El futuro de las publicaciones científicas

Transcurren los días, los meses, los años y las cosas van cambiando de forma natural en la Red. Blogs, wikis, twitter, redes sociales, acceso abierto… se hacen un hueco entre nosotros. Han pasado de ser una novedad en manos de unos pocos “adelantados” y “amantes de la novedad” al dominio de una gran cantidad de gente. Incluso los medios tradicionales, como la prensa escrita, la radio y la televisión los están incorporando. En la enseñanza, aunque un poco a lo loco, también están penetrando. Sin embargo, pocas iniciativas logran atravesar el invisible muro del mundo feudal de la “publicación científica”. Obcecados con “la excelencia” “viven en un mundo aparte” que incluso llega a contradecir el espíritu y el método de la propia ciencia.

Para quien esté interesado en el tema, recomiendo el artículo de Brian Whitworth y Rob Friedman, “Reinventing academic publishing online. Part I: Rigor, relevance and practice”, publicado en First Monday, Volumen 14, número 8, correspondiente al 3 de agosto de 2009. Aquí dejo el enlace al mencionado artículo.

También puede ser interesante la entrada del Blog de Michael NielsenIs scientific publishing about to be disrupted? (29 de junio de 2009).

Un comentario en “El futuro de las publicaciones científicas

  1. Un Chalchalero no es un Rolling Stone

    Acerca del “espinoso” tema de la revisión por pares en las publicaciones científicas.

    Todos quienes alguna vez hemos enviado un trabajo a una publicación de primer nivel internacional conocimos la incertidumbre acerca de su destino y, secretamente, le hemos temido a la humillación del trato desigual por llegar desde países alejados del centro geopolítico del planeta.

    ¿Temores infundados? ¿Simple complejo de inferioridad sudamericana? ¿Verdad o mentira?

    El paradigma vigente en el mundo científico se sustenta en la cantidad de papers que un investigador logre publicar en las revistas con referato más importantes del mundo o en los grandes congresos internacionales. De esta manera se establece un criterio de evaluación que orienta la asignación de recursos bajo la modalidad de subsidios, becas, nombramientos y su efecto colateral más complejo: el prestigio profesional, el reconocimiento de la comunidad de pares y la muy errática sensación de autorrealización personal. Por ello no resulta extraño que las personas dediquen grandes esfuerzos para que sus trabajos accedan a esos escenarios. Convertida en la medida de todas las cosas, la presión por publicar resulta en ocasiones inmisericorde y cruel. Así se ha originado una situación que se describe como “publicar o perecer” (“publish or perish”) revelando la trascendencia vital que este suceso tiene para la propia supervivencia del investigador.

    La inserción en el ámbito del saber de los criterios de productividad y eficiencia que proceden de la industria actualiza el áspero tema de las recompensas y del éxito. ¿Qué premio busca quien investiga? ¿Son sus resultados o lo que de ellos se deriva la meta personal del investigador? ¿Saber o triunfar es la meta?¿En qué moneda se cuenta el éxito científico? ¿Qué distingue a un científico de un rock star?

    Art{iculo completo en: http://www.laverdadyotrasmentiras.com/medicina/un-chalchalero-no-es-un-rolling-stone/

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s