Skip to content

Dos recomendaciones de ‘Redes’

30 junio 2010

De entre la cantidad de programas basura que pueblan todas las cadenas de televisión, de vez en cuando se puede encontrar alguno que debe merecer nuestra atención.

En este caso quiero recomendar dos ediciones de Redes, que dirige y presenta Eduardo Punset. Por suerte, aunque su emisión suele resultar incómoda para muchos, se pueden recuperar de Internet para verlos con todo detalle y tranquilidad.

Los temas de las dos emisiones que quiero recomendar son muy diferentes. El primero de ellos habla de educación. Completa de alguna manera el programa ya emitido que también recomendamos en este blog en enero de este año, cuyo título era: Educar para fabricar ciudadanos. En las últimas décadas se han producido muchos cambios en nuestra sociedad. ¿Han cambiado de igual forma los presupuestos teóricos y los métodos de educación para adaptarse a estas nuevas realidades? El programa alterna una entrevista larga, de fondo, con Robert Roeser, de la Universidad de Portland, con opiniones de profesores y estudiantes de Aula abierta.

Se incide en tener en cuenta la diversidad (por ejemplo la de procedencia de los estudiantes) con lo que hay de común en ellos, como las emociones básicas. El programa transcurre en la escuela, que hay que atender tanto o más que a los estudios superiores. Estos niños llegarán —de hecho ya están llegando— a nuestras aulas muy pronto.

Para ver el programa: Redes, 64: La revolución educativa

La otra recomendación es el programa de Redes que sigue al anterior, el número 65, que lleva como título La nueva cardiología. Trata de mostrar éste hacia dónde se dirige esta disciplina en una situación en la que las enfermedades del corazón van en aumento en todo el mundo.

Punset entrevista a Francisco Fernández Avilés, investigador y cardiólogo del Hospital Gregorio Marañón (Madrid), quien con su equipo y la colaboración de la Universidad de Minnesota, lleva a cabo el proyecto de desarrollar el primer corazón artificial a partir e células madre del paciente que se trata de curar.

Asimismo, de forma muy clara explica la terapia celular que puede utilizarse. Se trata de estimular los nichos de células progenitoras del propio corazón o procedentes de otros órganos o tejidos. Es una solución cuando la terapéutica medicamentosa no es eficaz y cuando tampoco está indicada la intervención quirúrgica.

Se entra algo en lo que se ha dado en llamar los bio-órganos, que tienen gran futuro, pero con los cuales no se ha hecho más que iniciar un camino que sin duda será duro y largo.

Redes es un buen programa de divulgación en el que las cosas se explican de forma muy asequible y que también provoca en quien los ve la reflexión sobre los temas que aborda.

Para ver el programa: Redes, 65: La nueva cardiología

About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 565 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: