Exposición sobre Larra

Desde 1980 enseño en la Universidad de Valencia. A lo largo de los años he podido comprobar la preparación de los estudiantes. Cuando hablo de preparación me refiero a los conocimientos y prácticas que se supone que el estudiante ha adquirido a lo largo de los procesos educativos regulares, y a lo que ha aprendido por voluntad e interés propios. Lo que podemos llamar “formación de tipo medio” se está empobreciendo año tras año, curso tras curso. Quizás sepan de temas muy concretos pero son ignorantes en otros muchos. Problema de los modelos educativos, de los constantes cambios de planes en la enseñanza, del camino hacia la decadencia que recorre nuestra sociedad y cultura… No sé.

En mis clases hago referencia en ocasiones a escritores y alguna de sus obras, a películas de cine, a noticias de actualidad, etc. Vaya un ejemplo. A Sigmund Freud hace unos años lo conocían todos. Ahora un porcentaje reducido de cada curso. Algunos han oído hablar de Baroja, pero nadie sabe decirme quién es Albert Camus o Azorín. Y así podría seguir. Confío en que algunos estudiantes los conzcan y se callen, pero el empobrecimiento es patente, no sólo en el campo de la literatura sino en otros muchos como el cine. Puede que este tipo de conocimientos no sean directamente decisivos para ser un buen médico, pero sí lo son para conocer la sociedad y la cultura en la que se ejerce, su historia, sus problemas, sus valores, sus símbolos… y, desde luego, para que el cerebro razone de forma fértil.

Al hilo de estos comentarios, la semana pasada estuve en Madrid y puede ver la exposición que sobre Mariano José de Larra acoge la Biblioteca Nacional (Larra: Fígaro de vuelta, 1809-2009). Está organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales con motivo del segundo centenario del nacimiento de Mariano José de Larra (1809-2009). “La exposición, comisariada por Leonardo Romero Tomar, reúne ciento cincuenta piezas que abarcan documentos autógrafos, libros, artículos, muebles, grabados, cuadros y grabaciones musicales relacionadas con la figura y la obra del que está considerado como el primer escritor moderno profesionalizado de la literatura española”. Acompaña a la exposición un documental que me pareció muy interesante.

Con motivo de esto estuve releyendo alguno de los artículos que están disponibles en la Biblioteca Cervantes en pdf y que se pueden cargar a un ebook. Quizás valga la pena comprarse la nueva edición de las obras completas en dos volúmenes que ha impreso Cátedra. Aparte de que es uno de nuestros clásicos, hay que ver la actualidad de sus artículos. Larra ya decía que este país no tenía solución, lo que algunos seguimos opinando doscientos años después. Menos mal que alguien se acuerda de este tipo de conmemoraciones para refrescarnos los recuerdos de las lecturas que algunos hicimos cuando cursamos el bachillerato. Es una lástima que muchos, entre ellos estudiantes universitarios de cualquier disciplina, se lo pierdan.

Sólo un pero. Como siempre digo, de cualquier exposición debería haber una versión digital en red. Respecto a los documentales, es el típico género que se pierde. Si no se comercializa o lo emite alguna televisión, acaba olvidándose. Si lo pagamos todos los ciudadanos, debería estar siempre disponible en la red.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s