La British Library ofrecerá 65.000 libros gratuitos del siglo XIX para el Kindle

Mientras las grandes editoras buscan la manera de que paguemos más por los libros electrónicos, la British Library va a ofrecer más de 65.000 primeras ediciones del siglo XIX  para descargar gratuitamente. Podrán leerse en el Kindle de Amazon. Se ha optado por esta época porque los derechos de autor han caducado.

Si alguien quiere el libro impreso, también lo podrá adquirir en Amazón a un precio de unas 15 libras, según Telegraph.co.uk.

La digitalización ha sido realizada gracias a un acuerdo anterior de la British Library con Microsoft.  Muchas de las obras de esta etapa que están en esta gran biblioteca no están en otras; viene a ser un cuarenta por cien del total. Lo interesante es que se podrán leer en el Kindle con la tipografía original y con las correspondientes ilustraciones.

Todas estas iniciativas nos llevan a reflexionar sobre cómo las grandes bibliotecas se han abierto al mundo. ¿Cuántos lectores han ganado? Posiblemente millones. Por ejemplo soy un gran usuario de las obras médicas del siglo XIX francesas, disponibles a través de Gallica, de la Biblioteca Nacional y de la BIUM. La única manera de consultar estos libros hace apenas unos años era desplazarse a París, obtener el carnet de lector y pasar días y días consultando los fondos, con la consiguiente inversión de tiempo y dinero. Por suerte nuestra Biblioteca Nacional se ha subido también a este tren.

Vía: Telegraph.co.uk (7 de Febrero, 2010)

La situación de los derechos humanos en el mundo

En los últimos veinte años la organización independiente Human Rights Watch ha venido publicando informes sobre la situación de los derechos humanos en más de noventa países y zonas del planeta. Sus miembros trabajan conjuntamente con los activistas en pro de los derechos humanos de cada lugar con el fin de obtener una imagen más fidedigna de la situación.

Ya se puede descargar en formato pdf el Informe correspondiente a 2010, que recoge los datos de 2009. Con mucha frecuencia los gobiernos violan los derechos humanos y tratan de evitar que llegue a la opinión pública. Una manera de hacerlo es perseguir y es callar a los mensajeros que realizan las denuncias.

En la página web se muestra un mapa interactivo en el que podemos seleccionar el país. Se nos muestra entonces el informe correspondiente. En la misma página podemos encontrar también varios informes de tipo monográfico como Abusing Patients, donde se denuncia la colaboración de profesionales de la salud en torturas y tratos inhumanos y degradantes.

Desde el menú horizontal superior se accede a otras secciones. En una de ellas se habla al trabajo que realiza la organización; en otra de diversas publicaciones; otra da acceso a una serie de noticias. Asimismo hay una sección multimedia con reportajes fotográficos y de vídeo sobre la mortalidad materna en la India, la vida en las minas, el derecho al alivio: los cuidados paliativos en la India, la situación de los gays y lesbianas en Burundi, etc.

Enlace: Human Rights Watch. World Report 2010