El ‘606’ en ‘El Liberal’ (1910) (2)

Después del artículo que reprodujimos en el post pasado, el trabajo de Sixto Martín que apareció el 21 de septiembre de 1910, insertamos en esta ocasión una noticia que se publicó tres días después, en la que se informa de la primera inyección de ‘606’ en España. Siguen otras en las que se sigue proporcionando datos de las pruebas que siguieron con sus pormenores correspondientes. Por útimo, un artículo redactado por un profesional, el Dr. Ruíz Casal, que resume la conferencia impartida por Sixto Martín Miquel en el Instituto Rubio. En él empieza a hacerse balance del tratamiento de la sífilis con el ‘606’. No hay más que leer las conclusiones numeradas.

El 606 en Madrid
La primera inyección

El primer enfermo tratado en Madrid con la novísima fórmula de Ehrlich, ha sido un soldado del regimiento de María Cristina, al que ayer mañana le puso una inyección intramuscular  de «dioxidiamidoarsenobenzol» (nombre científico del «606») el doctor Bandelac.

La operación so efectuó en el Hospital Militar de Carabanchel ante muchísimos médicos militares y bastantes civiles.

El nuevo preparado, que conforme viene de Alemania ofrece el aspecto de un polvo amarillo, ha de mezclarse previamente en un mortero con una disolución alcalina poco concentrada de potasa cáustica, por ejemplo.

La inyección se puede aplicar con una jeringa Roux, que es la que se emplea para las inyecciones de suero antidiftérico, y no ofrece nada de particular en su técnica, salvo las elementales reglas de asepsia que siempre se observan en esta clase de manipulaciones.

El paciente, que es un avariósico de segundo periodo, no se quejó apenas al sufrir la inyección, y por la tarde no presentaba ningún síntoma que indicara anormalidad en su estado.

Hoy continuarán las pruebas comenzadas ayer por el doctor Bandelac en San Juan de Dios.

Probablemente hoy por la mañana irá el Sr. Bandelac al Hospital San Juan de Dios a aplicar el ‘606’ a algunos enfermos.

Presenciará las operaciones el ministro de la Gobernación y muchos médicos de la Beneficencia provincial.

El Liberal, viernes 23 de septiembre de 1910, p. 1

++++++++++++++++++++++++++++++++++

El ‘606’ en Madrid
Por fin, ayer mañana puso el doctor Bandelac de Pariente la primera inyección del ‘606’ a un enfermo de San Juan de Dios.

Con idéntica expectación que la tarde anterior, y con igual solemnidad, procedió a preparar la inyección, ayudado por el médico de Sanidad Militar Sr. Bastos.

El enfermo elegido fue uno del pabellón quinto, que dirige el doctor Bombín. Se trata de un caso de avariosis reciente, con sifílide papulosa, y una adenitis inguinal supurada que ayer mañana, a primera hora, operó el doctor Bombín, respetando de propio intento los ganglios infartados.

La inyección, cuya técnica, según ya dijimos, no ofrece ninguna dificultad, la sufrió el paciente sin aquejar ninguna molestia.

Y ahora a esperar los resultados, que es lo que importa, y a efectuar nuevas experiencias en enfermos específicos de diferente aspecto clínico.

Una protesta
Nos han escrito varios médicos protestando de las dificultades que se les han puesto en el Hospital de San Juan de Dios, para presenciar las experiencias del ‘606’, a pesar de alegar carácter profesional.

En verdad que cualquier cosa se le pudiera haber ocurrido mejor al que dio tales órdenes que la idea de poner trabas a los médicos, que son los más interesados en esta cuestión.

El Liberal, lunes 26 de septiemre de 1910, p. 2.

++++++++++++++++++++++++++++++++++

El ‘606’
En San Juan de Dios

El doctor Bandelac ha efectuado dos nuevas inyecciones de ‘arseno benzol’ -cuya fórmula química es C12 H12, O2 N2 A2- a un enfermo y a una enferma del Hospital de San Juan de Dios.

La enfrma, que pertenece al pabellón cuarto, a cargo del doctor Lozano, tiene cuarenta y cinco años y se encuentra en el tercer periodo de la avariosis, con manifestaciones externas de bastante importancia en el antebrazo izquierdo, del que ha hecho un modela en cera el escultor anatómico Sr. Zofio, para poder apreciar luego mejor los progresos de la curación.

El primer paciente que fue sometido a la acción del ‘606’ha sido escrupulosamente reconocido, observándose que tienden a mejorar los síntomas externos.

Los demás enfermos, siguen sin novedad.
***
El médico de Sanidad Militar D. Angel Morales, comisionado por el ministro de la Guerra para estudiar en Alemania el ‘606’, ha celebrado con el doctor Ehrlich una importante conferencia, en la que éste ha proporcionado muy interesantes datos sobre la técnica del nuevo procedimiento.

El Sr. Morales asiste actualmente a la clínica del célebre especialista Pynkus, y luego irá, por indicación del mismo Ehrlich, a Magdeben, para presenciar las aplicaciones del ‘606’en las clínicas del doctor Shreiber.
***
A Franfort
Enviados por la Beneficencia municipal de Madrid han salido para Francfort, con objeto de proseguir los trabajos del doctor Ehrlich, los médicos D. Antonio Navarro Fernández, antiguo jefe clínico de San Juan de Dios, y D. Jacinto Navarro Sánchez.

El Liberal, Sábado 1 de Octubre de 1910.

++++++++++++++++++++++++++++++++++

Instituto Rubio
Del ‘606’

La primera conferencia de este curso en el Instituto Rubio ha estado a cargo del Doctor D. Sixto Martin Miguel, el cual ha hecho un acabado estudio del tratamiento de la avariosis por el ‘606’. Era de esperar que el referido Centro científico tomara activa parte en dicho asunto y diera su dictamen sobre el remedio de la peste moderna, que, después de hacer sus estragos durante siglos, parece llamada a desaparecer de la famosa fórmula inventada por el eminente doctor P. Ehrlich. El mundo entero celebra el acontecimiento ante la idea de acabar de una vez con la terrible enfermedad que tiene sus víctimas en todas las edades y clases sociales, y ante la deseadas esperanzas de regeneración que nos ofrece el ilustre sabio alemán. Llega el remedio de Ehrlich cuando la infección avariósica preocupaba más a los pensadores, considerándola como una enorme calamidad social, que después de prostituir familias enteras y envenenar la procreación, aumentaba considerablemente el número de paralíticos, dementes y degenerados. Deber de todos es contribuir al esclarecimiento de la verdad nueva. Y es interesantísimo lo que se dijo en la conferencia que nos ocupa. El doctor Sixto Martín es ilustrado profesor de enfermedades de la piel, sífilis y venéreo del Instituto Rubio. Como médico militar ha ido a Alemania, comisionado por el Gobierno para hacer estudios sobre la serorreacción de la sífilis y tratamiento de las enfermedades de la piel por los rayos Finsen. El doctor Martín ha estado dos meses en Viena y Berlín, asistiendo a las Clínicas de los profesores Finger y Lang, y ha practicado gran número de inyecciones del ‘606’, trayéndose interesantes historias clínicas, que han sido la base de su conferencia.

Además del Cuerpo de profesores y alumnos del Instituto Rubio, han acudido a oír al conferenciante muchos médicos de Madrid, ansiosos de conocer la opinión de persona tan autorizada para tratar de la curación del mal de la averia.

Según el doctor D. Sixto Martín, las conclusiones que puedan hacerse de lo que hasta la fecha se sabe del ‘606’, son las siguientes:

1ª.-  Que el estado general del enfermo mejora extraordinariamente, a la par que lo hacen las lesiones que le colocaron en estado tan lamentable, y que teniendo por lo tanto, dicha medicación esta buena propiedad, desaparece aquella contraindicación que, por ejemplo, existía en la tuberculosis con el mercurio.

2ª. -Que siendo su dosis igualmente no tóxica a 0,30 que a 0,60 y hasta 0,80 centígramos, deben emplearse estas dos últimas cantidades pues algunos casos muy raros de recidivas, son, indudablemente, debidos a la pequeña cantidad de medicamento empleada, que no ha podido extenderse por todo el organismo, alcanzando aquellos puntos donde estaba escondido el ‘spirichete’, el cual, libre de la acción del medicamento, vuelve al cabo de tiempo a tomar nuevo incremento para volverse a extender por todo el cuerpo.

3ª.- Que todas las lesiones sifilíticas en su periodo florido, primero, segundo y tercero, curan muy rápidamente con este método.

4ª.- Que en las lesiones sifilíticas, nerviosas y cerebrales, debe obrarse con prudencia; pero esto no quiere decir que deba dejar de emplearse este tratamiento con grandes esperanzas de éxito, sobre todo si estas lesiones son recientes.

5ª.- Que en los casos de sífilis hereditarias recientes (pénfigo) pueden esperarse casos de curación verdaderamente sorprendentes, pero haciendo las salvedades necesarias, puesto que hay niños que sucumben a poco de poner la inyección, no por efecto de ésta, sino de la enfermedad.

6ª.- Que así en las lesiones parasifilíticas como en las hereditarias tardías, aun cuando se han obtenido algunos casos de éxito, no puede, sin embargo, afirmarse aún nada concreto por ser éste un asunto que está en estudio.

7ª.- Que la inyección estácontraindicada en todos aquellos que presenten lesiones viscerales que no sean de origen sifilítico, principalmente lesiones orgánicas de corazón y riñón, así como de fondo de ojo. También debe obrarse con reserva en los alcohólicos. El embarazo es para algunos, como Glück, una contraindicación; pero otros, a la cabeza de los cuales tenemos a Neissen, no lo consideran así.

8ª.- Que de los accidentes citados hasta la fecha como desgraciados debidos a la medicación, ninguno de ellos está razonadamente fundado, para poder achacar al medicamento tal accidente; sólo se cita un caso do neuritis del óptico, que se presentó después de la inyección, y aún se está discutiendo sobre el origen de esta neuritis. Ningún valor quitaría tampoco a esta medicación el citar dos o tres casos de esta naturaleza entre los 11.000 que va se han tratado.

9ª.- Creo que el doctor D. Sixto Martín no ha de tardarse en encontrarle otras varias aplicaciones al ‘606’. Las últimas publicaciones francesas nos hablan ya de un caso de lepra que mejoró extraordinariamente con el ‘606’.

El doctor Martín terminó su notabilísima conferencia con esta interrogación: ¿Tendrá alguna relación la acción del ‘606’ en esta enfermedad con la reacción positiva que Wassermann nos da de ella al igual que en la sífilis?

Fue el conferenciante muy felicitado y aplaudido por sus compañeros. El discurso del doctor Martín, debidamente documentado, honra a su autor y al Instituto Rubio. Sin duda, los médicos españoles prestan el concurso de sus actividades al progreso científico moderno; y a la hora presente, cuando se resuelve problema de tanta trascendencia, acuden con entusiasmo donde les llama su deber profesional.

Dr. López Campillo. El Liberal, Martes 11 de octubre de 1910.

[Proyecto HAR2008-04023]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s