La información sobre la seguridad en el uso de medicamentos en Internet

El pasado mes de enero en la sección Health del Wall Street Journal aparecía un artículo sobre las novedades de los sitios web dedicados a la salud. Se dice que este tipo de páginas habían recibido en 2008 más de 72 millones de visitantes, un 14 por ciento más que el año anterior, según comScore Inc. Las principales preocupaciones de estos eran la seguridad de los medicamentos prescritos, la calidad de atención y la capacidad de comunicarse con otras personas con problemas de salud similares.

Otros temas que han merecido el interés del público son la seguridad en la introducción de datos personales en algunos sitios, así como la recepción de alertas personalizadas y mensajes sobre asuntos de salud. Antes de lanzarse a rellenar formularios y proporcionar datos personales se recomienda siempre leer cuidadosamente la letra pequeña y los contenidos del apartado “políticas de privacidad”. Sin darse cuenta, a veces los usuarios autorizan a facilitar o transferir sus datos a empresas comerciales, lo que motiva que éstas contacten con ellos. La forma más habitual es el bombardeo de publicidad. A veces se piensa que los sitios de Fundaciones sin ánimo de lucro o gubernamentales están libres de este tipo de problemas, pero en ocasiones reciben el apoyo financiero de empresas que comportan contrapartidas.

El artículo proporciona después una serie de direcciones de sitios web recomendados. Uno de ellos es Consumermedsafety.org. Este sitio está patrocinado por el Institute for Safe Medication Practices (ISMP). Se trata de la única organización sin fines de lucro de farmacéuticos, enfermeros y médicos que preconiza el uso seguro de los medicamentos en los Estados Unidos. Según ellos, en este momento la prevención de errores en las medicaciones no sólo es problema de los profesionales sino que los pacientes también pueden jugar un destacado papel. Una cosa que hay que tener en cuenta es que la dispensación de fármacos no es igual aquí en España que en los Estados Unidos. Quizás lo hayamos visto de forma indirecta en algunas de las películas norteamericanas que nos “tragamos” cada año.

Una de las secciones del sitio web está dedicada a los informes que pueden presentarse de forma confidencial sobre algún incidente con medicamentos. Estos incluyen la administración de medicamentos equivocados, su concentración o dosis, confusiones por el uso de nombres parecidos, confusión de etiquetado, errores de prescripción, de dispensación, entre otros. Después de revisado el informe que emite el usuario, se abre una especie de expediente que identifica bien el problema y se informa -siempre con permiso- a la Food and Drug Administration y al fabricante sobre los etiquetados o embalajes  inadecuados y sobre los asuntos que puedan conducir a errores. Se consulta al interesado para solicitarle qué nivel de datos está dispuesto a permitir en caso de que haya publicaciones. En la página se informa con detalle al usuario de qué tipo de cosas debe comunicar. A continuación se inserta el formulario para tal fin.

Hay una serie de circunstancias que podrían llevar a errores. Por ejemplo, la carga de trabajo de una farmacia o la escasez de personal por motivos económicos; una receta del médico escrita de forma incomprensible; el almacenamiento de los medicamentos por orden alfabético que reúne fármacos con nombres parecidos (por ejemplo, Celebrex, Celexa y Cerebyx, o Zyrtec y Zyprexa); empaquetamiento y rotulación semejantes de productos diferentes; el creciente aumento del número de medicamentos; las prisas; el estrés y la distracción.

El sitio web también tiene una sección en la que se van insertando mensajes de alerta sobre medicamentos. La información procede de varias fuentes: de la propia Institución, de la US Food and Drug Administration (FDA), de los fabricantes, de la American Pharmaceutical Association, y de la National Library of Medicine, entre otros.

El usuario puede consultar además, información sobre los errores que se han ido comunicando, los motivos que los produjeron, qué factores influyeron y cómo se hubieran podido evitar. De ahí se derivan una serie de recomendaciones útiles para los consumidores.

También encontrará una sección de noticias generadas por ésta Asociación y otras instituciones relativas a la seguridad del uso de los medicamentos. Desde la página principal se puede acceder y suscribir al Boletín o Newsletter Safe Medicine.

Asimismo, los usuarios pueden recibir información personalizada previa comunicación de los medicamentos que está tomando. También se ofrecen herramientas y recursos complementarios.

Hubo un proyecto en el Ministerio de Sanidad y Consumo en 2006 y 2007 en el que se pretendía identificar y prevenir los riesgos que entraña el uso de medicamentos en los hospitales. La seguridad del sistema de utilización de los fármacos se contempla como una de las áreas fundamentales, ya que los errores de medicación son los tipos más frecuentes de errores y de los que se dispone de más información, fundamentalmente de aquellos que suceden en el ámbito hospitalario. Este hecho fue constatado en el estudio ENEAS (Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud. Estudio Nacional sobre los efectos adversos ligados a la hospitalización. ENEAS 2005. Informe, Febrero 2006. Ministerio de Sanidad y Consumo.), cuyos hallazgos indican que un 37% de los acontecimientos adversos detectados en pacientes ingresados estaban causados por medicamentos.

Otros estudios realizados en nuestro país, que se centran específicamente en el análisis de los acontecimientos adversos prevenibles por medicamentos, han puesto de manifiesto asimismo la elevada repercusión asistencial y económica de los errores de medicación. Por ejemplo, los errores en la medicación pueden causar acontecimientos adversos en el 1,4% de los pacientes hospitalizados, y motivan entre un 4,7%  y un 5,3%  de los ingresos hospitalarios. Esto demuestra la trascendencia sanitaria que suponen los errores de medicación y la necesidad de desarrollar programas de prevención. En España se ha tenido en cuenta precisamente El Medication Safety Self-Assessment (MSSA) for hospitals, herramienta diseñada por el Institute for Safe Medication Practices (ISMP), que ha resultado ser muy útil para la mejora continua de la seguridad de los sistemas de utilización de los medicamentos.

El tema es importante y el paciente y sus familiares también juegan un papel destacado. El diseño de sitios web como el que hemos comentado, es fundamental para proporcionar la información adecuada a los mismos. En foros y chats en los que se habla de enfermedades es habitual intercambiar información sobre medicamentos, dosis, efectos terapéuticos, efectos secundarios, etc. Eso siempre se ha hecho, pero el contexto era mucho más reducido. Ahora, con las posibilidades que ofrece Internet, la información que circula es extraordinariamente más amplia y circula a mayor velocidad.

En 2007 Juan Formigós y José Luis Alloza, del Departamento de Farmacología de la Universidad de Alcalá,  publicaron un artículo en Medicina Clínica (2007; 128(13):504-507) titulado “Farmacología Social de la información sobre medicamentos de prescripción en Internet”. Entre los resultados, su análisis mostraba “una gran cantidad de páginas de bajo nivel, con poca información, que además es inútil tanto para el médico como para el paciente (omisiones evidentes en cuanto a información de seguridad”. Por otro lado, la presencia de sitios web en Internet con la pretensión de ser un vademecum. Ningún sitio proporcionó datos de cada uno de los 17 medicamentos  motivo del estudio. Muchas páginas de los Estados Unidos omiten información sobre las interacciones y los efectos adversos y remiten al paciente a que consulte al médico. Sin embargo, no olvidan la posología. También señalan que no encontraron errores considerables o de bulto, o información falsa.

Otro tema relacionado, como sabemos, es el bombardeo de publicidad de medicamentos que todo el mundo recibe a través del correo electrónico y la venta de productos a través de la red. Pero este es otro tema.

uso_medicamentos

Technorati Tags: ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s