La Universidad de Carolina del Norte en tiempos de guerra

La Universidad de Carolina del norte en Chapel Hill reflexiona sobre cómo le han afectado las guerras. Lo hace a través de la exposición A Nursery of Patriotism: the University at War, 1861-1945 (Un vivero o semillero de patriotismo: la Universidad en guerra, 1861-1945).

La idea de asociar “patriotismo” y “universidad” tenía cierto atractivo —señalan los organizadores—. Después de todo la universidad fue fundada por los patriotas que lucharon en la Guerra. Pero, ¿cómo afectó esto a los estudiantes, a los profesores, a la institución? ¿se mostraron ansiosos por alistarse o, por el contrario, eran reacios a hacerlo? La universidad ¿debe participar en el entrenamiento militar o aceptar esto entra en conflicto con los ideales educativos?. ¿Afectó realmente la guerra a la Universidad? ¿Cómo reaccionó la comunidad universitaria?

Interesantes cuestiones de partida que se centran en tres momentos decisivos: la Guerra civil, la Primera guerra mundial y la Segunda guerra mundial. La organización de los documentos y de los materiales para la exposición de la primera parte se conocían por otra exposición anterior: The First Century of the First State University, (El primer centenario de la primera Universidad del Estado). Los relativos a las dos grandes guerras han desvelado según sus organizadores, muchas sorpresas, además de una impensable cantidad de información.

El sitio web dedicado a la exposición se divide en tres partes que se corresponden con los periodos de guerra mencionados. La primera, la de la Guerra civil, se subdivide en una introducción, una serie de historias personales, un capítulo dedicado a la escasez de suministros y otra al enrolamiento entre sus miembros.

La segunda sección (Primera guerra mundial) contiene los siguientes apartados: una Introducción, los Ecos de la Guerra civil, el Entrenamiento militar, los Servicios de información, Hombres en servicio, y finalmente Edward K. Graham. Unos dos mil doscientos cuarenta exalumnos y estudiantes participaron en distintos puestos militares. Veintiséis eran miembros de la Facultad. Quice murieron, otro de dieciocho años murió por enfermedad y veintiuno acabaron con heridas. La Universidad, sobre todo por la iniciativa del que entonces fue su presidente Edward K. Graham, quiso hacer un seguimiento de los miembros de su universidad que estaban en el frente. Se han reunido cartas, imágenes y otros recuerdos. Graham moría en 1918 víctima de la epidemia de gripe.

La tercera sección (Segunda guerra mundial) se divide en los siguientes apartados: una Introducción, Preparándose para la guerra, Programas de entrenamiento, Estudiantes en guerra, Miembros de las plantillas en guerra, y Celebración de la victoria. La Universidad vivió de lleno esta contienda. Su presidente Frank Porter Graham en 1940 telegrafiaba a Washington para ofrecerle las instalaciones. El ataque a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 sacaba a los estudiantes de su letargo. Un total de cuatrocientos alumnos formaron un batallón de cuatro compañías. Contribuyó también la instalación cercana de una escuela de preparación de pilotos. La Universidad se convertía en un lugar ideal para el desarrollo de programas adecuados para ello. El resto del personal participó en otras tareas. Se incluyeron cursos de ciencia naval, cartografía, tecnología, electrónica así como la enseñanza de varias lenguas como portugués, japonés, ruso, etc. Se aceleró asimismo el proceso de graduación y de admisión de nuevos estudiantes (hasta seis ocasiones al año) y las clases se impartían incluso en los habitaules periodos de vacaciones. La matrícula de mujeres durante ese periodo creció de forma extraordinaria. A medida que la guerra progresaba la implicación era mayor; había una convivencia total entre profesores, estudiantes, personal, militares, voluntarios, etc.

Estamos acostumbrados a ver la universidad en contextos de enseñanza y aprendizaje. En pocas ocasiones se muestra a estas instituciones en otras situaciones. Con materiales de archivo, imágenes y fotografías, correspondencia, carteles, recortes de prensa, etc. se nos muestra el comportamiento de la institución universitaria en situaciones de guerra en sentido amplio. Vale la pena hacer un pequeño recorrido.

La presentación corre a cargo de Janis Holder, Archivero de la Universidad y sus colaboradores Susan Ballinger y Barbara Ilie.

Captura de pantalla de una de las imágenes de la exposición

Technorati Tags: , , ,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s