron todas las plicas de los trabajos no premiados.

Después se leyeron las propuestas de temas para el concurso de premios extraordinarios de 1918.

-Sección de medicina: Estudio clínico patogénico de las ictericias (Título de socio honorario para el ganador).

-Sección de cirugía: Crítica de la intervención cruenta en las fracturas diafisarias (Título de socio honorario al ganador).

-Sección de Farmacia: Técnica de preparación de algún producto químico farmacéutico que pudiera obtenerse en la Región valenciana (Título de socio de honor al mejor trabajo).

-Se suprimía el premio de la sección de veterinaria por encontrarse desorganizada la sección.

Es sustituida por la de Higiene, para la que se propuso el tema: Estudio profiláctico de alguna enfermedad infecciosa adaptado al medio de Valencia y su Región.

-Asunto libre: se redactaba igual que en años anteriores.

-Fundación Röel: Igual redacción que otros años. Había 2.000 pesetas para el ganador y 500 para el accésit.

El Presidente indicó que no debía incluirse a Valencia entre las topografías ya que la que redactó su abuelo ya fue premiada, aunque no por la Fundación Röel. Así se acordó.

-Para el premio de 3.000 pesetas y accésit de 1.000 se propuso redactar el tema de esta forma: ‘Asunto libre de investigación personal referente a las ciencias médicas o a sus auxiliares directas’.

31 de marzo de 1917, Solemne sesión apologética LXXVI aniversario de la Fundación del Instituto

El Sr. Perales dio lectura a los artículos del Reglamento referentes al acto y a la memoria en la que se hizo constar el Programa de Premios del curso actual y las actas por las que se declaraban todos desiertos.

Después se concedió la palabra al Dr. Reig Pastor que se ocupó de la figura de Pablo Colvée Roura, que fue presidente del Instituto y catedrático del Instituto Provincial, así como académico de número de la Real Academia de Medicina.

Finalizó el acto el Presidente que se lamentó de que nadie hubiera obtenido premio en el Certamen celebrado.

7 de abril de 1917, Junta general ordinaria

Presidió el Sr. Barberá Martí por ser el socio de más antigüedad y no estar presentes ni el Presidente ni los vicepresidentes.

Se aceptaron los socios propuestos en la sesión anterior.

Se puso a discusión la modificación del artículo 11 del Reglamento.

El Sr. Albert Prósper presentó una cuestión previa basada en el artículo 46 del Reglamento por el que, según él, no se podía discutir la modificación en la presente sesión.

El Sr. Martí Sanchis alegó que este artículo no era aplicable al caso indicado por el Sr. Albert por tratarse de orden del día que emanaba de una acuerdo de la Junta directiva, y no era una proposición del despacho extraordinario y, desde luego, no aceptable siendo hecha por un socio.

La Presidencia hizo análogas consideraciones. El Sr. Pastor Reig después de analizar el contenido del artículo señaló que le parecía lógico que para poder tomar parte en las elecciones se requiriera ser socio durante un tiempo, para evitar asaltos y sorpresas de los que ya había habido ejemplos en la Corporación. Asimismo, también debía ser requisito estar al corriente de los recibos. Sin embargo, la exigencia de haber asistido al menos a tres sesiones ordinaria al año, mantenía alejados del Instituto a muchos socios, de los que leyó dos cartas al respecto. También puso el ejemplo de que en las últimas votaciones sólo hubieran asistido diecisiete personas. Propuso que se suprimiera esta parte del artículo.

El Sr. Martí Sanchis manifestó su alegría de que el Sr. Pastor mostrara tanto interés por la Corporación. Se extrañaba de su proposición porque cuando se redactaron se recurrió a más de veinte reglamentos de otras tantas corporaciones, se discutieron ampliamente a lo largo de cinco meses y el Sr. Pastor no presentó entonces ninguna propuesta de modificación. Señaló que en todas las sociedades había dos clases de personas, las que trabajaban y las que no, y que los primeros debían tener más derechos que los segundos.

Martí Sanchis dijo a continuación que cuando no existía este artículo todavía votaban menos personas y para demostrarlo leyó los asistentes a las sesiones de renovación de la Junta desde 1901.

También dijo que otras corporaciones, como la Económica de Amigos del País, procedía de igual forma.

El Sr. Pastor insistió en lo que había dicho y que no podían compararse las Sociedades.

El Sr. Martí Sanchis dijo que de la comparación todavía salía ganando el Instituto porque estaba por encima y porque ofrecía premios muy cuantiosos que ni de lejos se acercaban otras corporaciones como la Real Academia a pesar de la protección estatal que gozaba y que tenía representación en las Cortes.

El Sr. Pérez López afirmó que se podía alcanzar esa representación corporativa.

El Sr. Llisterri señaló que las sociedades se dividían en recreativas y culturales, y que en estas últimas lo importante no era el número de socios sino su calidad. Por tanto era partidario de que se aumentaran las trabas ya que servirían de estímulo.

García Brustenga se adhirió a lo dicho por Pastor.

El Presidente propuso que se votara la enmienda presentada por el Sr. Pastor. Se aprobó y el Sr. Pastor pidió que la votación fuera nominal.

Tras leer el artículo 57 de procedió a la votación secreta. Las bolas blancas significaban que no había lugar a la modificación y las negras lo contrario.

El resultado fue: 34 bolas blancas y 5 bolas negras.

El Secretario dijo que se discutiera el hecho de que en la última junta no se incluyera en el orden del día la discusión de la modificación del artículo 11, para lo cual salió del salón. García Brustenga dijo que él solo trató de poner de manifiesto un hecho y de que no pretendía haber ofendido a nadie.

El Sr. Martí Sanchis dijo que el Secretario no elaboraba personalmente la orden del día y propuso agradecer al Dr. Perales el reconocimiento de los trabajos que estaba llevando a cabo.

El Sr. Perales agradeció las palabras del Sr. Martí y dijo que él se limitaba a cumplir con su deber.

Se facultó a la Junta directiva para que designara a la persona que debía ocuparse del discurso apologético del año 1918 y para que reorganizara la sección de veterinaria.

El Sr. Llisterri propuso agradecer al Dr. Barbera la Presidencia de esta Junta.

El Sr. Mestre propuso una reunión previa para organizar la Asamblea Regional Médico-farmacéutica. El Sr. Alcober señaló que por falta de tiempo debía aplazarse al mes de octubre.

Se acordó facultar a la Junta directiva para que hiciese lo que creyera conveniente.

20 de abril de 1917, Junta directiva

Presidencia de Juan Peset.

El Sr. Aguilar Martínez dio cuenta de un socio médico, otro farmacéutico y todos los veterinarios que se encontraban en descubierto.

El Presidente propuso crear una comisión para que hablara con los veterinarios. Se facultó al Dr. Peset para que hablara con el Dr. Orensanz.

El Secretario general informó de que estaba haciendo gestiones para atraer socios a la Corporación poniéndose en contacto con la mayor parte de los médicos que no figuraban como socios. Llisterri dijo que deberían ser todos y no solo una parte.

Tras discusión se propuso que se les enviara un escrito y que se pasara después una persona a recibir la contestación.

El Presidente informó de los trabajos llevados a cabo en la Región de Andalucía para la organización de la Asamblea. Ponía a disposición de la Junta el folleto de dicha organización para estudiarlo y si conviniera llevarlo a cabo en Valencia para formar la Asamblea de la Región Valenciana.

El Secretario dio lectura a la composición de la comisión organizadora:

Presidente. Faustino Barberá

Secretario: Joaquín Mestre Medina

Vocales: Tomás Alcober, Alejandro García Brustenga y otro más que se designe.

El Dr. Barberá señaló que no estaba conforme por varias razones. Entre ellas porque temía que el claustro de profesores no se asociara. La Andaluza sí, porque se unieron decanos y profesores.

El Sr. Alcober propuso invitar al claustro de Valencia y a la Real Academia de Medicina, a corporaciones científicas, periódicos profesionales, inspectores provincial y municipal de Sanidad, médicos del Hospital, etc.

El Sr. Aguilar Martínez preguntó si los gastos debían correr a cargo del Instituto vista la situación económica en la que se encontraban.

Se acordó que el Presidente visitara todas las corporaciones y que no supusiera ningún gasto para el Instituto.

Quedó sobre la mesa la organización de la Sección de Oftalmología.

Se facultó al Dr. Torrens para que designara socio que leyera el discurso apologético de 1918.

La Junta directiva, teniendo en cuenta las manifestaciones del Sr. Presidente de la Sección de Cirugía, no había lugar a acceder a la petición de D. José Bellver y Mateo y que se estudiaría el asunto en mejor oportunidad.

23 de abril de 1917, Junta directiva

Presidencia de Juan Peset.

El Sr. Aguilar informó de haber conseguido cubrir el pago de ocho recibos.

Se dio cuenta de haber designado al Dr. Trigo Miralles para dar el discurso apologético de 1918. Se acordó darle las gracias.

A continuación se trató de fundar la Sección de Oftalmología, para lo que se acordó convocar a todos los oculistas con el objeto de realizar una sesión preparatoria.

Se informó de la recepción de una Memoria de la Diputación que recogía los trabajos realizados en 1916.

Se informó de una petición de unas vecinas de la Playa de Levante que se oponían a la instalación de una fábrica de cables en terrenos de dicha playa. Solicitaban el apoyo del Instituto.

El Sr. Algarra se solidarizó por razones de higiene y por el Balneario Las Arenas.

El Sr. Llisterri también se unió a la propuesta ya que las dos acequias, la de Rihuet y la del Gas desenbocaban una a cada lado de los Baños.

A pesar de haber transcurrido el plazo se acordó que el tema pasara a la sección de Higiene.

30 de abril de 1917, Junta directiva

Se informó de la constitución de la Sección de Oftalmología. Había sido elegido como presidente Tomás Blanco; como secretario, Joaquín Mestre.

El Sr. Peset informó de sus conversaciones con el Dr. Orensanz. Parecía difícil que los veterinarios volvieran a la Casa.

El Presidente dio cuenta de la dimisión del Dr. Pastor Reig de presidente de la Sección de Medicina y de los motivos que le llevaban a ello. El Sr. Peset informó de las intervenciones del Dr. Pastor en Juntas anteriores sobre la reforma del artículo 11.

El Presidente rogó que se estudiara el tema con detenimiento.

El Dr. Torrens creía que lo mejor era ‘echar tierra sobre el asunto’. Los desacuerdos no eran motivo suficiente para dimitir.

El Presidente señaló que había que hacer algo para atraer socios al Instituto.

El Dr. Peset señaló que para el Instituto era igual que existiera o no parte del artículo 11, pero lo peor era que desapareciera.

El Dr. Aguilar Martínez dijo que se trataba de nimiedades que no debían tirar abajo la labor de muchas personas. Él estaba dispuesto a dimitir y seguiría siendo socio.

El Dr. Perales expuso que conocía perfectamente a ese grupo. Sabían a la altura en que se encontraba el Instituto cuando se discutió el artículo. Añadió que la Junta general no podía retroceder en su acuerdo y que se podría rebajar cinco duros la cuota de reingreso.

El Sr. Algarra dijo que se estaba manoseando demasiado el asunto, pues parecía que el Sr. Peset, en conversaciones anteriores, tenía interés en atizar leña.

El Sr. Peset se creyó ofendido por las palabras de Algarra y pidió a la Presidencia que se pusiera a votación si él era el culpable de que no se arreglase el asunto. También pidió al Sr. Algarra que no volviera a mencionar su nombre.

El Sr. Barberá sugirió que si se hablaba de estas cosas era fuera de acta.

El Dr. Peset dijo que era debido a que él le tocó presidir las dos sesiones anteriores.

El Presidente preguntó si se presentaba de nuevo la modificación del artículo 11 a Junta general y si se aceptaba la dimisión del Sr. Pastor.

Por ocho votos contra cuatro se acordó no pasar otra vez el asunto a Junta general.

Por otro lado, el Sr. Torrens volvió a repetir que se tratara de convencer al Sr. Pastor para que retirara la dimisión.

El Sr. García Brustenga propuso un voto de gracias para quien había hecho la denuncia del curandero del que hablaba las prensa.

5 de mayo de 1917, Junta general ordinaria

Presidencia del Dr. Torrens

El Sr. Pastor habló para solicitar que se modificara el acta de la sesión anterior en el sentido de que fueron tres socios los que pideron votación nominal. Dijo que la noche del 7 de abril su idea era la de atraer socios apartados de la Corporación, no molestar a nadie que por lamentable olvido o equivocación del Secretario la votación se realizó fuera de Reglamento.

El Sr. Algarra manifestó al Sr. Pastor que sólo fue él quien pidió votación nominal.

El Sr. Perales dijo que antes de constituirse la nueva Junta presentó la dimisión al Sr. Fornos quien le pidió que continuara. Pensaba que el cargo de secretario debía ser de absoluta confianza del Presidente y que por eso mantenía su dimisión. Respecto a lo dicho por el Sr. Pastor, señaló que en la sesión anterior se había limitado a leer el artículo relativo a las votaciones sin hacer interpretación alguna.

El Sr. Aubán dijo que fueron tres los socios que pidieron votación nominal: Pastor, Albert y él mismo.

El Sr. Pastor dijo que su intención no era atacar al Sr. Perales y que traía escritos del Dr. Monmeneu y de García Brustenga en las que afirman que pidieron votación nominal. Así, con lo afirmado por el Dr. Auban, las peticiones fueron cinco y no tres.

El Sr. Martí Sanchis dijo que también fueron tres los que solicitaron votación secreta.

Se acordó rectificar el acta señalando que fueron tres los socios que pidieron votación nominal y tres lo que solicitaron que fuera secreta.

Perales leyó las propuestas de ingreso de socios: Rafael Forcada Gómez, Joaquín del Rey Almendros, Manuel Aloy Ranch (farmacéutico), y Ramón Corella Noriega. Baja de José M. Quilis Cortell.

El Secretario general  leyó las dimisiones:

Rodríguez Fornos, presidente; Juan Peset (vicepresidente), Julio Perales (secretario general) y F. Aguilar Martín (contador).

A ruego del Secretario, el Sr. Pastor leyó una carta en la que ratificaba su dimisión.

El Sr. Castell Mirales propuso que se discutieran las dimisiones al final de la sesión.

Se dio cuenta del fallecimiento del padre del Dr. Muñoz Carbonero. Se acordó que constara en acta el sentimiento de la corporación.

Se informó de la constitución de la Sección de Oftalmología y de los nombres de su presidente y secretario.

Se leyó una moción firmada por sesenta y cuatro socios para modificar el artículo 11 de los Estatutos que dice así: “Los socios que suscriben, solicitan de la Junta general que el artículo 11 de los Estatutos del Instituto Médico Valenciano quede redactado de la forma que sigue: Artículo 11.- Tienen derecho a tomar parte en la elección de cargos del Instituto los socios residentes que están al corriente en el pago de las cuotas y lleven por lo menos un año de antigüedad en el escalafón del Instituto”. Siguen los nombres de los firmantes.

El Sr. Alapont presentó una proposición de que no había lugar a discutir el documento. Se le sumó el Dr. Algarra.

El Sr. Gómez Ferrer propuso que se discutiera si había lugar o no a tratar el asunto.

El Sr. Pastor solicitó votación nominal igual que otros socios, pero también los hubo que solicitaron que fuese secreta.

El Sr. Gómez Ferrer dijo que se sentía desairado porque una solicitud firmada por 64 socios no podía pasarse por alto.

El Sr. Alapont retiró su propuesta.

El Sr. Martí Sanchis dijo que no había desaire y que este asunto ya se había votado y aprobado.

El Sr. Candela se mostró partidario de discutir el tema.

El Sr. Algarra dijo que le causaba rubor todo este asunto, que en el fondo era una nimiedad.

El Secretario dio lectura a los artículos 55, 56 y 57 relativos a votaciones.

El Sr. Rodríguez Sanz pidió votación nominal para ver si se discutía la proposición de los 64 socios.

El Sr. Gil y Morte expresó que no entendía por qué motivos se empeñaban algunos en que la votación fuera secreta.

El Sr. Martí contestó que su petición de votación secreta se atenía al Reglamento.

El Sr. Gil dijo que el Sr. Martí no debía hablar, pues la prudencia le imponía silencio y por concordia debía hacerlo así.

El Sr. Martí se defendió diciendo que durante los cuatro años de su presidencia había dado muestras sobradas de concordia.

Se leyó el artículo 46. Se votó si la siguiente votación debía ser secreta o no. El resultado fue 20 votos a favor de que fuera secreta y 5 votos en blanco.

Realizada la siguiente votación el resultado fue de 40 votos a favor de no deliberar sobre la moción presentada por los 64 socios y 44 a favor.

El Sr. López Sancho propuso que se cediera a la petición sin votar.

El Sr. Perales señaló que, cuando se discutió el actual Reglamento, todos los firmantes no concurrían a las sesiones. Por otro lado, él y los demás compañeros de Junta se encontraron el Instituto totalmente abandonado.

El Sr. Chabás se manifestó en contra de Perales diciendo que el Instituto no estaba abandonado.

El Sr. Bartual señaló que saliera el resultado que saliera auguraba un mal futuro para la Corporación. Rogó que se modificara el artículo 11.

El Sr. Barberá dijo que lamentaba todas las discordias.

El Sr. Martí dijo que en el Instituto se querían quitar todas las cortapisas mientras que en otros lugares los mismos señores las pedían. No obstante retiraba todo lo dicho anteriormente e invitaba a los que le habían apoyado que hicieran lo mismo.

Se acordó reformar por unanimidad el artículo 11.

El Sr. Bartual pidió que se retiraran todas las dimisiones. Se acordó solicitarlo a sus autores.

8 de junio de 1917, Junta directiva

Se aprobó la petición de la Sección de Oftalmología de imprimir a cuenta del Instituto 500 ejemplares del cuestionario sobre el Tracoma.

El Dr. Mestre leyó las conclusiones elaboradas por la Sección de Higiene sobre la ‘Vacunación antitífica’. Fueron aprobadas.

El Dr. Peset señaló que las conclusiones eran suficientes para darlas a conocer en prensa diaria, pero que eran insuficientes para dar cuenta de lo actuado a los profesionales.

El Dr. Barberá indicó que era conveniente una versión oficial de todo lo hablado.

El Dr. Pastor, sin perjuicio de rectificar, ofreció por su parte las páginas y galeradas de la revista Policlínica.

Se creyó conveniente rehacer el original completo del futuro folleto, dirigiéndose a los que intervinieron  en aquellas sesiones invitándoles a que ampliaran sus informaciones lo que quisieran y las enviaran completas y detalladas al Instituto lo antes posible. A su vez, se mandaron a la prensa diaria no profesional las conclusiones leídas anteriormente.

El Dr. Barberá señaló que los trabajos escritos sobre estas sesiones se encontraban en Secretaría.

El Dr. Sarrió leyó las bases de la próxima Asamblea de médicos.

Se aprobaron provisionalmente, ratificando la confianza a la Comisión organizadora para que continuara sus trabajos.

Se dio lectura a una carta de Manuel Martín Salazar en la que agradecía la felicitación del Instituto por su nombramiento de Inspector general de Sanidad, expresando que quería corresponder efectuando una visita al Instituto en breve tiempo.

16 de junio de 1917, Junta directiva

Actuó de secretario general D. Manuel Olmos.

Se leyó una carta del Dr. Perales en la que, debido a que había fijado su residencia en Madrid, dimitía de los cargos de vocal de la Comisión organizadora de la Asamblea de Médicos y de Secretario general del Instituto.

El Dr. Rodríguez Fornos también comunicó la dimisión del Sr. Algarra como vicesecretario, debido a que éste cargo debía ser de confianza del Secretario.

El Sr. Fornos informó de sus gestiones para que el Secretario general retirara su dimisión. Debido a que no lo logró, propuso para sustituirles a los doctores Vila Barberá y Baldoví.

El Sr. Barberá Martí presentó verbalmente su dimisión como Presidente de la Comisión organizadora de la Asamblea Médica.

Los Sres. Fornos y Pastor rogaron a Martí que no lo hiciera y que expresara los motivos. Éste contestó que tenía mucho trabajo particular.

El Sr. Pastor le rogó de nuevo que retirara la dimisión, pero el Sr. Martí dijo que era irrevocable.

En consecuencia se nombró a Juan Peset y vicepresidente al Sr. Pastor Reig.

Se acordó convocar Junta extraordinaria para elegir los cargos vacantes de la Junta directiva.

El Sr. Pastor preguntó en qué estado se encontraba el acuerdo tomado en anteriores juntas sobre las sesiones de Higiene.

Se acordó enviar a la prensa profesional las conclusiones y un oficio a cuantos intervinieron en la discusión sobre ‘Vacunación antitífica’ para acopiar ciertos extremos y publicar un extracto de las sesiones.

El Sr. Barberá preguntó cómo estaba la Caja de la Sociedad.

El Sr. Calvo respondió que 250 pesetas en la Caja de Ahorros y 300 en la del Instituto.

Se acordó solicitar el original de la circular sobre el Tracoma redactado por la Sección de Oftalmología para que, previo presupuesto económico, se imprimiera a la mayor brevedad.

9 de Julio de 1917, Junta general extraordinaria

El Sr. Olmos dio lectura a las dimisiones del Secretario general y el Vicesecretario general, fundada la primera en el cambio de domicilio a Madrid y la segunda en solidaridad con la anterior. Informó de que ambas habían sido admitidas, lo que también hizo la Junta general.

Se informó de haber tramitado en el Gobierno civil la modificación del Artículo 11 de los Estatutos de la Corporación. Leyó también cómo había quedado.

Se procedió después a la elección del cargo de Secretario. Se eligió a D. Ramón Vila Barberá.

Luego, el de Vicesecretario, que recayó en José Baldoví Llopis. Tomaron parte en las elecciones, veinte socios.

El Presidente pidió a la Junta un voto de gracias al Sr. Perales por los años que había desempeñado la Secretaría del Instituto con laboriosidad y celo, lo que también extendía al Sr. Algarra, vicesecretario. Así se aprobó.

El Sr. Perales contestó que no debía tratarse este asunto por no estar en el orden del día y que él se limitó a cumplir con su deber. De todas formas dio las gracias a la Junta y al Presidente.

El Sr. Fornos, a pesar de lo señalado por Perales, volvió a insistir y se aprobó por unanimidad lo propuesto anterioremente por él.

11 de julio de 1917, Junta directiva

El Dr. Fornos dio posesión de sus cargos a los Dres. Vila Barberá y Baldoví.

El Sr. Vila Barberá agradeció que se le hubiera elegido y solicitaba la colaboración de todos.

El Sr. Barberá Martí, como uno de los socios más antiguo, felicitó a los Sres. Vila y Baldoví y les animaba a conservar el legado que habían recibido de los jóvenes. Si lo hacían, recibirían su apoyo.

Al Dr. Vila también le tocó formar parte de la Comisión organizadora de la Asamblea de Médicos por su cargo de secretario.

Se acordó aplazar la Asamblea para la próxima primavera.

El Presidente animó a la Comisión a que se reuniera y contactara con las autoridades académicas, cargos de la Región, y prensa profesional y política con el fin de garantizar el éxito de la Asamblea.

El Dr. Vila señaló que la Asamblea debía de tratar temas científicos y no profesionales.

El Dr. Barberá informó de que la impresión de 500 ejemplares de la circular sobre el Tracoma costaba de seis a siete pesetas.

5 de octubre de 1917, Junta directiva

Se leyó una comunicación del Presidente de la Junta Valenciana de Colonias Escolares a la que se contestó que el Instituto no podía dar donativos. Otro del Congrés de Metges de llengua catalana en el que se agradecía el apoyo prestado por el Instituto.

Se remitió el libro homenaje al Dr. González Castellano (q.e.p.d.) cuya encuadernación costó 17,50 pesetas.

Se le había remitido al profesor de francés una acreditación de que había sido profesor en el Instituto.

Se habló del proyecto de Biblioteca circulante. El Sr. Alcober, que formaba parte de la comisión que debía estudiar el asunto junto con los Dres. Perales y Aguilar, señaló las dificultades que había para ponerlo en marcha y que se había hablado con algunos médicos para que expresaran su criterio.

Se recordó que en un primer momento que el proyecto se circunscribía a la capital.

El Sr. Peset propuso que siguieran encargándose del asunto las mismas personas. Así se acordó.

El Secretario informó de que no se había recibido el informe que se solicitó al Dr. Pertegás sobre el asunto de los nichos del Cementerio.

Se informó de que la sección de veterinaria se había disuelto por falta de socios. Se acordó suprimirla.

Se habló después del asunto de cambio de local y se recordaron los proyectos que había.

Se acordó que se volviera a estudiar la propuesta del Dr. Moltó sobre la creación de una cooperativa. La comisión estaba formada por Vila Barberá, Alcober y Moltó.

El Sr. García Brustenga informó de sus conversaciones con el dueño del local que había ocupado el Hotel Roma ya que supo que este señor podía ceder una habitación a una agrupación de sociedades científico-literarias que se fusionaron con el Instituto. Se acordó hacer gestiones oficiosas con los secretarios de estas entidades.

El Presidente dio cuenta de que por enfermedad del Sr. Calvo Lucía las cuentas de Tesorería obraban en poder la familia.

Se acordó esperar a que se recuperara y sus funciones las asumía el Vicetesorero.

Se trató el tema de estudiar nuevas formas de admitir socios ya que los que lo solicitaban a principio de verano no podían ingresar hasta otoño.

El Sr. Pastor propuso hacer lo que sucedía en Diputación, es decir, una Junta permanente que funcionara y tomara decisiones en verano.

Se acordó que pudieran entrar condicionalmente.

El Secretario propuso la creación de una comisión de publicidad que se encargaría de redactar la información sobre todo lo que sucedía en el Instituto tanto para la prensa profesional como diaria.

Se aprobó y se nombró para la misma a los Sres. Alcober, Mestre y García Brustenga.

También se acordó hacer gestiones con el Ayuntamiento para que no apartara de sus presupuestos la subvención al Instituto.

Se aprobó convocar a la Comisión de la Asamblea Médica Regional para el sábado próximo para continuar los trabajos sobre la misma.

El Presidente propuso invitar al sabio doctor Carracido, de Madrid, para que diese el discurso de la sesión inaugural del curso. Se aprobó.

Portada del Libro homenaje que se entregó a la familia del Dr. González Castellano

6 de octubre de 1917, Junta general ordinaria

Presidió el Sr. Baldoví.

El Secretario dio cuenta del fallecimiento del los Sres. Francisco Rodríguez González Fornos y D. José Aguilar Blanch. Se acordó que constara en Acta el sentimiento de la Corporación, al igual que por el fallecimiento del hijo del Dr. Bartual, de la que informó el Dr. Alcober.

Se acordó admitir a los socios propuestos en anteriores sesiones.

El Secretario dio cuenta de lo hablado en la Junta directiva sobre cobrar 50 pesetas por reingreso de socios.

El Sr. Albert propuso una moción, que presentaría por escrito, por la que solicitaba que se modificara el Reglamento en el sentido de eliminar la cuota de reingreso. El Dr. Vila Barberá hizo suya la petición.

De momento se acordó que entrara de forma condicional.

Se dio cuenta de los acuerdos de la Directiva sobre la Biblioteca circulante, Comisión de Publicidad, Sección de Veterinaria, Clases de idiomas, cambio de local y Asamblea Regional.

El Sr. Alcober llamó la atención sobre el llamado Dr. Wander que ejercía en Valencia propagando un libro de materias profesionales que pugnaba con el estado de los conocimientos médicos.

Se acordó remitir oficios al Gobernador, Colegio de Médicos y Academia de Medicina. A esta última un ejemplar de la mencionada obra con el fin de que averiguara si dicho señor ejercía con el debido derecho y pedir se prohibiera la lectura del libro después del dictamen que se le adjudicara.

18 de octubre de 1917, Junta directiva

El Presidente expuso el motivo de la reunión y es que el Dr. Carracido, rector de la Universidad central, había aceptado la invitación para dar la conferencia del acto de apertura de curso.

Se acordó contestarle dándole las gracias y solicitar el Paraninfo de la Universidad.

También se acordó obsequiarle con un banquete al que podían ir no sólo médicos sino otros profesionales, y concederle el título de Socio honorario.

Se acordó encargar a la Comisión de Publicidad o propaganda que organizara el banquete y elaborara la información para la prensa, así como otros asuntos relacionados con la visita del Dr. Carracido.

El Secretario leyó una invitación del Ayuntamiento al acto en el que se nombraba hijo adoptivo a Maximiliano Thous y Orts. Se comisionó al Dr. García Brustenga.

A petición del Dr. García Brustenga se acordó por unanimidad felicitar al Dr. Faustino Barberá por el éxito obtenido en Madrid con motivo de su conferencia sobre la enseñanza de los sordo-mudos.

Se acordó aceptar el ofrecimiento del Sr. Bermejo y Vida de dar una conferencia en el Instituto.

3 de noviembre de 1917, Junta general ordinaria

Presidencia del Dr. Perales

Fueron admitidos como socios Rafael Colvée Reig (médico, residente), Ricardo Morales Abril (farmacéutico, reingreso), Ernesto Carrascosa Ferrero (farmacéutico de Buñol, corresponsal), Rafael ferrer Marín (médico, residente), Juan León Herrero García (farmacéutico de Guardamar, farmacéutico), Francisco Miguel Casanova (médico, residente), Juan Marco Navarro (médico, residente, reingresado) y José Mateu Martínez (farmacéutico, reingreso).

Los señores reingresados fueron admitidos condicionalmente.

El Secretario dio cuenta de una carta del Dr. Salvat agradeciendo las alusiones de que fue objeto con motivo de las discusiones sobre vacunación antitífica en esta Corporación. También informó de haberle contestado.

1 de diciembre de 1917, Junta directiva

El Sr. Barberá agradeció la  felicitación de que fue objeto en la sesión anterior.

Se aprobó dar orden al tesorero para la venta del Resíduo amortizable del 5% y autorizarle para el cobro de intereses de la Caja de Ahorros.

Se acordó esterar (poner moqueta) el salón y la Biblioteca.

Se presentó la comunicación del Dr. Albert Prósper sobre el reingreso de socios. Se acordó modificar el reglamento de la siguiente forma: “Los socios excluidos en virtud de los preceptuado en el Art. 15 y los que voluntariamente dejen de pertenecer a la Sociedad, no podrán reingresar en la misma sino en el caso de abonar previamente las cuotas que adeuden hasta el momento de su cese como socios, y además perderán el número que anteriormente tuvieron en el Escalafón del Instituto, siendo considerados como socios nuevos a los efectos del Art. 11’.

El Secretario dio a conocer los presupuestos para 1918 a los que no se puso objeción alguna.

1 de diciembre de 1917, Junta general ordinaria

Se propuso para socios a Francisco Bellver García (médico, residente), Luis Bellver Ibáñez (médico, residente) y Fernando Sastre Olamendi (médico, residente).

Se dio lectura al documento del Sr. Albert prósper sobre el reingreso de socios.

Se dio lectura a la modificación del Reglamento.

15 de diciembre de 1917, Junta directiva

Presidó el Dr. Peset

El Dr. Peset informó del viaje del Dr. Vincent, de París, a Barcelona y propuso que se le podría invitar a Valencia aprovechando que se encontraba en España.

Se le dio poder al Dr. Peset para invitar al mencionado Sr. ya que éste partía en breve a Barcelona.

El Secretario dio lectura a la comunicación que se dirigía a los secretarios de todas las corporaciones intelectuales de Valencia, encaminada a la reunión de todas en una misma casa social. Se aprobó enviar la mencionada comunicación.

29 de diciembre de 1917, Junta general extraordinaria

Presidencia del Dr. Torrens

Se leyó el informe de la comisión que había de estudiar los presupuestos de 1918.

El Sr. Gay manifestó que, a pesar de formar parte de esa comisión, veía con preocupación que cada año se quitaban alicientes a los socios, como suprimir las clases de idiomas. Creía que habría más socios si estas clases se reanudaban y se ofrecía una Biblioteca mejor. Los fondos podían sacarse de los capítulos de imprevistos y de la sección de Beneficencia.

El Contador expuso las razones que tenía la Junta directiva para suprimir las clases de idiomas. Al final del curso sólo llegaban cinco o seis alumnos y el gasto era de 800 pesetas. Informó de que los gastos del capítulo de imprevistos se usaban para las conferencias invitadas. También señaló que no se podían aumentar los gastos porque los socios disminuían.

El Sr. Gay señaló que su crítica no iba dirigida al contador sino que no creía que no se gastaba la totalidad de las 1.000 pesetas. Volvió a insistir en las deficiencias de la Biblioteca.

El Sr. Aguilar Martínez informó de que la Biblioteca apenas se usaba y que casi nadie pedía libros prestados.

El Presidente propuso que se aprobaran los presupuestos como estaban.

García Brustenga dijo que se podían ensayar de nuevo las clases de idiomas, aunque sólo fuera tres meses.

El Sr. Vila Barberá señaló que lo que se comentaba era secundario. Que se estaban estudiando desde Secretaría nuevos proyectos científicos que podían atraer a socios y solucionar los problemas del Instituto.

El Sr. García Brustenga solicitó que se aumentara a 1.000 pesetas el haber del oficial de secretaría y a 850 el del conserje, y que todo ello se saque de la partida de imprevistos.

Con esta modificación quedaron aprobados los presupuestos para 1918.

El Sr. Barberá Martí leyó un telegrama del Inspector general de Sanidad felicitándole por la reciente conferencia. Solicitó que de la partida de Beneficencia se dieran 50 pesetas a Fontilles y recomendó a los socios que dieran un donativo para el Sanatorio.

 

[Estas anotaciones se han podido realizar gracias al Proyecto de Investigación del Ministerio de Educación, HAR2008-04023].

2 comentarios en “El Instituto Médico Valenciano en 1917 (I)

  1. Pingback: El Instituto Médico Valenciano en 1917 (II) « Medicina, Historia y Sociedad

  2. Pingback: Entradas en este Blog dedicadas al Instituto Médico Valenciano (1898-1936) | Medicina, Historia y Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s