Geolocalización en el estudio de la fiebre tifoidea en Katmandú

Nuevas tecnologías que no resultan ya ‘tan novedosas’ como Google Earth, han sido utilizadas en ocasiones en la investigación científica. Estos días hemos sabido que investigadores del programa exterior del Wellcome Trust en colaboración con las Unidades de Investigación Clínica de la Universidad de Oxford ubicadas en aquél país y en Nepal, han utilizado la técnica de secuenciación de ADN y el GPS para cartografiar los brotes de fiebre tifoidea y su propagación. Los resultados se publicaron en la revista abierta Open Biology (Stephen Baker et al, Research article: Combined high-resolution genotyping and geospatial analysis reveals modes of endemic urban typhoid fever transmission, Open Biol October 2011 1:110008; doi:10.1098/rsob.110008).

La fiebre tifoidea o tifus abdominal es una enfermedad infecciosa epidémica febril, de larga duración, que se caracteriza por cursar con esplenomegalia y dolor abdominal y fiebre diaria remitente que se acompaña de escalofríos, sudoración profusa, aumento de la frecuencia y debilidad del pulso, adelgazamiento y diarrea. El agente causante es la Salmonella typhi o bacilo de Eberth-Gaffky o Salmonella paratyphi A, B, o C. El mecanismo de contagio es, igual que el cólera y otras, fecal-oral a través del agua y de alimentos contaminados con deyecciones.

Durante siglos se confundió esta afección con otras enfermedades, especialmente con las que producían estupor. Entre los primeros que la estudiaron encontramos a Pierre Bretonneau (1778-1862), y Pierre Charles Louis (1787-1872). Los ingleses Alexander Stewart (1813-1883) y William Jenner (1815-1898) contribuyeron a diferenciarlas del tifus exantemático. Fue Karl Eberth (1835-1911) el que aisló los bacilos en los ganglios mesentéricos y en el bazo de los cadáveres con la enfermedad. Robert Koch también colaboró en su estudio, y Georg Gaffky (1850-1918) los aisló y cultivó en medios artificiales, con lo que se estableció definitivamente la relación entre el bacilo y la enfermedad.

El perfil epidemiológico de la fiebre tifoidea es peculiar debido a su estrecha conexión con la distribución de las aguas potables y el alcantarillado. Ha habido epidemias que se han estudiado a fondo e incluso se ha visto que se realizaron minuciosas cartografías en las que se registraban los casos por casas, por calles y por barrios, llegando  incluso a identificar el origen del foco. Hubo brotes serios, por ejemplo, en España, en Madrid y Barcelona entre el último cuarto del siglo XIX y el primer tercio del XX.

Aunque las técnicas actuales son más fiables y exactas, en las zonas con una carga alta de morbilidad y una diversidad genética de los gérmenes, sigue siendo difícil analizar cómo aparecen los brotes y se propagan. En el caso al que nos referimos, se han creado mapas genéticos geográficos y precisos de la evolución de la fiebre tifoidea permitiendo rastrear de forma fácil la fuente de las bacterias. Los investigadores visitaron a lo largo de cuatro años los hogares de Katmandú con afectados, registraron su ubicación con GPS y posteriormente se analizó el genotipo de la cepa responsable. Tres cuartas partes de los pacientes se habían infectado con la Salmonella typhi y el cuarto restante, con la Salmonella paratyphi A. Genéticamente son muy diferentes, pero han evolucionado dando lugar al mismo cuadro sintomático.

Los autores del estudio comprobaron que las personas que vivían cerca de las fuentes de agua y en zonas de menor altitud eran más propensas a infectarse. Asimismo, pudieron poner de manifiesto la importancia de los portadores sanos en la propagación de la infección. No eran significativos el tamaño de la población ni la densidad, contrariamente a lo que podía pensarse. Los hallazgos pueden ser de gran interés para el control de la fiebre tifoidea y pueden servir de modelo para el estudio de otras enfermedades.

Para el que esté interesado, diríjase al artículo original mencionado.

This image was published in a Public Library of Science journal. Their website states that the content of all PLoS journals is published under the Creative Commons Attribution 2.5 license.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s