Juguetes y medicina: Mis sentidos, de Eduland

Mis sentidos es un juguete importado de Eduland, una marca de El Corte Inglés creada, según ellos, “pensando en el desarrollo y formación de los niños”. “Pretende ayudar a los padres en la educación de sus hijos mediante estos nuevos juguetes educativos, que están dirigidos no sólo a niños en edad preescolar, sino también a los más mayores que todavía necesitan una formación”. Ayudan a desarrollar capacidades como la inteligencia, la motricidad, el lenguaje, la orientación, la habilidad manual, la imaginación, etc.

Mis sentidos enseña a los niños precisamento eso: saberes sobre la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto, conectándolos con cuestiones de la vida cotidiana de una manera sencilla y muy amena.

En la sección dedicada al sentido de la vista se propone y enseña a fabricar una cámara oscura, realizar las experiencias que titula ‘Dedos flotantes’, ‘Agujero en la mano’, se explora la visión binocular, cómo encontrar el ojo dominante y tu punto ciego, etc.

En la del oído se habla y se hacen experimentos sobre las ondas sonoras, las vibraciones, el tono y la frecuencia, cómo fabricar una guitarra sencilla y un teléfono, cómo usar un estetoscopio, cómo hacer un audífono, qué es la pérdida de audición, etc.

En la sección sobre el tacto se invita a comprobar la sensibilidad, a hacer experiencias sobre el frío y el calor, cómo confundir a los receptores tactiles, sentir las vibraciones, percibir y medir el pulso, se explica qué es el Braille, etc.

El la que se dedica al olfato se propone oler un limón, cuáles son los grupos de olores básicos, realizar el test de fatiga olfativa, cómo fabricar una bomba fétida, cómo destruir malos olores, cómo elaborar un perfume, cómo preparar papel perfumado, cómo identificar olores con los ojos vendados, etc.

Por último, en la parte relativa al gusto, se explica cuál es la función de la saliva, que compruebes tus papilas gustativas, cómo hacer un cuadro con los diferentes sabores, cómo varía el sentido del gusto con la edad, cómo comprobar la acidez de los alimentos, propone hacer un molde de la boca y lengua, y realizar varios juegos sobre el sabor.

Cada sección viene precedida de una explicación de la fisiología de cada uno de los sentidos. Por tanto, es imprescindible utilizar el libro de instrucciones y propuestas, que ocupan 61 páginas bien editadas e ilustradas y con espacios para tomar notas.

La caja contiene además, un soporte para tubos de ensayo, tubos de ensayo, recipientes con tapa, estetoscopio, bolsa de exploración táctil con 10 objetos, cuentagotas, prisma, puzzle, arcilla, lentes, cuchara medidora, bolsas de algodón, embudo, papel de filtro, disco para determinar el daltonismo, lupa, etc. Para realizar algunas de las experiencias que propone, se necesitan otros artículos que pueden encontrarse con facilidad en todas las casas.

Sin lugar a dudas un juguete educativo muy interesante y muy asequible económicamente hablando, que enseña a los niños cómo funcionan nuestros sentidos.