Homenaje a Darwin de los estudiantes de medicina de Valencia (1909). Parte 16

Seguimos con la entrega 16 de las noticias que aparecieron en la prensa nacional con motivo del Homenaje que los estudiantes de medicina de Valencia dedicaron a Charles Darwin, en 1909. Se trata de una nota de El Pueblo y de otra de El Universal.

El apreciable antropomorfo de La Voz, que quizás sin autorización superior fue a oír a Unamuno, trató de reseñar el hermoso acto del lunes y hacer a costa del mismo y del ilustre rector de la Universidad de Salamanca, algunos chistecitos de sochantre triste y taciturno.

¡A cuánto obligan los cochinos garbanzos!

Porque es seguro que quien tal escribe, aplaudiría in mente a Unamuno, a no ser que se aplicase lo que éste dijo respecto a ciertos seres que van hacia el mono.

En cuyo caso está medio justificada la indignación del antropomorfo y el temor de que sus hijos sean extraños ejemplares de Morfología.

Pero lo que no debe hacer el antropomorfo de referencia es atribuir discursos a quien no los pronunció, como Bartrina, por ejemplo.

Otro señor, en el mismo número de La Voz habla de espíritus veleidosos -así, con la B de su nombre- y dice que las teorías de Darwin están ya mandadas retirar.

Indudablemente tenía razón Unamuno: los que son hombres, los que luchan por vivir y descubrir verdades, son los que descendiendo del mono pugnan por dignificar y elevar la especie humana. Los otros, los que persisten en mantener el error, son los que descendiendo del mono vuelven hacia las especies inferiores.

Y de ahí por qué las protestas de La Voz.

Menudo contingente van a dar – si no se enmiendan- a los barracones de feria, si por desgracia tienen sucesión.

El Pueblo, 24 de Febrero de 2009

Y ahora la de El Universal de Madrid:

Una Universidad prostituida
En el salón de actos de la Universidad de Valencia se ha celebrado el lunes último la velada que una “Academia Médico escolar” organizó, como homenaje a Darwin.

No hay función sin tarasca, dice el vulgar adagio, y el papel de tarasca lo tomó para sí don Miguel de Unamuno, avezado a desempeñar ese papel para regocijo de sus oyentes y lectores.

Asiendo la ocasión por los cabellos, el rector de Salamanca, para hacer de las suyas, soltó al “respetable público” una serie de atrocidades, sacadas todas de su cabeza, que no tenían la más leve relación con Darwin, ni con sus hipótesis y tesis científicas.

El casquivano rector, no contento con escarnecer públicamente y en el Paraninfo de una Universidad del Estado los dogmas del catolicismo y las verdades de la fe católica, quiso enmendar la plana a Dios haciendo otro Decálogo, que desde el Sinaí de su lectura (¡San Baudilio de Llobregat!) promulgó el lunes de antruejo para los librepensadores del todo el mundo desequilibrado.

No hay para que hacer aquí reflexiones sobre los mandamientos de la ley de Unamuno…
Pero sí es necesario decir que, ni en pleno Carnaval, puede tolerarse, ni debe permitirse, que el salón de actos de una Universidad de un Estado católico sea prostituido de esa forma.

La ciencia, ni la libertad de la cátedra, tienen nada que ver con las chocarrerías de Unamuno, con sus blasfemias y propagandas de mitin anticlerical.

Llamamos la atención del señor ministro de Instrucción pública para que por el prestigio y seriedad del Magisterio, y para que los Centros de enseñanza no se utilicen como centros de reunión donde se infrinja el Código con ataques a los dogmas de la religión del Estado, tome las medidas necesarias a fin de que el hecho no quede sin correctivo, ni vuelva a repetirse.
El Universo de Madrid, 25 de Febrero de 2009.

Miguel de Unamuno

Technorati Tags: , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s