El vestido en la primera infancia (1935)

Los tratados populares de medicina son muy interesantes y sobre todo si se analizan desde una perspectiva histórica. Contienen en ocasiones ilustraciones magníficas que recogen el estilo y gustos de cada época.

Me ha llamado la atención del Tratado popular de medicina, dirigido por un tal doctor Saimbraum, que se tradujo al castellano y fue publicado en Barcelona por Ediciones Hymsa en 1935, cómo se explican las formas de vestir al recién nacido. El libro lo comentaremos en otra ocasión.

En el capítulo ‘Higiene de las edades’, parte consagrada al vestido en la primera infancia, habla de dos procedimientos para vestir a los niños. Lo que llama ‘Vestido a la francesa’ y ‘Vestido a la inglesa’.

El vestido a la francesa -dice- se llama también ‘mantillas’, y es conocido desde muy antiguo. Lo emplearon los romanos, que envolvían por completo al niño desde la cabeza a los pies con varias capas de tela, sujetas exteriormente por vendas, de modo que la criatura quedaba materialmente embutida entre ropa. Hoy -sigue diciendo-, el vestido a la francesa consiste en envolver únicamente la parte inferior del cuerpo en una mantilla de lana. En realidad, ésta es la mejor manera de mantener caliente al niño, principalmente hasta los dos o tres meses.

“En esta forma de vestido, la parte superior del cuerpo queda envuelta por tres juboncitos: el primero, llamado propiamente camisa, es de tela fina y queda en contacto inmediato con la piel; el segundo, que sirve de abrigo, es de franela o de punto, según la estación; y el tercero, que hace las veces de vestido exterior, es de algodón. Estos juboncitos no deben rebasar en longitud la región umbilical”.

Describe después de forma pormenorizada la forma de vestir al niño paso a paso. Finaliza señalando que el vestido a la española es prácticamente igual.

El vestido a la inglesa, que cada vez se extiende más por todo el mundo -señala-, es superior al francés, sobre todo a partir del tercer mes.

Para la parte superior se usan también los tres juboncitos descritos. Para la inferior también se emplea un pañal en forma triangular colocado ‘a guisa de pantalón’; pero los otros dos pañales se substituyen por unos pantalones de franela, que se cierran por delante del abdomen y por las partes laterales mediante botones, o con agujas imperdibles para que se ajusten mejor. Quedan así libres las piernecitas y el niño las puede mover.

Los pies se abrigan con unos calcetines y zapatitos de lana. Finalmente se recubre todo el cuerpo con un vestido largo de franela o de lana.

El vestido a la americana incluye ropas que dejan el cuello, los brazos y las piernas libres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s